Blog de e-park

Almacenamiento de datos en internet

Desde el surgimiento de las computadoras y con el auge que han tenido las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en los últimos tiempos, el hombre ha asumido el desafío de inventar o perfeccionar dispositivos y mecanismos que le permitan guardar de forma segura los datos.

El incremento del volumen de información que manejan diariamente las empresas contribuyó al desarrollo de servicios que les facilitaran la ampliación de las capacidades de almacenamiento de sus terminales interconectados a sus redes locales. De esa actividad, precisamente, surgen los mayores retos actuales en materia de almacenamiento de datos en Internet.

La gestión de este gran volumen requiere distintos servicios online que posibilitan ampliar la capacidad de almacenamiento de una computadora personal que esté conectada a la red. De esta manera se logra crear un espacio físico que no pertenece a un dispositivo determinado; no obstante, el mismo puede ser utilizado por los usuarios que estén conectados a la nube para guardar o acceder a determinada información.

En la actualidad, es muy común que, al emplear el término almacenamiento en red o almacenamiento de datos en Internet, todos entendamos que se está hablando sobre los servicios de la nube. Sin embargo, vale la pena recalcar que el concepto de almacenamiento en Internet, además del almacenamiento en la nube, abarca otras alternativas.

¿Qué es el almacenamiento de datos en Internet?

Se entiende, entonces, por almacenamiento en Internet la creación de nuevos espacios de almacenamiento que no pertenecen al disco duro de las computadoras que están conectadas a una red. Por lo tanto, como usuario de la red, a través de tus dispositivos, podrás usar estos nuevos espacios para gestionar (guardar, crear, modificar o eliminar) tus datos.

De esta forma, el almacenamiento de datos en red está relacionado con la ampliación de la capacidad de almacenamiento de una computadora o de los dispositivos que pertenecen a una red determinada, siempre y cuando a este almacenamiento tengas acceso a través de la red local.

Las organizaciones y las personas utilizan diferentes plataformas para el almacenamiento de sus datos. De forma sencilla, puede entenderse el asunto como la conexión de nuevos discos duros en una red. A estos pueden acceder los ordenadores que están conectados a dicha red para gestionar su información.

Además del almacenamiento de tu dispositivo, como usuario tienes acceso a un almacenamiento adicional, el cual es compartido por todos los dispositivos conectados a la red local.

Sistemas de almacenamiento en red

Existen, principalmente, tres sistemas de almacenamientos en red, que son: el almacenamiento conectado en red (NAS, por sus siglas en inglés), el almacenamiento de conexión directa (DAS) y la red de área de almacenamiento (SAN). A continuación te detallamos en qué consisten estos sistemas.

Sistemas de almacenamiento NAS

El Network Attached Storage, o almacenamiento conectado en red, es un sistema de almacenamiento que incorpora un esquema propio de conexión y de tratamiento de las peticiones que hacen los usuarios para acceder a la información. Por lo tanto, no necesitas servidores para que te funcione en una red local.

Esta es una de las razones por la que algunos usuarios y empresas pequeñas los utilizan, pues permite almacenar de forma ordenada la información, así como respaldarla mediante la creación de copias de seguridad. Unido a ello está el hecho de que verás que la configuración del sistema resulta sencilla, por lo que puedes implementarlo en pocos minutos aunque tengas poca experiencia.

El principio de funcionamiento de los sistemas de almacenamiento NAS es el siguiente: estos son conectados al punto de acceso de la red (router). Para el acceso a los datos se emplea el protocolo TCP/IP. Una vez configurado puede accederse desde todos los puntos de la red usando un navegador.

Dentro de la red, tienen identificación y dirección únicas, por lo que son independientes de esta. Cuentan con un sistema operativo propio (generalmente una versión de Linux). Sus potencialidades y funciones varían según su precio. Además, se pueden añadir o inhabilitar sus funcionalidades.

Entre las acciones que permiten llevar a cabo está la realización automática de copias de seguridad y de descargas desde las redes P2P o vía Torrent. Asimismo, pueden ser empleados como servidor multimedia, servidor FTP, servidor de impresión y hasta como servidor web.

Sistema de almacenamiento DAS

En el Direct Attached Storage, o sistema de almacenamiento de conexión directa, se hace necesaria la existencia de un servidor para gestionar el acceso a los datos, en el cual se conectan uno o varios discos duros. Teniendo acceso a la red local visualizarás el espacio de almacenamiento que te proporciona el sistema como si se tratara de un dispositivo que estuviera conectado a tu computadora.

La configuración de este sistema de almacenamiento suele ser bastante sencilla para los usuarios particulares. Haciendo una analogía, puede decirse que al usar un sistema de almacenamiento DAS tienes la misma experiencia que distingue al conectar una unidad de disco duro externa a una computadora o laptop.

Al conectar un dispositivo de almacenamiento DAS a un servidor visualizarás en el explorador de archivos del ordenador un nuevo espacio de almacenamiento. Solamente se diferencia con la unidad de disco externa en que este sistema posibilita concatenar el almacenamiento de varios discos duros mediante la ejecución de un sistema RAID que incrementa a gran escala la capacidad de almacenamiento y la velocidad de acceso a los datos, así como la seguridad de la información almacenada.

Ejemplo práctico

Puedes obtener un sistema de almacenamiento en red si conectas una unidad de disco duro externo o un pendrive al router de la red, siempre y cuando este disponga de puertos USB. Al realizar esta operación se transformará la unidad externa en un disco de red.

Para completar la configuración del sistema tienes que activar en el menú de configuración del router la opción crear una nueva unidad de red en tu equipo. Al completar exitosamente estas acciones los equipos que estén conectados a la red local tendrán acceso al contenido del dispositivo conectado al puerto USB del router.

Sistema de almacenamiento SAN

El Storage Area Network o red de área de almacenamiento tiene algunos aspectos en común con el sistema DAS. Precisamente, el sistema SAN se considera una evolución de este.

Este sistema de almacenamiento presenta una arquitectura más compleja que los que te hemos explicado anteriormente. De igual manera, a los usuarios particulares les resulta más trabajoso realizar su configuración, su gestión y su mantenimiento. Por esta razón es menos usado por estos, pero en las grandes empresas tiene gran aceptación.

Con este sistema de almacenamiento en red se interconectan múltiples discos duros a una controladora. Esta se encarga de concatenar sus capacidades, lo que da lugar a la creación de un espacio único de almacenamiento. El siguiente paso es conectar a un servidor el sistema con el propósito de llevar a cabo una correcta manipulación y gestión de los datos que se almacenan en este espacio común. Para que todo esto tenga lugar es necesario realizar la conexión del sistema a la red local.

El sistema SAN, aunque tiene un coste inicial de implementación alto, es ampliamente usado por empresas grandes, pues una vez instalado proporciona flexibilidad y escalabilidad elevadas. Por ello es posible modificar y ampliar su espacio de almacenamiento siempre que sea necesario. Además, con este sistema se optimiza de mejor forma la capacidad de almacenamiento de los datos, pues el espacio que no es usado por una persona puede ser aprovechado por otra.

Al mismo tiempo, te brinda la posibilidad de crear en diferentes ubicaciones geográficas, centros de datos que finalmente tributen a la misma unidad, de forma que se minimiza el riesgo de pérdida de información por la ocurrencia de alguna catástrofe natural o de otra índole.

El sistema SAN posibilita que las personas accedan a la misma información sin importar la ubicación geográfica que tengan. Por lo tanto, los trabajadores de una empresa que posea sucursales en diferentes países pueden estar trabajando en paralelo y estar accediendo a los mismos datos, sin importar el lugar donde estén situados sus centros de datos.

Los sistemas SAN y el almacenamiento en la nube

Los sistemas de almacenamiento en red SAN permiten aumentar ilimitadamente el espacio de almacenamiento de un servidor. Además, una vez implantados permiten el acceso al personal autorizado desde cualquier lugar. Estas ventajas son utilizadas para respaldar los servicios de almacenamiento en la nube.

De este modo, al usar la nube los usuarios tienen la posibilidad de almacenar y acceder a información mediante Internet, sin utilizar el disco duro de su ordenador; una persona se conecta desde cualquier país y consigue acceder virtualmente a un espacio de almacenamiento que, físicamente, está distribuido en numerosos centros de datos ubicados en diferentes lugares.

En resumen, podemos decirte que el almacenamiento de datos en Internet hace referencia al empleo de sistemas que permiten la creación de un espacio externo de almacenamiento que ofrece acceso a los ordenadores conectados a una red local. Existen diferentes tipos de sistemas de almacenamiento de red. De estos, los servicios en la nube se sustentan en las ventajas que proporciona el sistema SAN.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.