Blog de e-park

¿Qué debe tener una buena App para triunfar?

Las aplicaciones móviles se están convirtiendo en algo cada vez más demandado. En este artículo, vas a encontrar los consejos y recomendaciones necesarios para desarrollar una buena app y triunfar con ella. Los ingredientes principales te los adelantamos: imaginación y seguir las pautas que tienes en este post. ¡Vamos al lío!

¿Cómo puedes tener una buena aplicación móvil?

Triunfar con una app no es nada sencillo, hay mucha competencia en el mercado -cada vez más- y debes contemplar algunos factores que harán que tu aplicación móvil destaque y consiga diferenciarse de tu competencia.

Cuando se tiene un negocio, es complicado acertar en el momento oportuno para crear una aplicación. Por eso, antes de hacerlo no solo has de valorar el aumento de clientes, ganancias o ventas, sino que, además, has de pensar qué va a aportar a tus clientes tener una aplicación de tu negocio en su móvil. Corrobora que realmente tus clientes necesitan las funcionalidades y los beneficios que les aportará y que tú también disfrutarás de los que te aporte a ti este proyecto.

Por otro lado, has de saber que una app móvil no solo se necesita cuando tienes un negocio, sino que ella misma puede ser el propio negocio y no un complemento. Algunas de las cosas que necesitas conocer antes de lanzarte son las siguientes:

– Objetivo del proyecto

Para fijar el objetivo del proyecto, necesitas saber para qué quieres esa aplicación, cuál va a ser su función, qué necesidad principal cubre, cuál es el objetivo que persigues con ella o si es una aplicación de uso diario, de un solo uso o de uso ocasional.

Tras analizar estas preguntas, podrás pasar al segundo paso para conseguir una buena app.

– Idea clara

Debes tener la seguridad de que tu idea es viable y de que se puede poner en marcha. Para ello, has de resolver las siguientes cuestiones: ¿puede tu proyecto resolver una necesidad concreta? ¿Quién es tu público objetivo? ¿Qué edad tiene? ¿Cuál es su poder adquisitivo? ¿Realmente tu app necesita todas las funciones que vas a incorporar?

Todas estas preguntas debes poder responderlas y, si al finalizar ves que sí que puedes ayudar a alguien, ya puedes ponerte en marcha con el proyecto, aunque no antes de analizar el siguiente punto.

– Competencia

Ya sabes que una idea clara y definida es fundamental para que el proyecto pueda llegar a buen puerto, pero eso no es todo, necesitas saber si será o no rentable embarcarte en el desarrollo de tener una aplicación móvil de calidad.

Por todo ello, has de realizar un estudio de mercado y conocer el número de personas que están necesitadas de tu aplicación. El planificador de palabras clave de Google puede ayudarte a realizar un pequeño estudio. Conocerás la cantidad de personas que buscan la funcionalidad principal de tu app.

No has de olvidar analizar todas y cada una de las apps que hay en el mercado actual. Puedes tener una idea genial, pero que ya haya sido desarrollada por alguien, aunque tú puedas incorporar mejoras en ellas. Así confirmarás que aportas novedades que realmente son de utilidad a los usuarios.

– Plataformas

Si das por hecho que tu proyecto es viable y que vas a tener una buena acogida en el mercado, debes decidir cuál será la plataforma en la que va a estar dicha aplicación. Las más popularmente utilizadas son Apple (iOS) y Google (Android).

Has de escoger una de estas dos plataformas y conocer si tu usuario es consumidor habitual de Apple, si por el contrario prefiere Android o si utiliza ambas plataformas de manera indistinta. Esto es algo que ya has tenido que perfilar en los objetivos y es muy importante, porque los usuarios de dispositivos iOS tienen una mayor predisposición a pagar por cada app que utilizan. En la plataforma Android, sucede todo lo contrario.

Consejos para crear una buena aplicación móvil y tener éxito

Si has fijado unos objetivos, has definido tu idea y has encontrado al mejor desarrollador para ponerla en marcha, solo te falta tener en cuenta los siguientes consejos para que en el lanzamiento al mercado tengas todo el éxito que persigues.

1. Registro de los usuarios

El registro en la app ha de ser intuitivo y fácil. Esto, si no es tedioso, no supone ningún problema, porque los usuarios suelen estar acostumbrados a ello. El proceso debe ser muy rápido, sin que sea necesario pasar por muchas pantallas antes de crear una cuenta para poder utilizarla, pues, de lo contrario, es posible que tus clientes desistan, se marchen y la desinstalen.

2. Diferenciación

Si ya hay en el mercado una aplicación similar a la tuya, has de ofrecer algo que esa o esas apps no tengan. Es la mejor forma de resaltar las diferencias frente a tu competencia para que los usuarios las conozcan y se decanten por la que has creado.

Lo mejor para ello es analizar a la competencia de manera constante.

3. Alertas y notificaciones para los usuarios

Las alertas se utilizan para avisar a los usuarios de que existe algo dentro de una aplicación que les puede interesar. Estas pueden ser una novedad, una noticia o un simple recordatorio para que vuelvan a utilizar la aplicación.

Las notificaciones recuerdan a los usarios que están ahí y que pueden seguir utilizándolas, pero si estas notificaciones son excesivas se puede crear el efecto contrario y provocar que se desinstalen las aplicaciones.

Normalmente, es opcional el habilitar las notificaciones, pero, si no vas a dar esa opción, debes estudiar muy bien la utilidad que tendrán para una persona y ni cansarles ni quedarte corto. Antes de que un usuario reciba una alerta, pregúntate si realmente la va a necesitar.

4. Actualizaciones

Una vez hayas lanzado la aplicación al mercado, entrarás en una nueva fase en la que será importante tomar nota de las críticas y comentarios que recibe. La tecnología está en evolución constante y los usuarios demandan cambios con mucha rapidez. Esto quiere decir que la aplicación debe actualizarse cada cierto tiempo. Una vez al mes suele ser suficiente.

Recuerda que, en ocasiones, pueden cometerse errores en algunas actualizaciones. Cuando esto sucede, es crucial tomarse en serio las críticas de los usuarios, que te avisarán si esto sucede para que pongas solución con la mayor rapidez posible mediante una nueva actualización.

Cada vez que lleves a cabo algún cambio, cuenta con la opinión de tus usuarios sobre qué les parecen las mejoras que ofreces.

5. Categorías

Tus apps pertenecerán a una categoría. Algunas de ellas, incluso, pueden pertenecer a varias, lo que ayudará a filtrar y optimizar la búsqueda de los usuarios. Recuerda siempre que tus aplicaciones han de estar bien catalogadas para que sea sencillo localizarlas en una búsqueda simple.

6. Back office

La aplicación puede tener un back office, aunque dependerá de su utilización y no es necesario que aparezca en todas las apps. El back office es la herramienta de gestión de datos de la propia aplicación. Desde ahí se introducen nuevos contenidos, se actualizan o se eliminan los existentes.

Esta herramienta suele ser ajena a la aplicación, pero, en realidad, puede diseñarse dentro de ella. Para acceder a esa parte interna suele ser necesario un usuario y una contraseña. Se podrá limitar el acceso a algunas secciones y habilitar varios perfiles para poder acceder.

Ventajas de tener una aplicación móvil que triunfe

  • La usabilidad mejora con respecto a una web, a pesar de que esta pueda estar adaptada al uso de teléfonos o dispositivos móviles mediante el diseño responsive.
  • Si cuentas con una aplicación para el negocio, ahorras tiempo al usuario al evitarle entrar en el navegador y buscarte. Ese ahorro de tiempo se valora muy positivamente.
  • La aplicación puede mejorar considerablemente la experiencia de usuario con tu marca al ofrecer funcionalidades que no va a encontrar en el sitio web.
  • Tu marca siempre estará visible. Cada vez que un usuario desbloquee su smartphone, ahí estarás, incluso aunque no acceda a la propia aplicación. Te servirá para crear y cuidar una buena imagen de marca.
  • Para los usuarios es muy importante la experiencia en el servicio, y esta es mejor en una aplicación que en un sitio web.
  • Una app te da mayor visibilidad, lo que permite que más usuarios te conozcan.
  • Como tu marca aparecerá en más vías de comunicación, se mejorará el posicionamiento de tu web.

En definitiva, tal y como has podido comprobar, hacer una aplicación móvil no es un trabajo arduo, pero sí es largo y requiere constancia e investigación. No puedes dejar nada al azar y es importante que estudies y analices con detenimiento todos los pros y contras que puedes encontrar al desarrollarla.

Con las pautas marcadas en este artículo pretendemos ayudarte a que tengas más claro cómo sacar al mercado una aplicación con la que puedas triunfar. Recuerda no olvidarte nunca de los usuarios, que son los que la utilizarán, hallarán errores que tendrás que corregir y te harán sugerencias sobre qué puedes incorporar para mejorarla. Valóralas todas y tendrás la mejor app del mercado.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.