Blog de e-park

Lo que deberías llevar en tu guantera

Como no puede ser de otro modo, cada uno es libre de llevar en la guantera de su coche lo que considere oportuno, pero la lógica y la prudencia parecen indicar que resulta muy apropiado ubicar en este espacio la documentación del vehículo. Junto a ella deberías incluir una serie de objetos que en determinadas situaciones pueden resultarte de gran utilidad.

No te olvides de que es muy importante que su interior esté presidido por el orden; es la mejor manera de evitar episodios de nerviosismo, como los que se producen cuando nos paran los agentes de tráfico y, por el caos existente, no acertamos a encontrar el papel que nos están solicitando.

La importancia de los papeles del coche

Si te para la Guardia Civil, lo primero que te pedirá será el carnet de conducir, y lo más probable es que lo lleves en tu cartera. Pero también es habitual que se solicite algún papel relacionado con la documentación del vehículo, a la que podrás acceder rápidamente si la llevas en la guantera. Es obligatorio llevar los siguientes documentos:

El permiso de circulación del vehículo

Es un díptico de color verde que ha emitido la Dirección General de Tráfico (DGT), que es idéntico para todos los estados miembros de la Unión Europea. Contiene información relativa al vehículo, como la matrícula, la marca, el número de bastidor, la fecha de matriculación, la cilindrada del motor, la potencia, el número de plazas autorizadas y el lugar y la fecha de expedición. Debes llevarlo siempre a mano, porque es el documento que demuestra que el coche que llevas se corresponde con las características que el agente está viendo.

La tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículo (ITV)

Como son documentos de vital importancia, el consejo que podemos darte es que los guardes dentro de una funda de plástico, para que su estado de conservación sea el más idóneo, y porque al iniciar su búsqueda te resultará mucho más fácil encontrarlos.

Lo que ya no estás obligado a llevar es el recibo del seguro ni tampoco el impuesto de circulación municipal, aunque la mayor parte de los conductores lo siguen llevando por costumbre o porque no se fían. Pero nuestro consejo es que te despreocupes de ambos, porque los agentes tienen acceso directo a las bases de datos y pueden comprobar en el instante si estás al corriente de pago.

No llevar el papel de la ITV y el informe de la última inspección solo se sanciona con 10 euros, aunque si el agente advierte que no has pasado la inspección en el plazo indicado tendrás que hacer frente a una multa de 200 euros.

También te costará 10 euros no tener a mano el permiso de circulación, y si el agente llegara a constatar que el coche que conduces carece de la mencionada autorización, la sanción será bastante más elevada, de 500 euros.

Es muy importante es que estés al día con el pago del seguro, porque, aunque ya no sea obligatorio llevar el último recibo, si el guardia de tráfico que te para accede a la base de datos y se cerciora de que conduces sin tenerlo contratado, te espera una sanción que podría oscilar entre los 600 y los 3000 euros, según el tipo de vehículo.

Parte de accidente y otros objetos

Declaración amistosa de accidente o parte de accidente

Nuestro consejo es que siempre figure en tu guantera y que, si por algún motivo no lo tuvieras, lo descargues de Internet y lo imprimas. Llevarlo es necesario, porque en el momento menos pensado puedes tener un choque, y habrá que rellenarlo de mutuo acuerdo con el otro o con los otros conductores implicados.

Un bolígrafo

Tiene mucha más importancia de la que parece, porque el parte amistoso se rellena a mano y, si ninguno de los conductores lleva uno, no se podrá reflejar lo que ha ocurrido y, por lo tanto, no se podrá realizar la pertinente comunicación a las respectivas compañías aseguradoras.

El chaleco reflectante

No tienes que llevarlo obligatoriamente en la guantera, pero has de tener en cuenta que debes tenerlo a mano y no en el maletero, porque en caso de accidente u avería es obligado que te lo coloques antes de bajarte de tu vehículo. Desde el 23 de julio de 2004 es obligatorio para el conductor, aunque por prudencia, nuestra recomendación es que lleves alguno más, porque si se diera el caso de que el coche se averiara en carretera resultaría mucho más seguro que los otros ocupantes pudieran ponerse uno antes de descender.

Un cargador de móvil

Ya no tiene mucho sentido llevar aquellos viejos mapas que tan complicados eran de doblar y que tanto espacio ocupaban. Tampoco es habitual llevar el número de atención al cliente de nuestro seguro para casos de emergencias. Ahora toda esa información va dentro de nuestro smarthphone, cuya carga es preciso preservar, sobre todo si se va a usar como GPS. Para evitar problemas, lo mejor es que dentro de la guantera lleves un cargador rápido porque así siempre podrás estar bien comunicado.

Gafas de sol

Resultan absolutamente necesarias cuando los rayos del sol inciden directamente sobre el conductor. Es muy importante tenerlas a mano en verano, pero también el resto del año. No olvides que disfrutar de la mejor visibilidad posible resulta fundamental para evitar accidentes. Puestos a llevar gafas, lo mejor es que te decantes por las más eficaces, que en este caso serían unas que estuvieran polarizadas.

Gafas graduadas

Si habitualmente utilizas gafas graduadas para conducir, tienes que llevar unas de respuesto en previsión de cualquier imprevisto que pudiera producirse. Si accidentalmente se rompe una patilla o se cae un cristal e incluso si te las dejas olvidadas en el lugar en el que has parado para descansar, resultará altamente peligroso que sigas el viaje sin la ayuda de unas lentes correctoras. Verás muy mal, sobre todo por la noche, y el riesgo de accidente será muy alto. Además, si te para la Guardia Civil, puedes tener un serio problema porque en tu carnet de conducir se especifica que necesitas gafas para conducir.

Un trapo

Su función también es importante, porque hay momentos en los que resultará necesario limpiar la parte interior del cristal delantero. Sobre todo cuando se empaña, algo que fundamentalmente ocurre en invierno o en aquellos momentos en los que por la lluvia se produce una gran concentración de humedad. Se recomienda llevar uno de microfibra, porque es el que da un mejor resultado. De todas formas, para salir de un apuro puede servir cualquier tipo de trapo.

Utensilios por si quedas atrapado

Martillo de emergencia

En caso de emergencia lo puedes necesitar para romper los cristales de las ventanas. Es ideal para las situaciones en las que los ocupantes del vehículo sienten que están atrapados y que no pueden salir del habitáculo como lo harían en una situación de normalidad. Resulta muy similar al que seguro que has visto en infinidad de ocasiones en cualquier transporte público.

Se trata de un objeto muy pequeño pero pesado, cuya cabeza es de metal y además acaba en punta. Lo puedes encontrar en establecimientos especializados y también en Internet, vía por la que es posible adquirirlo por un precio de alrededor de 9 euros.

Es un objeto peligroso que únicamente se debe utilizar en situaciones excepcionales y, para que cumpla bien su función, el lugar más apropiado es la guantera. En cualquier caso, debes cerciorarte de que los niños no lo utilizarán bajo ningún concepto, porque las consecuencias podrían ser nefastas.

Cuchilla para cortar los cinturones

Como sucede con el martillo, se trata de un objeto que entraña peligro y que no debe ser accesible a los menores. La guantera es el sitio más adecuado, porque permite que lo tengas siempre a mano y porque lo normal es que los pequeños no la abran.

Objetos relacionados con tu seguridad y la de quienes te acompañan

Linterna

Será de gran utilidad si tienes un accidente nocturno o una avería y necesitas levantar el capó y echar un vistazo.

Triángulos viales

Son necesarios para avisar al resto de conductores de que nuestro coche está parado en la carretera porque ha sufrido una avería. Por sus dimensiones, lo habitual es llevarlos en el maletero, pero en la actualidad ya se pueden encontrar unos que se pliegan muy fácilmente y que nos caben en la guantera. De esta manera resulta mucho más fácil acceder a ellos, porque eliminamos la incomodidad que supone ponerse a revolver el maletero cuando está lleno porque vamos de viaje con toda la familia.

Kit de fusibles

Son muy importantes, por ser los responsables de que el alumbrado y los indicadores de dirección del vehículo continúen funcionando. Es necesario llevar un juego a mano por si alguno se funde.

Ser previsores

La guantera de tu coche es pequeña, pero tiene capacidad suficiente para albergar en su interior la documentación y una serie de objetos que resultan de vital importancia a la hora de dar una respuesta eficaz ante cualquier situación de emergencia que se pueda producir. Eso sí, debes intentar que haya un mínimo de orden, para que cuando lo necesites puedas localizar lo que buscas en escasos segundos.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.