Blog de e-park

Las cookies y su importancia a la hora de comprar con tu smartphone

A la hora de comprar un smartphone debes tener en cuenta muchas más cosas que las posibilidades que éste te ofrece a la hora de comunicarte con tus seres queridos o de instalar todo tipo de aplicaciones. Una de esas cosas fundamentales es la seguridad. Cuando te conectas a Internet te estás exponiendo al mundo, por lo que deberás navegar teniendo en consideración una serie de pautas que evitarán que los piratas informáticos se apropien de todo tipo de información personal que podría ponerte en un serio aprieto. Por ejemplo, tendrás que borrar de vez en cuando las cookies que tu ordenador o dispositivo móvil acumulan en función de tus sesiones de navegación por la web. Aquí te explicamos qué son, los riesgos que conllevan y cómo eliminarlas para que superes todas tus gaps de tecnología.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son una larga serie de ficheros de texto que tu ordenador y dispositivo móvil (smarthphone o tablet) van creando según navegas por Internet. Por lo general, estos pequeños archivos suelen ser útiles para facilitar tus consultas en la red, aunque hay otros que podrían ser un verdadero incordio.

Lo más normal es que si navegas por Internet se meta una cookie en tu disco duro. En este fichero se especifican diversos datos sobre tu visita, entre los que destacan tus preferencias a la hora de entrar en Internet. Por ejemplo, las cookies nos sirven de ayuda cuando escribimos en la barra de direcciones de nuestro navegador. Si ya hemos visitado el portal al que queremos entrar, aparecerán una serie de direcciones que puedan semejarse a la que estamos escribiendo, hasta el punto de que pueda sugerirnos esa en concreto sin necesidad de seguir tecleando. Como ves, las cookies nos sirven de ayuda en nuestro día a día en internet.

Veamos un ejemplo concreto. Imagina que accedes a una tienda virtual de ropa que te pregunta de dónde eres y cuál es tu idioma para adaptarse a tus necesidades. Una vez completados esos campos, la web se transformará para que tu experiencia de usuario sea lo más positiva posible. Y es que nada sirve que nos ofrezcan envíos exclusivos en Estados Unidos y precios en dólares si residimos en España y nuestra moneda es el euro.

Gracias a las cookies, no será necesario completar esos campos siempre que accedamos a la tienda virtual. Lo mismo puede suceder cuando realicemos un pago online, tanto a través de la web como de apps móviles; o rellenemos distintos formularios, como cuando se presenta la matrícula de la universidad a través del registro digital.

Los distintos tipos de cookies

Los navegadores que puedas utilizar en tu día a día, tanto en tu ordenador como en los otros muchos dispositivos con capacidad de conectarse a Internet, trabajan con distintos tipos de cookies. Son, en concreto, dos. Por un lado, se encuentran las permanentes, que quedan almacenadas en la memoria de tu pc o dispositivo después de cerrar la página del navegador que estés consultando. Un ejemplo de esta cookie sería la del idioma que has elegido a la hora de entrar en una web, que queda almacenado en uno de estos ficheros para que no tengas que introducirlo cada vez que visites ese portal.

Frente a ellas se encuentran las cookies temporales, que son aquellas que se borran de la memoria cuando se cierra el navegador. También se las conoce como cookies de sesión, al funcionar exclusivamente en una sesión de navegación por Internet (sin posibilidad de que las recuperes en un futuro). ¿Un ejemplo? Cuando introduces tu contraseña del correo electrónico, una cookie se encarga de recordársela al ordenador, teléfono móvil o tablet para que no tengas que meterla siempre que accedas a este servicio. Ten cuidado a la hora de configurar las cookies, ya que es posible que algunas webs funcionen mal si las bloqueas totalmente.

¿Son peligrosas las cookies?

Las cookies no son peligrosas, así que no tienes por qué preocuparte. De hecho, sirven para preservar nuestra privacidad en el entorno digital. Lo único que debes hacer es tomar una serie de precauciones, como evitar la instalación de programas creados por terceros cuya identidad desconozcamos o visitar páginas webs de dudosa reputación. Ello podría hacer que nuestro ordenador se contagiase con algún que otro virus que accediese a esta información, poniendo en riesgo nuestra privacidad (aunque es un asunto complicado de llevar a cabo a través de Internet). Eso sí, es prácticamente imposible que una cookie se contagie con un virus. También se debe vigilar quién utiliza nuestro ordenador o dispositivo móvil, ya que es francamente fácil acceder a las cookies desde nuestro disco duro o red local.

En lo que debemos tener cuidado, sobre todo si no queremos que nos bombardeen constantemente con anuncios personalizados, es en las páginas web que visitamos. Numerosas empresas incluyen entre sus herramientas de marketing digital poderosas armas que les permiten introducir cookies en nuestros aparatos para así poder lanzarnos ofertas personalizadas. Por eso es conveniente revisar de vez en cuando los parámetros de confidencialidad de nuestros navegadores y, siempre que nos sintamos agobiados ante tanto anuncio, llevar a cabo un borrado selectivo o total de cookies.

En los últimos tiempos se han venido lanzando diversas teorías que apuntan hacia la posible venta a terceros de este tipo de información, destinada, cómo no, a la comercialización de todo tipo de productos a través de Internet. La personalización en la red supone una gran oportunidad de negocio para las miles de empresas que explotan sus líneas comerciales en la red, por lo que no resultaría para nada descabellado pensar que alguien pudiese estar comprando todas estas cookies para conseguir incrementar sus ventas.

Ajusta el grado de confidencialidad de tus cookies

Si eres una persona preocupada por su privacidad, los distintos navegadores existentes ofrecen una serie de opciones para que ajustes el grado de permisividad de tu ordenador o dispositivo móvil a la hora de almacenar cookies.

Por ejemplo, en el navegador Internet Explorer podrás encontrar en la barra de herramientas (en la zona superior) una pestaña desplegable que lleva el nombre de herramientas. Dentro hallarás las opciones de internet, que contiene una nueva categoría que lleva el nombre de confidencialidad. Aquí es donde podrás administrar las autorizaciones que darás a tu ordenador a la hora de almacenar cookies. Si la desplazas hacia abajo, permitirás que todas las aplicaciones aporten su granito de arena a tu carpeta de cookies. En caso contrario, si subes hacia arriba del todo ese botón, no permitirás que nadie cree ficheros de este tipo en tu disco duro.

Aprende a borrar las cookies de tu ordenador o smartphone

Borrar las cookies de tus distintos dispositivos es una tarea sencilla, muy similar a la de eliminar el historial de navegación por Internet. Para empezar, vamos a explicarte cómo deshacerte de las cookies de tu ordenador. Es cierto que este consejo podría variar en función del navegador que utilices, aunque en la mayoría de casos los pasos a seguir son exactamente los mismos. Para empezar, tendrás que hacer clic sobre la pestaña de opciones de Internet, que deberá emerger en una nueva ventana. A continuación, en la categoría de general, aparecerá la opción de eliminar cookies.

Las cosas cambian un poco en el caso de los smartphones y tablets. Pese a todo, no tienes de qué preocuparte. Como verás, es un asunto muy sencillo de resolver. Vamos a empezar con los dispositivos de Apple, conocidos como iPhone e iPad. En este caso, tendrás que acceder a ajustes. Allí encontrarás la opción de Safari (el navegador predeterminado de iOS), que te permitirá borrar el historial y todos los datos relacionados con tus visitas a los sitios web.

Los pasos a seguir en Android son muy similares. También deberás accedes a ajustes. Dentro te toparás con una sección que se denomina “Apps” o “Aplicaciones”. Si entras en ella, tendrás que ir a la pestaña que indica “todas” o “instaladas”, lo que te permitirá echar un vistazo a todas las aplicaciones que tienes instaladas en tu terminal. Llegados a este caso, dependerá del navegador que utilices. Si optaste por el nativo de Android, su nombre variará entre “Buscador” e “Internet”, aunque también podría ser el caso de que tengas que ir a Chrome, Opera o Firefox (entre otros muchos nombres) si es que usas otro distinto al que traía instalado tu teléfono o tablet. Cuando lo hayas encontrado, haz clic sobre él. En la nueva ventana solo tendrás que darle a “Limpiar caché” para eliminar todos los datos que has ido almacenando durante todo este tiempo. De hecho, esta podría ser la solución a tus problemas de falta de memoria interna.

Como ves, la creación de las cookies tiene una innumerable lista de beneficios para nuestra experiencia como usuarios de Internet, pero también es cierto que debemos cuidarnos mucho de los intereses que muchos terceros pueden tener en la información que nuestros ordenadores y dispositivos móviles van acumulando según navegamos por la red. Con estos sencillos consejos, tu experiencia digital será mucho más segura y dinámica.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.