Blog de e-park

Mitos sobre la carga de la batería del móvil

Sales de casa y… ¡horror! Te acabas de dar cuenta de que la batería del teléfono apenas tiene un 5 % de carga. Realmente, ¿hasta qué punto te has informado acerca de cómo cargar tu teléfono? Quizás lo hayas hecho o incluso hayas leído en Internet algunas instrucciones. Pero está claro que existen muchos mitos sobre la carga del móvil que pueden dar lugar a una gran confusión entre la población… ¿Es malo para el teléfono dejarlo conectado durante toda la noche? ¿Qué es lo que hay que hacer con exactitud? ¿Cada cuánto deberías cargarlo y cuándo es el momento adecuado para conectarlo a la electricidad? Conoce al detalle las respuestas.

Mitos acerca de la carga de la batería del teléfono móvil

Inicialmente, debes saber que existen muchas investigaciones y opiniones al respecto que son contrarias entre sí. Sin embargo, en este artículo vas a poder leer en resumen las explicaciones a todos esos mitos, que pueden ser interesantes para el uso diario de tu dispositivo inteligente.

1. Mi teléfono puede incendiarse si lo cargo en exceso durante varias horas

Sabemos que existe un gran debate que va más allá de la preocupación de un daño moderado al dispositivo. Y lo cierto es que muchas personas temen «sobrecargar» la batería de su smartphone. A priori, esta preocupación nos parece relativamente justificada, ya que hasta hace apenas un par de años unos conocidos modelos de teléfonos de Samsung podían incendiarse por problemas técnicos de la batería; qué miedo, ¿verdad? Sin embargo, esta situación es algo excepcional.

Ahora existen muchos controles de calidad y protocolos mejorados que permiten un buen funcionamiento del teléfono, sin riesgo alguno. A menos que un dispositivo traiga defectos graves de fábrica, como los que tuvieron aquellos smartphones, es poco probable que tu teléfono se incendie.

2. La carga de mi teléfono durante la noche sobrecargará la batería

Lo único que puede ocurrir es que tu factura de la luz pueda verse incrementada. Este es uno de los mitos más conocidos. Los teléfonos actuales son suficientemente inteligentes como para no permitir que se produzca una sobrecarga. Llevan unos poderosos chips de protectores en su interior que aseguran que no se dé ningún tipo de sobrecarga mientras se carga la batería. Esto también puede extrapolarse a los portátiles y a las tablets.

Una vez que la batería interna de iones de litio alcanza el 100 % de su capacidad, la carga se detiene. Probablemente, necesitarás una o dos horas para que alcance esta cifra de recarga.

3. Debo enfriar mi teléfono para evitar problemas con la batería

Aunque los teléfonos actuales ya no permitan extraer con facilidad las baterías, existen personas que piensan que es necesario introducir las baterías de los móviles en el interior de un frigorífico, por ejemplo, para evitar que se recalienten.

En base a esto, debes considerar dos cosas muy importantes: las baterías de iones de litio son incompatibles con el frío y el calor extremos. Asimismo, si cargas repetidamente un teléfono inteligente a temperaturas de congelación puedes crear una galvanoplastia de litio permanente en el ánodo de la batería. Esto se traduce en una lenta destrucción de la batería, que se irá acelerando poco a poco si repites constantemente esta acción. En resumen, no dejes nunca el teléfono en el congelador.

Igual que sucede con el frío, tampoco hay que excederse con el calor. Si, por ejemplo, dejas tu teléfono a pleno sol durante tu estancia en la piscina, probablemente vaya a comunicarte un aviso de que necesita atemperar su temperatura. Cargar el teléfono cuando se encuentra expuesto a más de 35 grados centígrados puede también dañar la batería, a pesar de existir los anteriores mecanismos protectores.

4. La batería siempre debe descargarse hasta el 0 % para poder empezar a cargarlo

Uno de los mitos más frecuentes. Debes saber que el funcionamiento de un teléfono smartphone hasta que se agote, es decir, dejar que se descargue al completo, no es precisamente lo óptimo. Y menos incluso para las modernas baterías de iones de litio. Ni siquiera es recomendable dejar que se acerque al 0 %.

Debes saber que esto puede desgastar la batería ¡incluso más rápido de lo que crees! Puede acortar su vida útil y disminuir su capacidad. De hecho, ¿sabías que ciertas baterías pueden incluso deshabilitarse como un mecanismo de seguridad? Cuidado con descargarlas reiteradamente.

En todo caso, siempre debes optar por la descarga parcial. Y es que las baterías de iones de litio funcionan mejor cuando están por encima del 50 % de carga. Algunos fabricantes como Samsung han recomendado a sus usuarios que mantengan las baterías por encima de dicho porcentaje. No obstante, sí es recomendable hacer una descarga completa una vez al mes para calibrar la batería, pero no más de eso.

Por otro lado, recuerda que la duración y la capacidad de las baterías de iones utilizadas en los teléfonos se miden en ciclos, descargas y recargas completas del 0 al 100 %. Si deseas que la batería dure tantos ciclos como sea posible antes de que envejezca, también debes mantener tu dispositivo por debajo del 80 %.

5. Debería utilizar siempre el cargador de la marca oficial o del fabricante de mi teléfono

Preguntes a quien preguntes, su respuesta será la misma: necesitas el cargador y el cable oficial para cargar tu smartphone. Y, para colmo, algunos te dirán que los cargadores de marca blanca incluso pueden dañar el teléfono. Está claro que este mito tiene sus raíces en lo más profundo de las técnicas del marketing.

A partir de ahora, recuerda que siempre que compres un nuevo y brillante teléfono de un fabricante determinado es muy probable que en el mismo manual te indiquen que siempre compres cargadores de la compañía que fabricó tu dispositivo.

Pero ¿quién no recomendaría los accesorios de su propia casa? Es como si tuvieras un restaurante y recomendaras a tus clientes ir al de la competencia. Los fabricantes quieren que compres sus accesorios, pero no para preservar el buen estado de tu batería, sino para obtener ganancias.

Cualquier cargador de buena reputación puede estar indicado, aun sin ser del mismo fabricante. Por supuesto, queremos recordarte que existen excepciones, especialmente en el caso de los cables USB y de algunos cargadores no oficiales, ya que podrían no permitir las mismas velocidades de carga rápida. Pero, en la mayoría de los casos, un cargador de calidad puede dotar a tu dispositivo de carga total.

Realmente, lo único que debes tomar con algo de recelo son los cargadores superbaratos que puedes encontrar a dos euros. No hay por qué despreciarlos, pero algunos pueden causar dificultades en el funcionamiento de tu teléfono.

6. No debería utilizar el teléfono mientras se está cargando

Otro de los mitos más frecuentes y sorprendentes. Ante el miedo y la incertidumbre, ¿es mejor no utilizar el móvil mientras se carga? Pues muchas personas prefieren no tocar ni una tecla. En realidad, no existe ningún tipo de evidencia real sobre daños en la batería o en el dispositivo al usarlo mientras se carga.

No obstante, sí puede existir algo de verdad en este asunto. Hablamos principalmente de los «miniciclos», que se dan cuando la batería se agota al mismo tiempo que se carga. Durante un período de tiempo muy largo, esto puede llevar a que algunas partes de la batería pasen por más ciclos que otras. Esto significa que la batería no envejece de forma homogénea. Aunque las baterías van a envejecer igualmente, si realmente quieres maximizar su vida útil es mejor que evites el uso excesivo del teléfono mientras lo cargas, especialmente haciendo uso de aplicaciones que pueden consumir en exceso (como los videojuegos).

No obstante, en resumidas cuentas podemos decir que no existe ningún peligro al utilizarlo mientras se carga, ¡ni tan siquiera si juegas en línea!

7. No necesito apagar mi teléfono nunca para que funcione bien

¿Cuál es la verdad? Tu teléfono puede ser una máquina, sí, pero, como los seres humanos, necesita también tomarse algunos descansos. Así que para maximizar la vida útil de la batería, debes apagar tu teléfono de vez en cuando, especialmente cuando te vas a dormir por la noche. Como mínimo, los expertos recomiendan apagar el dispositivo una vez a la semana para preservar la vida útil de la batería. Así que, ya sabes: un simple reinicio puede ayudar a restaurar la vida de la batería.

8. Darle stop a aplicaciones puede ahorrar batería

Otro de los mitos, aunque menos conocido. Muchas veces procuramos parar aplicaciones o dejar que no corran para que el dispositivo ahorre batería en los últimos momentos. Incluso, el teléfono puede empezar a reiniciar las aplicaciones una y otra vez ante esta acción. En realidad, estás provocando que tu dispositivo utilice más recursos, incluso más que dejando la app en segundo plano.

Tras conocer estos mitos con respecto a la batería del smartphone, ¿ya sabes cómo darle el uso correcto a tu teléfono móvil? Empieza a ahorrar en dispositivos aplicando los anteriores métodos. Recuerda no consumir en exceso la batería y hacer cargas parciales durante el día. Asimismo, procura reiniciarlo de vez en cuando.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.