Blog de e-park

Videoclips famosos con coches

La música y los coches siempre han estado relacionados. Bien sea porque los une el dinamismo, el ritmo y la belleza o bien porque a la mayoría de los conductores nos encanta escuchar canciones mientras hacemos kilómetros. Además, los coches han sido, socialmente, un indicador de estatus y fuente de pasiones.

Un buen número de coches resultan admirables, estética y funcionalmente, lo que conlleva que una parte del público se emocione al verlos.

Por otra parte, forman parte de la vida. Nos rodean, nos acompañan, convivimos con ellos a diario y, en buena lógica, han pasado a estar presentes en nuestra historia. Teniendo en cuenta que los videoclips musicales no hacen otra cosa que ilustrar canciones o música en general con imágenes capaces de narrar historias humanas que emocionan, parece lógico pensar que hayan sido protagonistas en un buen número de ellos.

Así, es. Algunos vídeos musicales, actuales y pasados, han convertido los coches en protagonistas referentes. En ocasiones han desempeñado un protagonismo capital en el conjunto narrativo. Otras veces se han limitado a prestar su imagen para embellecer algunos planos. También, en determinadas ocasiones, se han convertido en atrezzo o escenario fundamental de coreografías, bailes y otras singularidades.

En este artículo queremos hacer un recorrido por la historia de los videoclips para rescatar y agrupar aquellos en los que los automóviles han tenido un papel destacado. Evidentemente, no están todos los que son, ya que sería imposible abarcar tantas y tantas posibilidades en un espacio limitado como es este, pero, desde luego, sí son todos los que están. ¿Quieres conocer ya cuál ha sido nuestra selección?

Cinco videoclips históricos de coches para abrir boca

Gorillaz: Stylo

Esta banda alternativa de rock electrónico presentó en enero de 2010 su cuarto disco, titulado Plastic Beach. Para lanzarlo eligió el sencillo Stylo, cantando por Mos Def y Bobby Womack. La grabación de este vídeo musical tuvo lugar en California (Estados Unidos), en unos parajes desérticos y con una producción muy atractiva.

La presencia de Bruce Willis, el reconocido actor norteamericano protagonista de la saga de películas La jungla de cristal, aportó notoriedad y glamour al videoclip, en el que interpreta a una cazarrecompensas. Junto a él destaca la presencia de dos coches Chevrolet más que llamativos: un Camaro SS, fechado en 1969, y un El Camino SS, de 1968. Además, interviene un tercer vehículo, esta vez un coche de policía Dodge Coronet del año 1972.

El resultado es un espectáculo audiovisual enormemente sugerente.

David Guetta: Dangerous

El llamativo título de este tema del mítico creador musical internacional se ve refrendado por esta cinta plena de intensidad, velocidad y espectáculo. Fue rodado en España, concretamente en circuito de Fórmula 1 de Jerez, y cuenta la historia de dos pilotos que comparten emociones, adrenalina y mucho más.

El equipo Lotus Renault colaboró en el rodaje, lo que ha aportado un alto nivel de realismo y veracidad a sus secuencias, al tiempo que el mítico Romain Grosjean aparece en las últimas escenas en un cameo especial.

Rihana: Shut Up and Drive

La mundialmente famosa Rihanna dedicó esta canción, de título evidente (Cállate y conduce), al mundo del motor. Su letra hace referencia explícita a varios modelos de vehículos, entre los cuales destaca el Cadillac 1957. En un garaje plagado de vehículos legendarios y espectaculares, la artista canta y baila junto a su cuerpo de coreografía. También las carreras ilegales adquieren protagonismo en sus secuencias.

Grabado en la capital de la República Checa, Praga, uno de los momentos culminantes es cuando la cantante aparece conduciendo un incomparable Ferrari F430. Si te gustan el motor y esta artista, el erotismo de esta producción es innegable.

Jamiroquai: Cosmic Girl

Lo más impresionante de este audiovisual no es el ritmo dinámico de la canción y las imágenes ni los bellos escenarios que se recorren durante el rodaje. Lo más llamativo, sin lugar a dudas, son los tres legendarios coches que se suceden en la carretera. Un Lamborghini Diablo SE30, un Ferrari F355 y un Ferrari F40, todos ellos imponentes.

Esta canción pertenece al álbum Travelling without Moving de este grupo inglés de funk. Escrita por Jay Kay, se publicó en 1996 y su videoclip se rodó en el Cabo de Gata durante un fabuloso amanecer. La velocidad, las carreteras sinuosas, las puestas de sol y las imágenes que irradian adrenalina evocan la atmósfera de un rally y, sin lugar a dudas, ofrecen un impacto extraordinario para los amantes de los coches. Si es tu caso, no te pierdas este audiovisual de cuatro minutos.

Audioslave: Show me how to live

Con la trama de una persecución policial, este grupo estadounidense presentó visualmente esta canción, incluida en su disco de 2003. Los integrantes de una banda son perseguidos por los agentes y, en el trayecto, vuelcan varios coches, entre ellos un Jaguar T-Type y un coche patrulla.

El vocalista del grupo, Chris Cornell, conduce el Dodge Challenger blanco que está inspirado, más bien copiado, en el que apareció en la película Vanishing Point.

Más vídeos musicales con coches

Robbie Williams: Supreme

Para lanzar el tercer sencillo de Sing When You’re Winning, su álbum de 2000, el autor e intérprete de esta canción decidió hacer un homenaje al piloto de Fórmula 1 Jackie Stewart.

Mediante efectos digitales y utilizando imágenes reales de las carreras de este piloto, el propio Williams se convierte en su rival en el circuito, contribuyendo a crear un vídeo verdaderamente mítico, un clásico que no deberías dejar de ver.

Mr. Mister: Broken Wings

Publicada en 1985 como sencillo y con un sugerente título que podría traducirse al español como Alas Rotas, se trata de la balada más popular del grupo.

El videoclip está producido en blanco y negro y, durante sus imágenes, el cantante Richard Page circula con un Ford Thunderbind del año 1959. Un modelo adelantado a su tiempo que incluía dos motores V8 y alcanzaba los 300 caballos.

Kavinsky: Protovisión

A principios de diciembre de 2012 se publicó en Vimeo, y después en Youtube, este audiovisual en el que el cantante, Kavinsky, intenta huir de un detective de la Policía. La pugna entre los dos respectivos vehículos, un Ferrari Testarrossa del 86 y un Ford Mustang del 74 es uno de los principales alicientes de esta producción musical.

OK Go: Needing Getting

Un Chevrolet Sonic es el vehículo que protagoniza este audiovisual en el que el vocalista, Damian Kulash, y el resto de los integrantes de la banda van haciendo ruidos con objetos y melodías con diferentes instrumentos musicales.

Es, sin género de dudas, el vídeo más creativo de la banda y uno de los más imaginativos que se han realizado a lo largo de la historia de la musica.

Sammy Hagar: I can’t drive 55

Dentro del género heavy rock de los ochenta, este tema fue, en realidad, una canción protesta contra la Ley Nacional de Velocidad Máxima de Estados Unidos, la cual prohibía circular a más de 90 km/h.

Grabado en Santa Clara, en el estado de California (más concretamente en Santa Clarita), el vocalista conduce un vistoso Ferrari BB512i antes de ser perseguido por la Policía. Como estás comprobando, las persecuciones y huidas policiales son un elemento recurrente en estos videoclips de coches.

Como curiosidad, conviene destacar un percance que sufrió el vehículo durante la grabación del vídeo: Sammy Hagar quemó el clutch del mismo y se vio obligado a desembolsar 5800 dólares por la reparación, así como a terminar el rodaje utilizando un Ferrari 308 GTB.

Metallica: Fuel

Este es otro de los grandes temas míticos de la banda, incluido en el álbum ReLoad que se lanzó en 1998. El tema del audiovisual son diferentes muscle cars que participan en carreras callejeras al ritmo de la canción, mientras queman neumáticos.

Más temazos sobre coches

No queremos terminar este artículo sin hacer mención a algunos grandes temas de la música que hablan sobre coches, aunque sus videoclips no hayan tenido tanta visibilidad e impacto. Es el caso de la canción See You Again, que Wiz Khalifa interpreta junto a Charlie Puth, con la cual se cierra la película Fast and Furious de 2015.

Por otra parte, el grupo australiano Puretone decidió rendir tributo con el videoclip de su canción Addicted to Bass a la película Mad Max. Para ello utilizaron algunos de los coches y escenarios empleados en ella, en la que Mel Gibson asumió el papel protagonista. La canción está genial y el video musical, bastante conseguido.

Y para terminar con este recorrido, Pedal To The Metal, del canadiense Kazzer, es una canción potente y atractiva, que fue elegida como tema musical del remake cinematográfico de la película The Italian Job, realizado en 2003.

Como has podido ver, el cóctel formado por la música, los autos y los audiovisuales nos ha dejado, a lo largo de la historia, magníficos regalos creativos de estilos, épocas y concepciones completamente diferentes.

Si eres de los que comparten estas aficiones, anímate a visionar estos vídeos musicales y a recomendar este artículo en tus redes sociales. Tus amigos te lo agradecerán.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.