Blog de e-park

Escapadas fugaces en coche

España, tan grande y tan maravillosa. Muchas veces deseamos viajar a otros países y olvidamos que España cuenta con rincones realmente asombrosos. La mayoría de ellos se pueden visitar en una escapada de fin de semana. Te propones estos planes de fin de semana que no solo no te decepcionarán sino que te dejarán con ganas de más. Desconectar y escapar de la rutina son esenciales para eliminar el estrés y mejorar la calidad de vida. ¿Estás preparado? Carga las maletas en tu coche que arrancamos.

Rutas por España

Proponemos escapadas cercanas, para todos los gustos, para todos los bolsillos y para todo tipo de viajeros. Escapadas que oxigenan, escapadas de mar, de montaña, de turismo rural, turismo ecológico, senderismo, turismo gastronómico y un sinfín de actividades por realizar en tan solo tres días. ¿Te lo vas a perder?

– Altea

Esta localidad alicantina lo tiene todo. Mar, rutas de montaña y una gastronomía sencillamente deliciosa. Altea es elegida por miles de turistas cada año por la gran variedad de actividades que se pueden realizar. Durante el día puedes disfrutar de sus playas o cordilleras. Al atardecer puedes disfrutar de una puesta de sol apreciable desde el paseo marítimo y posteriormente callejear por sus empedradas aceras y estrechos callejones preciosamente decorados y cuidados. Cenar en el casco histórico hará que la jornada se complete a la perfección.

– Trujillo

Extremadura es una comunidad bastante desconocida turísticamente hablando. Sin embargo, la oferta cultural, monumental y gastronómica es no solo amplia sino bastante enriquecedora. De Trujillo partieron Pizarro y Orellana hacía el país suramericano de Perú, hecho que se conmemora en la Plaza Mayor de esta localidad con una estatua que evoca tal hazaña.

Puedes completar la ruta visitando el castillo, las numerosas iglesias de diferentes estilos arquitectónicos, siendo la más famosa San Martín, de estilo barroco, y los restos de la muralla musulmana. Además, también puedes pasar gran parte del día por el Parque Nacional de Monfragüe, donde podrás aprender sobre la flora y fauna más característica de esta región española.

– Pedraza

¿Aún no conoces esta villa Segoviana? Se ha convertido en escenario de diferentes rodajes para cine y series de televisión. Sin duda, la magia que emana de sus antiguas construcciones ha atraído a directores que quieren incluir escenarios medievales en sus producciones. Así pues, está catalogado como uno de los paisajes medievales mejor conservados de toda España.

Pasear por sus callejuelas te transportará a un cuento de hadas. Visitar el castillo es una de las actividades obligatorias de tu paso por Pedraza. Completa la ruta deleitándote con las históricas murallas y portalones en torno a la Plaza Mayor, engalonados estos con escudos heráldicos. Y si todo esto no te termina de convencer, la deliciosa gastronomía terminará por enamorar a tu paladar, por ser de las más exquisitas de la cocina castellana.

– Ribadeo

Si imaginásemos un lugar por el que el paso de los años no se note, y que haya captado la esencia de una época pasada, Ribadeo es una puesta segura. Se encuentra en Lugo, y en ella podrás descubrir reliquias arquitectónicas y monumentales como, por ejemplo, la Capilla de la Trinidad o la Torre de los Morenos. Pasear por su casco antiguo al caer la noche te encantará.

Además, no dudes en completar tu escapada de fin de semana con la visita a la famosa Playa de las Catedrales. Asegúrate de revisar primero el estado de la marea, pues es mejor que pasees por ella cuando la marea esté baja. Así podrás apreciar la inmensidad de sus formaciones rocosas desde abajo. Termina tu ruta realizando un paseo en barca por la ría, y degusta sus famosas creaciones culinarias que enamoran a cualquier paladar.

– Getaria

Si hablamos de la costa norteña de España, escoger entre las numerosas opciones es tarea difícil. Getaria se encuentra en el golfo de Vizcaya. Se trata de un pueblo pesquero que tiene mucho que ofrecer. Su principal fuerte es la gastronomía. Es el lugar ideal para hacer una escapada relax de fin de semana. Pasear por su Avenida Marítima y acudir al Mercado pesquero es toda una tradición entre sus visitantes.

Y, si lo deseas, puedes intentar ver ballenas desde el faro que guarda la bahía. Si lo que te apetece es disfrutar de la naturaleza y el aire limpio, estás de suerte. Hacer senderismo por el famoso Monte de San Antón, sin duda, te oxigenará y podrás disfrutar de unas vistas increíbles. Por último, empápate de historia conociendo el legado de Juan Sebastián Elcano y Cristóbal Balengiaca.

– Catalayud

“Si vas a Catalayud, pregunta por la Dolores”, así dice una de las coplas más famosas de esta ciudad aragonesa. ¿Qué se esconde detrás de esta misteriosa mujer? Descúbrelo en un museo dedicado a ella. Además, trasládate a una época romana al pasear por las calles de Catalayud, pues en ella aún quedan vestigios de una civilización que ocupó gran parte del continente.

Así mismo, la riqueza arquitectónica reside en el compendio de estructuras, monumentos y yacimientos de diferentes épocas y corrientes que convivieron en esta región. Encontrarás el Yacimiento romano de Bilbilis, el Conjunto Fortificado Islámico, muestra del paso del Al-Andalus en la zona, y la arquitectura Mudéjar, declarada Patrimonio de la Humanidad. Y no olvides guardar algo de tiempo para visitar el Monasterio de Piedra, que se encuentra a unos kilómetros a las afueras.

– Santillana del Mar

Santillana del Mar o popularmente conocida como “la Villa de las tres mentiras” se encuentra en Cantabria. ¿A qué se debe ese dicho? Pues a que ni es Santa, tampoco llana y mucho menos tiene mar. Pero, no te dejes engañar, hacer una escapada de fin de semana a esta localidad puede resultar bastante interesante. Casonas, torres medievales, y su joya más preciada: la Cueva de Altamira. Asimismo, disfruta de una deliciosa gastronomía característica de la región.

– Cazorla

No, no hablamos del agua de manantial. Hablamos de esta pequeña localidad a tan solo una hora de Jaén. Su casco antiguo está declarado como Bien de Interés Cultural por la gran riqueza arquitectónica e histórica que posee. Descubre los diversos monumentos, visita el Castillo de Yedra y las ruinas de la Iglesia de Santa María. Aunque para muchos, su principal atractivo es el Parque Nacional, convirtiéndose en el mayor espacio natural protegido de todo el país. En él podrás ver animales en libertad y respirar el aire bajo los pinos más antiguos de Europa.

– Sagunto

Alejado del ruido valenciano, Sagunto es una localidad ideal para hacer una escapada de fin de semana. Aparte del relax que siempre aporta el mar, descubrirás una peculiar historia que se hace palpable en los diferentes yacimientos que se encuentran en esta localidad. Restos de un circo romano, murallas de más de un kilómetro de largo, una Judería, el famoso Castillo, la impresionante Plaza Mayor de estilo gótico y su principal atractivo: el Teatro Romano. Este último está en perfecto estado de conservación y se sigue usando, sobre todo en verano, que acoge a un peculiar festival escénico. Si le sumamos la exquisita gastronomía mediterránea tenemos el plan perfecto.

– Sitges

La gran mayoría de grandes ciudades tienen un lugar cercano al que poder escapar del bullicio de la ciudad. Para los barceloneses es Sitges y no es para menos, porque esta localidad costera tiene mucho que ofrecer. Una larga lista de playas para todos los gustos se distribuyen en su litoral: familiares, nudistas, deportes acuáticos… Cuando el sol cae, pasear por el puerto de Aiguadolç y darte una vuelta por las calles del casco histórico completarán la jornada.

– Sigüenza

Sigüenza, en Guadalajara, presume de formar parte de los lugares más bellos de Castilla La Mancha. Sus monumentos son el reflejo de las diferentes culturas que habitaron en la región. Por ello, al pasear por sus calles te transportarás a una época medieval, a otra renacentista, a otra barroca y a una neoclásica. Maravíllate en cada rincón y contempla la belleza de sus históricas construcciones como el Castillo, la Catedral, el Doncel o la Plaza Mayor.

– Cabo de Gata

El Cabo de Gata, en Almería, es uno de los lugares más bellos de la costa andaluza. El Parque Natural protege una zona de origen volcánico y un paisaje sin igual. Recorre la ruta de los Piratas, comenzando en los Escullos, frente al Castillo de San Felipe. No dudes en visitar el pueblo pesquero de la isleta del Moro, el famoso Mirador de Amatista, la Torre de los Alumbres, el Castillo de San Ramón, la cala de San Pedro y el Playazo. Sin duda, un lugar ideal para relajarse y disfrutar de una exquisita gastronomía andaluza.

En definitiva, España cuenta con lugares sencillamente mágicos y únicos, donde la historia se palpa en los yacimientos y restos arquitectónicos, la mayoría en perfecto estado de conservación. Realizar este tipo de escapada de fin de semana te ayudará a enriquecer tu cultura, a relajarte y a combatir el estrés al escapar de la rutina. Disfruta de cada rincón, conoce la historia y deleítate con la gran variedad gastronómica que hay en el país.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.