Blog de e-park

Alquila un barco para tus vacaciones

Alquilar un barco es una actividad que no muchos hemos realizado, pero puede ser una experiencia increíble. Es una idea excepcional para pasar las vacaciones de una forma distinta, especialmente si son las vacaciones de verano, en cuyo caso podrás tomar el sol y bañarte en medio del océano tantas veces como quieras.

En este artículo te hablamos sobre el proceso de alquiler de un barco para pasar tus vacaciones, sus ventajas, las actividades que puedes realizar y los puntos que debes tener en cuenta.

Ventajas de alquilar un barco vacacional

Alquilar un barco para pasar tus vacaciones puede ser una idea llena de beneficios que te brindará nuevas experiencias; por eso enumeramos, a continuación, todas las ventajas.

1. Paisajes que te dejarán boquiabierto

Surcar el mar y recorrer la costa a bordo de un barco hará que puedas pasar por lugares que de otra forma no recorrerías, por lo que también verás paisajes que te parecerán inigualables. Aprovecha para tomarte un rato de calma y observar el mundo que tienes delante. Podrás ver el cielo pintarse de colores en el amanecer y en el anochecer, un cielo infinito de estrellas, y también pueblos y ciudades de la costa; todo depende de hacia dónde quieras dirigir tu barco. Encuentra la ruta que más te guste y podrás observar paisajes increíbles. Asimismo, también podrás ver bancos de peces, aves cazando e incluso podrías ver delfines, si te adentras en el mar lo suficiente.

2. Realizar nuevas actividades

Alquilar un barco y pasar tus vacaciones a bordo te permitirá, también, hacer nuevas actividades que quizá nunca habías hecho o ni siquiera te habías planteado hacer en un futuro cercano. Puedes, por ejemplo, bañarte en medio del océano, rodeado por su inmensidad, y también hacer snorkel o buceo, para conocer un poco mejor el mundo que hay bajo tu barco.

También puedes practicar deportes y otras actividades acuáticas, como kayak o paddle surf. El barco, además de como lugar de disfrute, te servirá como vehículo para llegar a otros lugares donde se realizan muchas actividades, así que las posibilidades son infinitas. En este caso, casi podríamos decir que el límite es tu imaginación.

3. Aprender a maniobrar un barco

Esta también es una buena oportunidad para ganar nuevas habilidades e intentar aprender a gobernar un barco. Te sentirás orgulloso y realizado, ya que aprender cosas nuevas siempre nos hace sentir bien. Asimismo, es una habilidad que puede resultarte muy útil.

4. Alejarse del estrés

A veces queremos alejarnos del estrés y la rutina del día a día, y necesitamos un cambio de aires. En un intento por viajar y hacer algo distinto, acabamos en otra ciudad llena de gente que va a la carrera todo el día, con edificios altos, colas y medios de transporte saturados. Conocer otras ciudades es precioso, pero quizá no sea la mejor opción, si estamos tratando de escapar del estrés. Incluso yendo a una playa paradisíaca podemos encontrarnos con lo mismo: espacios demasiado turísticos, mucha gente y fiesta.

Probablemente no es lo que buscas para despejarte; mejor visitar algún lugar tranquilo donde puedas relajarte y hacer lo que quieras sin que nadie te moleste. Un barco propio es la opción ideal, porque podrás hacer lo que te apetezca, y cuando quieras: leer en silencio, organizar una cena romántica, un aperitivo privado y fiestero, ¡incluso tomar el sol sin bañador! En medio del mar no molestarás a nadie ni nadie te molestará a ti. Podrás relajarte tanto como quieras y tú decides cuándo montar una fiesta o asistir a ella; o cuándo visitar una ciudad o una playa repleta de gente.

5. El mejor lugar donde tomar el sol

¿Te gustan los soláriums de los hoteles? ¿Adoras tomar el sol en la playa o en la piscina? Bien, a bordo de tu barco podrás tomar el sol cuando y como quieras, sin que nada perturbe tu ritual. Sin duda, no existe un mejor sitio para hacerlo y estarás en medio de la piscina más grande posible.

6. Es económico

Alquilar un barco puede ser un gasto al que no estás acostumbrado porque no son las vacaciones típicas. Sin embargo, si lo piensas bien, puede resultarte mucho más económico que irte a un hotel en la playa. Es cierto que no tendrás un asistente que limpie tu habitación ni un bufé libre donde comer tanto como quieras, pero las ventajas son muchas más a bordo de un barco alquilado. Asimismo, podrás visitar tantas ciudades y playas como quieras sin tener que gastar dinero en habitaciones de hotel.

7. Total libertad

Cuando alquilas un coche para hacer un road trip por tierra tienes total libertad para moverte por donde quieras y recorrer los lugares que más te apetezca. No dependes de los horarios ni del alcance del transporte público, y esto te da más autonomía. Lo mismo ocurre si el vehículo que escoges es un barco, ya que tendrás libertad para moverte por donde quieras o quedarte quieto donde decidas. Asimismo, podrás visitar la costa en los lugares que prefieras, para ver las playas que más te gustan y conocer ciudades que te llaman la atención.

Actividades que puedes realizar en tu barco de vacaciones

1. Tomar el sol mientras lees

Una de las actividades que podría resultarte más placentera es poder leer tranquilamente un libro mientras tomas el sol. Imagínate la situación: un libro fascinante en la mano, el sol dándote calor, música de fondo, el sonido y el olor del mar rodeándote… Incluso puedes acompañar el momento con un refresco, un café o una cerveza. Suena paradisíaco, ¿verdad?

2. Kayak o canoa

Son actividades muy divertidas y que pueden resultarte muy satisfactorias. Hacerlas con tu pareja, tu familia o tus amigos puede aportar al viaje una experiencia distinta que os una todavía más.

3. Esquí náutico o moto de agua

Son actividades menos comunes y que, normalmente, no se realizan porque no están disponibles en todos los lugares o porque son caras. Sin embargo, este puede ser el momento ideal para decidirte a realizarlas y vivir un rato lleno de emoción y euforia.

4. Snorkel

Alquila un equipo de buceo o de snorkel y aprovecha para conocer las profundidades del mar. Siempre debes hacerlo con precaución, pero puedes aprovechar que tienes un barco y navegar y bucear por donde quieras. Te gustará mucho poder conocer las profundidades del océano, es toda una experiencia sensorial.

5. Una cena romántica en medio del mar

Cocinar en alta mar es una experiencia increíble. Puedes conseguir comida en alguna tienda de las ciudades que visites o cocinar los peces que hayas conseguido pescar tú mismo. Si te gusta la cocina esta será una experiencia que nunca podrás olvidar, ya que la sensación y las vistas son maravillosas. Asimismo, luego puedes gozar de aquello que has cocinado con una increíble comida o cena romántica, disfrutando de un paisaje indescriptible.

6. Una fiesta

Incluso puedes montar una divertida y pequeña fiesta privada si viajas con tus amigos. Seguro que sabéis acondicionar el barco para que el rato sea entretenido y único.

7. Visitar infinitas calas

Gracias a la autonomía que te ofrece alquilar un barco privado podrás visitar todas las calas y playas que quieras; algunas desiertas y escondidas, y otras más visitadas. Todo depende de tus preferencias y de lo que más te guste.

Consejos a la hora de alquilar tu barco

Las embarcaciones reciben mantenimiento

Los barcos para alquilar suelen recibir mantenimiento y revisión constante, por lo que están bien cuidados y es complicado que se averíen en medio del mar. Sin embargo, la empresa en la que alquiles tu embarcación tiene un servicio de asistencia con el que te tienes que poner en contacto si hay algún problema.

Escoge la mejor modalidad de barco

– El yate: es la embarcación de mayor tamaño, la mejor equipada y con más lujos. Es muy exclusiva, pensada para tu confort y comodidad, aunque también es el tipo más caro de barco de recreo.

– El catamarán: tiene dos cascos paralelos y es una embarcación de vela o motor. Es una opción estable y segura, y hay algunos modelos que son muy espaciosos.

– El velero: es más discreto y sencillo y, normalmente, lleva cabinas y baños para este tipo de viajes. La velocidad que puede alcanzar depende de su eslora.

Puedes contratar los servicios de un patrón

Si no tienes experiencia en navegación o quieres disfrutar del viaje sin tener que gobernar el barco, puedes elegir una modalidad de alquiler que también incluya los servicios de un patrón.

Compara precios

Aunque suele ser una opción económica y segura, y no es difícil alquilar un barco, sí te recomendamos que revises varias empresas y varios tipos de barcos, para que escojas el que más se adapta a ti y a tu viaje. Investiga unos días antes de tomar la decisión definitiva y encontrarás una oferta perfecta para ti.

En definitiva, alquilar un barco puede ser la opción perfecta si estás buscando organizar unas vacaciones diferentes y quieres alejarte del estrés y la rutina. Hay un sinfín de actividades que puedes realizar, paisajes que te encantarán y experiencias que nunca antes habrás vivido.

Esta páxina web utiliza cookies para mellorar os servizos ofrecidos. Se continúa navegando, consideramos que acepta o seu uso e instalación. Para máis información faga click aquí.