Blog de e-park

Todo lo que debes saber sobre los patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos son cada vez más populares, prueba de ello es que están inundando las calles de todas las ciudades. Este dispositivo te permite desplazarte con comodidad y sin esfuerzo.

Con este medio de transporte evitarás los atascos y tus desplazamientos serán más divertidos, ágiles y, sobre todo, ecológicos.

¿Qué es el patinete eléctrico?

El patinete o scooter eléctrico es un aparato plegable que no tiene nada que ver con un monociclo o una bicicleta, excepto en que todos llevan ruedas. Con un aparato de estas características puedes recorrer una gran distancia a una velocidad aceptable, por lo que resulta perfecto para la rutina diaria a cualquier edad.

La calidad de las ruedas puede variar de un modelo a otro, ya que las hay hinchables, de goma y con o sin válvula interna. Dependiendo de la funcionalidad y modelo del aparato las ruedas serán distintas.

Ventajas de los patinetes eléctricos

Si tienes dudas acerca de por qué deberías comprar un patinete eléctrico para moverte por la ciudad, presta atención a los beneficios que te puede ofrecer:

– Plegable.

Este factor es relevante, aunque solo se aprecia su importancia cuando se utiliza, puesto que brinda mucha comodidad a la hora de transportarlo o de guardarlo.

– Ahorra tiempo.

Si dispones de un patinete eléctrico reducirás el tiempo que tardas en ir al trabajo, al centro comercial o al supermercado. A su vez, controlarás la velocidad a la que te desplazas para poder disfrutar del paseo si así lo prefieres.

– Diversión.

Con un patinete eléctrico dejarás atrás toda la monotonía de camino a cualquier lugar. Pero la diversión no debe reemplazar a la seguridad y la concentración, por lo que ten cuidado con los peatones y el resto de vehículos cuando circules por la ciudad.

– Rapidez.

Si comparas la velocidad máxima a la que puedes ir a pie y a la que irás en un patinete eléctrico, exisrte un abismo. Acortarás cualquier desplazamiento considerablemente, con lo que disminuirá tu estrés y vivirás un poco más relajado.

Al no tener que salir con tanta antelación para acudir a cualquier tipo de cita, podrás tomarte con más calma cada instante.

– No necesitarás utilizar el transporte público.

Muchas veces, cuando viajas en metro o en autobús, especialmente en las horas punta, estos medios de transporte están repletos de gente y presentan inesperados retrasos. Por suerte, el patinete eléctrico te previene de depender de ellos aunque no dispongas de un coche o moto para salir con tus amigos.

– Bajo consumo eléctrico.

La electricidad es uno de los gastos que más preocupan a todas las familias y bajo ningún concepto nadie quiere elevarlo. En este sentido, los patinetes eléctricos no hacen que esto suceda, dado que su consumo es mínimo. El consumo será mínimo.

Si este punto es una de tus mayores preocupaciones para adquirir este aparato, no lo dudes y cómpralo.

Desventajas de los patinetes eléctricos

A pesar de todas las ventajas mencionadas, estos aparatos no son perfectos. Para que aciertes en tu decisión, también debes conocer estos pequeños inconvenientes:

– Peso.

Algunos modelos pueden ser muy pesados, aunque por regla general no lo son. Esto puede suponer una dificultad para su transporte y a la hora de sacarlo o guardarlo.

– Precio.

Existe una gran oferta en el mercado, lo que facilitará que halles modelos por debajo de los 200 euros. Todo depende de las características que busques.

– Se hace menos ejercicio.

Esta es una de las desventajas más acuciadas, porque sustituimos desplazarnos andando por hacerlo de este modo. Si andar es la única actividad que realizas, quizás no sea una buena idea.

– ¿Está regulado?

Hace ya un tiempo que los patinetes están en circulación, pero eso no significa que estén regulados en todos los países.

Legislación en España para el patinete eléctrico

En las capitales de provincia todavía no existe una legislación como tal para regular los patinetes de uso urbano. Debido al avance de la tecnología, es complicado hacer una regulación para todos los modelos del mercado y, por ello, hasta hace unos meses todo pendía de un hilo.

En ciudades como Barcelona y debido a la cantidad de negocios relacionados con el paseo de grupos turísticos y el alquiler de patines eléctricos, que comienzan a representar una clara molestia para los peatones, se ha decidido clasificarlos en dos categorías diferentes.

Hasta este último año estas regulaciones estaban en un “limbo legal”. De momento, solo el ayuntamiento de Barcelona parece haberse puesto las pilas para dar el paso de regular el uso de este dispositivo. Al menos, ha hecho pública una normativa.

· Categoría A

Son patinetes pequeños, hoverboards y monopatines que no superan los 25 kilogramos de peso, tienen una anchura máxima de 60 centímetros, una longitud máxima de un metro y su velocidad máxima es de 20 kilómetros por hora.

La normativa señala que pueden circular por zonas peatonales y parques públicos como máximo a 10 kilómetros por hora y por los carriles bici contiguos a la calzada y a la acera. Es recomendable utilizar luces, timbres, casco de seguridad y contar con un seguro de responsabilidad civil.

Para conducirlo se necesita tener como mínimo 16 años y está prohibido circular con ellos por aceras peatonales, calzadas normales, zonas ajardinadas o donde se prohíban de forma expresa.

· Categoría B

En esta categoría encontrarás los segways, patinetes y plataformas eléctricos y patinetes de mayor envergadura. Su peso máximo es de 50 kilogramos, su anchura máxima de 80 centímetros, su longitud no supera los 1,9 metros y tienen la misma velocidad máxima que los anteriores.

Si cometes una infracción se te requerirán los datos del aparato para constatar su uso y tu DNI para comprobar tu edad. Las sanciones oscilan entre los 100 euros y los 500 euros en las infracciones graves.

Consejos de compra

Antes de comprar un patinete eléctrico debes atender a las características que te mostramos a continuación y, a partir de ahí, valorar las mejores ofertas del mercado:

– Credenciales del fabricante.

Si es, por ejemplo, una empresa como Xiaomi, ya sabes que se trata de una empresa de reputación que vende en todo el mundo y que fabrica en el continente asiático. Dedica unos minutos a comprobar la reputación de la firma en el mundo de la tecnología y de los patinetes electrónicos.

– Calidad de la batería.

Hay diferentes baterías de litio y algunas de ellas dan problemas de sobrecalentamiento al no gestionar adecuadamente la carga. Busca qué marcas tienen un certificado de calidad que te confiera seguridad durante varios años y que cumpla los estándares de calidad de la Unión Europea.

– ¿Cuáles son tus necesidades?

Si buscas un patinete eléctrico para ir a trabajar y gastar menos gasolina, no te arrepentirás si decides hacer una compra elevada de precio que te aporte mejores prestaciones. Si, por el contrario, buscas un regalo para un niño el gasto dedicado debería ser inferior.

Algunos aparatos integran la conexión con otros dispositivos, por lo que este motivo encarecería el precio. Valora si realmente lo necesitas o no.

– No compres de segunda mano.

A no ser que conozcas con precisión el bagaje del dispositivo es preferible que no lo compres. Puedes toparte con un problema de motor o batería si no lo han tratado correctamente.

– Compara las reseñas.

Comprueba las reseñas de otros usuarios que ya tengan el producto. Valora el servicio de logística y también el de post-venta, además de la experiencia que han tenido otros al probar el producto.

Alarga la vida útil del patinete eléctrico

Para alargar la vida útil de un patinete o de cualquier otro tipo de aparato eléctrico, has de prestar atención a cómo lo usas. En este sentido:

– No lo sobrecargues.

Muchas veces lo hacemos por desconocimiento o porque desconocemos que puede conllevar consecuencias desagradables.

Si se sobrecarga, se dañará poco a poco el aparato, dado que la batería tendrá más energía de la que puede soportar. Si se excede el límite, se producirán pequeñas fracturas que acabarán por romperla.

– Déjalo reposar.

Cuando adquieres un patinete quieres usarlo para todo. Sin embargo, debes dejar que descanse y utilizarlo solo cuando realmente lo necesitas. No lo uses dentro de casa para prolongar su vida útil.

– No lo utilices si tiene un fallo.

Si constatas un fallo en él es mejor repararlo antes de usarlo. De lo contrario, el daño podría agravarse. De hecho, podrías sufrir un accidente.

– Protégelo del clima extremo.

La humedad y un clima demasiado lluvioso pueden causar desperfectos en los patinetes eléctricos. Como esto es habitual en algunas regiones de España y en otros países, algunos de los modelos comercializados ya están protegidos frente a ello.

En una circunstancia normal, la lluvia no supone ningún tipo de problema, pero si el vehículo tiene expuestas al aire algunas zonas, estas podrían peligrar. Sobre todo, si se trata de algún cable, ya que podría llegar a originarse un cortocircuito.

Así mismo, las altas temperaturas y el sol pueden resultar igualmente devastadoras para la batería del patinete. No lo dejes expuesto al sol durante un largo período de tiempo en verano.

En definitiva, los patinetes eléctricos son aparatos que te ofrecen un gran servicio en tu rutina diaria. Con los consejos que te hemos proporcionado estamos seguros de que conseguirás prolongar su vida útil.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.