Blog de e-park

Mejores ciudades para irte de tapas en España

La tapa es un invento genuinamente español. En ningún otro país del mundo existe la costumbre de picar algo mientras te tomas unas cervezas, unos vinos o unos refrescos en compañía de amigos.

Sin embargo, ello no significa que esta tradición hispana desagrade a los turistas. Muy al contrario,quienes visitan nuestra nación disfrutan una tarde de tapeo como el más auténtico español. En un principio, les sorprende. Pero se adhieren rápidamente a esta costumbre.

Con todo, debes saber que no todas las regiones españolas tienen tan arraigado el tapeo. En algunas zonas es inherente a la vida social y pueden degustarse verdaderas maravillas gastronómicas. Por ello, vamos a hablarte de las mejores ciudades para irte de tapas en España.

Ir de tapas en el norte

La cocina del norte de España tiene fama de contundente y no precisamente escasa. Y las tapas ocupan un lugar muy destacado en su gastronomía. En este sentido, debes considerar como tales los pinchos que se elaboran en las localidades del País Vasco. Porque muchos de ellos son tan abundantes y exquisitos que superan a las propias tapas. Por tanto, las mejores ciudades para irte de tapas en el norte son las siguientes:

1. Pamplona

La capital de Navarra es una de las ciudades donde mejor se elaboran los pinchos de los que te hablamos. Y, además, una de las que ofrece una mejor relación calidad-precio tanto en estos como en sus tapas. Añade a ello que cuentan con magníficos vinos para acompañarlos y tendrás la fórmula perfecta para pasar una tarde muy agradable.

Los locales se concentran en unas pocas zonas del casco viejo. Y, entre ellas, una de las mejores es la calle San Nicolás. En esta, tienes locales que son verdaderos clásicos. Toma nota de establecimientos como Baserri, Casa Otano o La Cocina Vasca. En todos ellos puedes degustar delicias como los pimientos del piquillo, la chistorra o las anchoas de Santoña, entre las tapas, así como novedades gastronómicas como la carne de ciervo con hongos y salsa de romero entre los pinchos.

2. Logroño

La capital riojana es otra de las ciudades clásicas para tapear y probar pinchos. La calle por excelencia para hacerlo es la del Laurel, donde encontrarás más de 60 bares. No obstante, también las de San Juan y San Agustín tienen una magnífica oferta.

Lo mismo que te decíamos sobre Pamplona cabe para Logroño. Sus extraordinarios vinos son exquisitos para acompañar una tapa de patatas a la riojana, de champiñones a la plancha o de oreja de cordero. Y buenos sitios para hacerlo son El Soriano, El Abuelo, el Bar Lorenzo, el Pata Negra o El Cid.

3. León

Tan buena como las anteriores es la cocina leonesa. Y la capital de la provincia posee una gran tradición de tapas. Con la particularidad, además, de que muchas raciones se sirven gratis con la bebida. ¿Sabes que fue elegida Capital de la Gastronomía Española en 2018?

Encontrarás la zona de tapeo alrededor de su caso antiguo, en el llamado «Barrio Húmedo». Pero también destacan Eras y el Romántico. En ellos, podrás saborear delicias como los embutidos de la zona, los mejillones tigre o las patatas con pimentón. En cuanto a los locales, visita Miche, El Garbanzo Negro, La Bicha o El Flechazo.

4. Santiago de Compostela

Tampoco se queda atrás en cuanto a calidad la gastronomía gallega. Y Santiago es una de las mejores ciudades para ir de tapas. Pese a ser una localidad turística, la relación calidad-precio es magnífica.

En los alrededores de la propia plaza del Obradoiro tienes multitud de bares para tapear. En ellos, hay un ambiente concurrido y variopinto, ya que se mezclan los nativos con peregrinos y turistas. Locales clásicos son Trafalgar, O Gato Negro, O Dezaséis u Orella. Y, como recomendación, no dejes de probar las empanadas, el pulpo a feira, los guisos o la zorza con patatas.

5. Salamanca

Yendo hacia el sur, debes parar en Salamanca, otra ciudad perfecta para ir de tapas. Los bares se concentran en torno a la Plaza Mayor y la calle Van Dyck. Son de mejor calidad las que sirven en la primera zona. Sin embargo, en esta última son más baratas y también buenas.

Como tierra de cría porcina que es, Salamanca aprovecha el cerdo para sus tapas. Así, no dejes de probar la chanfaina, la jeta o las manitas. Igualmente destacan los callos, el arroz meloso con cordero y todo un clásico: las patatas bravas. En cuanto a los locales en los que tapear, hay muchos, te recomendamos La Viga, Tapas 2.0, El Mesón de Gonzalo o Cuzco Bodega.

De tapas por el centro y el sur de España

Sin duda, en las ciudades del norte de España hallarás magníficas zonas para ir de tapas, pero el centro y el sur les van a la zaga. Comenzando por Madrid, vamos a ir recorriendo contigo este itinerario gastronómico. ¿Nos acompañas?

1. Madrid

La capital de España es una de las ciudades donde el tapeo es más habitual. Tanto es así que los bares de la capital han sofisticado la idea y también ofrecen raciones y medias raciones.

Prácticamente en todos los barrios del centro de Madrid hay rutas de tapas. Merecen tu atención La Latina, Malasaña, Lavapiés, Chamberí o la zona de los Austrias. Entre todas ellas, quizá destaca la calle Ponzano.

Aparte del famoso bocadillo de calamares, un clásico de la capital, te recomendamos probar en ella la tortilla de patata, las croquetas, las gambas a la gabardina, los boquerones en vinagreta, las tostas de bacalao, los chopitos y los champiñones al ajillo.

En cuanto a los lugares emblemáticos en Madrid para tapear, es casi obligado que visites Casa Paco en la plaza Puerta Cerrada; Cervecería Sol Mayor en la calle Postas; Casa Revuelta en la calle Latoneros; La Chata en la Cava Baja y Casa Labra, en la calle Tetuán, con sus «soldaditos de Pavía».

2. Badajoz

De camino a Andalucía, encontrarás Badajoz. Es una ciudad que no tiene demasiada fama en cuanto a turismo, pero sí mucho que ofrecer. Y también en cuanto a lugares de tapas.

De hecho, la mayoría de sus bares ponen una con cada consumición y son bastante abundantes. Zonas de tapeo en la localidad extremeña son el casco antiguo y los barrios de Valdepasillas, Santa María de la Cabeza y San Roque.

En lo que respecta a bares, son clásicos el Plaza de España, la Bodega de la Santina, la Taberna Bigotes y El Callejón de la Plazuela. En ellos hallarás delicias como los productos del cerdo ibérico, la Torta del Casar, los pimientos rellenos de bacalao o el queso de oveja en aceite.

3. Jaén

La ciudad andaluza es otra de esas ciudades donde las tapas son gratis con cada consumición. De hecho, si te tomas más de una bebida, casi habrás comido también porque además son muy abundantes.

Como en casi todos los lugares, la principal zona de tapas se halla en el casco histórico, concretamente en la zonas del Palacio de Villadompardo y de la Basílica de San Ildefonso. Allí encontrarás verdaderos templos de la tapa como La Manchega, considerado el bar más antiguo de Jaén; La Barra; las tabernas Alcocer y Casa Gorrión o El Abuelo.

En ellos podrás saborear delicias como las migas con avíos, la pipirrana (mezcla de cebolla, pimiento verde, huevo, atún, ajo, tomate machacado y aceite), el flamenquín, el paté de perdiz, el queso manchego añejo o el tocino.

4. Sevilla

Continuando en Andalucía, otra visita obligada par disfrutar de tapas es Sevilla. En casi toda la ciudad hallarás magníficos bares donde las sirven. No obstante, los mejores barrios para tapear son La Alameda, el centro, Santa Cruz y Triana.

En la primera zona destaca La Antigua Abacería de San Lorenzo. Y en el resto de la ciudad lugares como La Bodega Santa Cruz, donde te harán la cuenta sobre la barra con tiza, o Álvaro el Perejil, donde venden un magnífico vino de naranja.

Otros clásicos de Sevilla son La Trastienda, La Estrella, El Rinconcillo, el Bar Eslava o La Azotea. Y, entre las delicias que ofrecen, están los buñuelos de bacalao, el guiso de calamares, la melva con pimientos, la carne mechada o los montaditos.

5. Granada

Hemos dejado para el final la ciudad nazarí, porque toda ella es un verdadero templo de la tapa. Recorrer sus bares es sinónimo de comer bien, disfrutar y no gastar casi nada. Porque también allí las tapas son gratis y muy abundantes.

Podríamos decirte que toda la ciudad es lugar de tapeo. Porque hallarás bares para hacerlo tanto en la zona del ayuntamiento o la catedral como en El Albaicín, La Chana, Realejo o Pedro Antonio.

Y, entre los nombres propios, El Minotauro, Los Diamantes, Casa Julio, El Establo, La Pajuana o El Reventaero. Este último es mítico en la ciudad por la calidad y la abundancia de sus tapas.

Respecto a estas, son clásicas en Granada la de pescaito frito, las muy típicas roscas, la de berenjenas fritas, la de rabo de toro, de salmorejo o de huevos rotos.

Como ves, te hemos mostrado algunas de las mejores ciudades para irte de tapas en España. Pero hay muchas más. Por ejemplo, Bilbao, Barcelona o Valencia. De hecho, el tapeo es connatural a la cultura hispana. ¡Buen provecho!

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.