Blog de e-park

DriveNow, los vehículos eléctricos del servicio carsharing de BMW

Las nuevas tecnologías, el smartphone y términos como el carsharing han cambiado la forma que teníamos de entender la movilidad urbana para siempre. De esta manera, alquilando coches autónomos por minutos y a un precio realmente ajustado, se han solucionado dos de los grandes problemas que afectan a los conductores actualmente: la preocupación por la contaminación del medio ambiente y por el estado de su bolsillo. 

¿Qué es el carsharing?

El carsharing, vocablo inglés para referirse al uso temporal o préstamo de vehículos, es un concepto que nació hace aproximadamente tres décadas en el centro de Europa, en Suiza. Consiste en alquilar por breves períodos de tiempo un automóvil para moverse por el centro urbano, diferenciándose así de los alquileres de coche habituales que se orientan principalmente a viajes más largos en tiempo y kilometraje. 

La llegada de los smartphones al público masivo hace poco más de un lustro revolucionó este sector al igual que muchos otros. De esta manera, los teléfonos inteligentes reemplazaron a las tarjetas y otros sistemas utilizados para abrir y alquilar los coches, haciendo de esta manera mucho más intuitivo, fácil y cómodo el servicio del carsharing.

La irrupción de car2go

Una de las empresas que mejor y más rápido supo adaptarse a este nuevo orden mundial fue car2go. Esta empresa, filial de la alemana Daimler AG (compañía automovilística responsable de marcas como Mercedes-Benz, Maybach o Smart), ha logrado situarse en lo más alto del ranking de la movilidad sostenible gracias a su sencillo sistema de alquiler y a su flota de vehículos, de la marca Smart, con más de 14.000 coches autónomos distribuidos en treinta ciudades de ocho países (Alemania, Austria, Canadá, China, España, Estados Unidos, Holanda, Italia y Suecia). Así, lo que comenzó en 2008 con un pequeño servicio de alquiler en Ulm (Alemania) y Austin (Estados Unidos), ha superado la cifra del millón de abonados a lo largo de todo el mundo. 

El protagonismo de los vehículos eléctricos

Una de las características más destacables de car2go es que, dentro de su amplia flota de automóviles, aproximadamente 1.650 son vehículos eléctricos, o lo que es lo mismo, vehículos ecológicos que, además, se benefician de algunas ventajas impulsoras de los gobiernos hacia este tipo de coches. Por ejemplo, en la capital de España, Madrid, los Smart ForTwo de car2go pueden aparcar en cualquier parte del centro (de hecho, su estacionamiento está actualmente limitado al interior del anillo de la M-30) sin necesidad de tener que pagar ni un euro por el aparcamiento en zonas de estacionamiento regulado, ahorrándose así tanto conductores como la propia empresa el ticket del parquimetro. 

La irrupción de BMW en el carsharing

La respuesta de la también alemana BMW a car2go y demás empresas especializadas en el ámbito del carsharing tiene nombre propio: DriveNow

Este servicio nació en Alemania en 2011, concretamente en la capital de Bavaria, Múnich, donde la empresa automovilística tiene su sede central. Tras constatar con experiencias propias el éxito de DriveNow, BMW se lanzó a la conquista del resto del país germano estando presente en sus principales ciudades: Colonia, Düsseldorf, Hamburgo y, como no podía ser menos, Berlín. Además, expandieron sus horizontes y objetivos más allá de las fronteras alemanas, asentándose en ciudades europeas como Bruselas (Bélgica), Copenhague (Dinamarca), Estocolmo (Suecia), Londres (Reino Unido) o Viena (Austria). La última metrópolis del viejo continente en adoptar DriveNow es Milán, que desde mediados de este mes de octubre disfruta de este servicio. 

Próximamente en España

Además, DriveNow también ha vuelto a probar suerte en Estados Unidos, donde tuvo que cesar su actividad en San Francisco por un período de cinco meses, aunque en esta ocasión lo hará con otro nombre, ReachNow, y en otras ciudades distintas: Seattle (Washington) y Portland (Oregón). Aparte de su andadura norteamericana, BMW está estudiando muy seriamente la posibilidad de implantar DriveNow en España, visto el éxito que ha tenido en Madrid el servicio de car2go, que lleva funcionando desde finales de 2015 y que ha alcanzado en la ciudad madrileña el récord de mayor número de clientes por coche

El tamaño importa

Aunque en ocasiones se trate de negar por activa y por pasiva, es bien sabido por todos que, en algunos aspectos, el tamaño sí importa. 

Al menos es lo que debió pensar desde Múnich la cúpula directiva de BMW cuando surgió la idea de DriveNow, ya que su principal característica diferenciadora con respecto a otros competidores es el tamaño y calidad de sus vehículos.

De este modo, la compañía automovilística apostó por una gama variada de vehículos disponibles para su alquiler temporal pero siempre de un tamaño superior a los Smart ForTwo utilizados por su principal competidor, car2go.

Así, puedes encontrar en su catálogo diversos modelos, que van desde el clásico BMW Serie 1, deportivo y compacto, hasta el amplio y lujoso BMW Serie 2 descapotable, pasando por varios modelos MINI (como el Clubman, el MINI tres o cinco puertas e incluso también modelos descapotables). También ofrecen dos modelos de vehículos eléctricos (pues los anteriormente mencionados tienen un motor de gasolina): el BMW i3 y el BMW i3 REx (más grande que el anterior). Estos dos vehículos ecológicos componen el 20 % del total de 4.000 coches que conforman la flota de DriveNow. Esta es empleada por aproximadamente 600.000 clientes actualmente, aunque las previsiones de BMW estiman que para 2020 se eleven hasta el millón de clientes en todo el planeta. 

Fácil, cómodo y económico

BMW y DriveNow han captado e interiorizado a la perfección tres de los pilares del carsharing: que sea fácil de utilizar, que resulte cómodo y que los precios sean económicos y asequibles. 

De esta manera, disfrutar de un BMW de alta gama o de un MINI descapotable durante una mañana de compras o para recoger un familiar en el aeropuerto es algo que puedes conseguir hacerlo realidad siguiendo estos…

Cuatro sencillos pasos:

1. Registro en DriveNow. Es necesario que te registres, bien sea a través de la web o de la aplicación móvil, en la base de datos de DriveNow (incluyendo documentos como el carnet de conducir); te pedirán una única vez para completar el registro y darte de alta como cliente el pago de 29 €.

2. Encontrar un coche. A través de la app, en cualquier dispositivo (smartphone, tablet, PC…), es posible encontrar el coche más cercano a tu posición (si haces uso de la geolocalización) o al lugar que tú decidas, para de esta manera reservarlo (durante un período gratuito máximo de 15 minutos o 10 céntimos/minuto hasta un máximo de ocho horas).

3. Conducir. El famoso eslogan de BMW preguntaba si te gusta conducir, y ahora con DriveNow tienes la posibilidad de demostrar que sí, que te encanta conducir. Sobre todo, que adoras circular en uno de sus coches por un precio que oscila entre los 31 y los 34 céntimos de euro por minuto, ahorrando una gran suma de dinero en combustible y lo que es mejor, olvidándote de quebraderos de cabeza a la hora de aparcar.

DriveNow ofrece también la posibilidad de adquirir online paquetes de minutos y otro tipo de ofertas (como por ejemplo, vales descuento en alquileres de coches Sixt) que a la larga pueden hacer aún más económico y rentable el uso y disfrute de este servicio.

4. Aparca, termina el alquiler… y disfruta. Así de simple, estaciona tu vehículo en cualquier sitio en el que sea legal (zonas de parquímetro inclusive) y olvídate del ticket del aparcamiento: va todo incluido en el precio. No olvides finalizar tu alquiler a través de la aplicación para que otro usuario pueda disfrutar de las ventajas de DriveNow. 

Por descontado, además de seguir estos cuatro pasos también deberás respetar y seguir al pie de la letra los términos y condiciones de DriveNow, que incluyen penalizaciones en caso de perder la tarjeta del combustible o estacionar en lugares prohibidos (50 € en ambos casos).

BMW y Sixt, garantía de éxito

Si bien es cierto que pese a sus inmejorables cualidades DriveNow tendrá complicado despojar a car2go del trono del carsharing, es igualmente cierto que la alianza que han formado BMW y Sixt es un valor seguro de cara a alcanzar sus objetivos. El hecho de que Sixt, empresa alemana de alquiler de coches, esté presente en más de 100 países a lo largo del globo, permite creer en una inexorable expansión de DriveNow por todo el mundo.

Además, la solvencia económica que presentan ambas compañías favorece el progresivo aumento del número de vehículos de la flota de DriveNow, así como un mayor número de mejoras en la usabilidad de la aplicación y la aparición de distintas ofertas para captar y fidelizar a los usuarios del servicio. 

Beneficiados, todos los usuarios

Viendo la carta de presentación del resultado de la unión de estas dos empresas, DriveNow, y observando otras ofertas que encontramos en el mercado, parece sencillo aventurar que los principales beneficiarios de esta sana competencia por el liderato en el mundo del carsharing seremos los usuarios, que cada vez encontraremos nuevas prestaciones y precios más ajustados a nuestras necesidades, y, principalmente, el medio ambiente, que verá cómo se reducen las emisiones de CO2 al haber una menor cantidad de vehículos circulando por las calles del mundo entero. 

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.