Blog de e-park

Consejos para que no te roben en tus viajes

Uno de los hechos más temidos por los viajeros es ser robado durante un viaje. Un hecho que suele suceder muy a menudo cuando en muchas ocasiones estos robos pueden ser evitados si se toman unas pequeñas precauciones.

Puedes creernos cuando decimos que tomar estas precauciones puede marcar la diferencia entre un viaje de ensueño o un viaje arruinado. Perder el tiempo denunciando un robo, problemas tal vez con el idioma a la hora de explicar lo sucedido, encontrarse sin documentación o sin ropa, etc.

En definitiva, un robo en un viaje desencadena una serie de inconvenientes como la necesidad de tramitar una nueva documentación, cancelar las tarjetas de crédito o encontrarse sin efectivo. ¡Qué decir si lo que nos roban son dispositivos móviles! ¿Puedes imaginar lo que significa encontrarte en el extranjero sin tu teléfono? Más allá del valor sentimental de las imágenes que pueden desaparecer con él, no poder comunicarse o estar incomunicado es, cuanto menos, muy desagradable.

Las precauciones indispensables para evitar que te roben en el extranjero

Como todas las precauciones son pocas y aunque seguir los consejos que te vamos a dar es bastante efectivo, contratar un seguro para lo que pueda suceder en un viaje es la mejor de las ideas. Aunque estos seguros no cubrirán determinados robos, sí que cubrirán, por ejemplo, la pérdida del equipaje. No obstante, a la hora de decidirse lo mejor es consultar con el corredor de seguro o con la agencia de viajes qué cubre el seguro a contratar y qué opciones hay. En cualquier caso siempre será aconsejable elegir la póliza con más cobertura.

1. Consultar las zonas más peligrosas

Ir con un móvil hablando o haciendo fotos por las zonas más peligrosas de una ciudad suele responder a una falta de información. Algo tan sencillo como consultar en el hotel qué zonas evitar o si los transportes públicos son seguros son la clave para no meterse en la boca del lobo.

El desconocimiento de una ciudad puede hacer que tus pasos o la curiosidad te lleven hasta zonas poco recomendables o en las que extremar las precauciones. Ni todas las ciudades son iguales ni todas las zonas seguras. En muchos casos, evitar llevar el móvil en la mano o conocer una determinada zona junto a un local puede ahorrarte un sobresalto.

2. No dejar el móvil al alcance de los amigos de lo ajeno

Si te paras a pensar un poco te darás cuenta del número de veces que dejas el móvil en lo alto de una mesa mientras tomas un café, o cómo te sueles meter el dispositivo en el bolsillo trasero de un pantalón. ¡Error! Ambas cosas suponen poner en bandeja tu móvil a quienes lo tienen como objetivo. Ten en cuenta que pese a que cada día los móviles cuentan con más medidas de seguridad eso no hace que los amigos de lo ajeno pierdan el interés por ellos.

Fotografías, documentos privados, tarjetas de embarque o las reservas del hotel son solo unos ejemplos de lo que solemos guardar en el móvil y que puede caer en las manos equivocadas. Para evitar que esto suceda solo se trata de poner complicado que te roben el teléfono, ¿cómo?: muy sencillo. Guardarlo en bolsillos de difícil acceso, no dejarlo encima de una mesa o en el interior de una chaqueta o de un bolso colgado en una silla. Se trata de aplicar un poco de sentido común con la idea de no facilitar que de un tirón se lleven el dispositivo o incluso sin tirón mientras te tomas un café.

3. Guardar la documentación y el dinero en la caja fuerte del hotel

¿Por qué recorrer la ciudad con todo el efectivo del que disponemos? Lo habitual es que las habitaciones del hotel dispongan de caja fuerte. Esta opción hace posible que guardemos en ella la documentación como el pasaporte y el dinero que no vamos a necesitar. Bastará que llevemos algo de documentación y el dinero que necesitemos.

Esta simple precaución hará que si nos roban no se lleven toda la documentación, el dinero y las tarjetas. En esto de los viajes y los robos vale ese consejo que dice ‘divide y vencerás’. Perder el pasaporte en el extranjero es todo un inconveniente en especial. Es por esto que dejarlo en la caja fuerte del hotel será una recomendada precaución.

Si necesitas ir con el pasaporte y las tarjetas de crédito, procura llevarlas en el bolsillo interior o en el más inaccesible en cualquiera de los casos.

4. No viajes con demasiado efectivo

Hoy en día los tiempos han cambiado e incluso podemos sacar efectivo de los cajeros en destino sin que nos cobren comisiones. ¿Por qué viajar con mucho efectivo entonces? No hay razón para ello, máxime cuando incluso antes de viajar puedes consultar los cajeros o los bancos y las posibles comisiones con antelación.

Verás que no merece la pena y que, además, podrás pagar con tarjeta en casi todos los establecimientos en destino. Una razón más para no viajar con demasiado efectivo y conseguir así que si te roban, el daño sea el menor posible.

5. Si llevas una cámara no la dejes al alcance de una mano ajena

Pasa igual que con los móviles: solemos dejar la cámara al alcance de cualquiera o a la mano de un indeseado tirón. Llevarla guardada y sacarla solo para hacer fotos es una precaución que al menos dificulta este tipo de robos.

Aunque es cierto que con los teléfonos de nueva generación cada vez son menos los que viajan con las cámaras a cuestas, también los hay que siguen apostando por este tipo de instrumentos para captar las mejores instantáneas. Tener asegurada la cámara dependiendo del valor de la misma y tenerla bien guardada son las dos precauciones que deberás adoptar si no quieres que te la roben, o que un robo tenga un perjuicio económico de consideración.

6. Las apps para los transportes en una ciudad, toda una garantía

Si puedes evitar el transporte público mejor que mejor en algunas ciudades. Pon atención a este consejo en las ciudades en las que los transportes sean especialmente concurridos. En este sentido y en estos tiempos contar con una app para el transporte te permitirá moverte con total seguridad y con todas las garantías. Especialmente en aquellas aplicaciones en las que incluso el conductor está identificado.

Es la mejor manera de evitar robos que suelen ser más habituales de lo que los viajeros piensan. En este aspecto de la movilidad es vital seguir los consejos que dan las agencias acerca de la propia ciudad y, en este sentido, ya en la contratación.

7. ¿Por qué ir con las joyas encima?

Viajar a determinadas ciudades con joyas de valor es como poner un caramelo en el patio de un colegio. Respecto a las joyas y a los objetos de valor, el mejor consejo es no llevarlas a las zonas que son menos seguras. Podrás guardar tus joyas en la caja fuerte del hotel si quieres llevártelas de viaje y dejarlas reservadas para los lugares donde sabes que no va a suceder nada.

En cualquier caso, y dependiendo del valor del que estemos hablando, de nuevo podremos tirar de seguro para ese viaje y esa joya o prenda de valor.

8. Los portátiles, en la caja fuerte

Cada día son más los que viajan con sus portátiles. Si no te lo puedes dejar en casa, lo mejor será que para hacer turismo vayas ligero de equipaje y dejes tu pc en la caja fuerte del hotel. No te costará hacerlo pues en la mayoría de los establecimientos hoteleros hoy en día existen cajas en las que caben perfectamente. Suponiendo que este no sea tu caso, procura llevar una mochila auxiliar en la que llevar el ordenador en particular y los dispositivos electrónicos en general como las tablets o los ebooks.

Eso sí, no te la cuelgues a la espalda. Será más segura llevarla colgada en la parte del pecho. La tendrás a la vista todo el tiempo y no podrán abrírtela con tanta facilidad.

9. Los equipajes a la vista siempre

Esto es el primer mandamiento en un viaje: tener a la vista los bolsos y el equipaje. En este sentido debes tener en cuenta que un segundo basta para que se lo lleven. No quitar los ojos de encima de las maletas, las mochilas o los bolsos dificultará este tipo de robos.

10. Desconfiar de los desconocidos

Como en el caso anterior, es otro de los grandes consejos en líneas generales. No se trata de ser descorteses sino precavidos. En muchos casos un desconocido puede suponer una distracción vital que nos conduzca a ese viaje pesadilla que queremos evitar.

En conclusión, y aunque no podemos garantizar que no serás objeto de un robo durante tu viaje, al menos con estos consejos podrás minimizar los posibles daños. Además de estas recomendaciones para que no te roben en tus vacaciones, aplicar el sentido común siempre funciona. No permitas que nadie te amargue tu viaje.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.