Blog de e-park

WhatsApp no es la única app de mensajería instantánea: descubre las mejores alternativas para chatear

Seguro que, en muchas ocasiones, te has encontrado con que WhatsApp está caído. Tu app de cabecera para cualquier chat no funciona temporalmente y, en una cultura tan conectada, te has preguntado si existen otras opciones para salir del paso. Esto no solo sucede, sino que hoy en día la competencia en este sector es tan fuerte que algunas funcionan genialmente.

Es obvio que las aplicaciones de mensajería son una necesidad para cualquiera. Han cambiado la vida de la gente, hasta el punto de ser vitales para no perder el contacto con las personas que te importan. WhatsApp domina el mercado, pero otras alternativas han registrado un crecimiento exponencial en número de usuarios.

A pesar de que pocos pueden hacer sombra al gigante de la mensajería Facebook, elementos como los estados, llamadas y videollamadas no parece ser suficiente para convencer a usuarios exigentes, como tú. Por ello, te proponemos un listado de las mejores alternativas a WhatsApp, que, además de ser gratuitas, te sorprenderán con sus diversas funcionalidades.

Telegram: la app que más y mejor rivaliza con WhatsApp

Siempre que se produce una caída del servicio en WhatsApp, Telegram crece de forma automática en número de usuarios. Aunque, seguramente, hayas oído hablar de esta alternativa, es posible que no la hayas probado todavía. La verdad es que, más allá de que el mercado esté gobernado por la aplicación de Facebook, Telegram es excelente en muchos aspectos.

Para empezar, Telegram siempre ha ido un paso por delante en cuanto a las actualizaciones. Pese a que tal vez no lo sepas, gran parte de las actualizaciones que llegan a WhatsApp lo hace después de que Telegram las implemente en su aplicación. Así, se produce una carrera interesante, que siempre gana la compañía de Facebook, dada su mayor cuota de usuarios.

Por si lo anterior fuese poco, las novedades de Telegram suelen ser puramente originales y orientadas a ti como usuario. Esto quiere decir que no verás cosas como estados que no utilizas o molestos anuncios. Nada de invadir tu experiencia. Gracias a escuchar a la comunidad, acabaron por integrar llamadas, videollamadas, cifrado de extremo a extremo, etc.

La seguridad es otra de las ventajas de Telegram. Más allá de lo que muchos creen, la realidad es que hoy por hoy los niveles de seguridad de WhatsApp y Telegram son, prácticamente, idénticos. Sin embargo, hay un detalle que marca la diferencia: detrás de la primera está Facebook, que sí tiene interés en sacar partido de tu información. En el caso de la segunda, las posibilidades se limitan a venderla a terceros, algo que parece improbable, aunque no imposible.

Finalmente, la estabilidad y expansión de Telegram suponen un punto muy a favor. Mientras que las caídas de WhatsApp se producen a menudo, en Telegram son escasas y duran poco tiempo gracias a una mayor colaboración con los desarrolladores para un buen mantenimiento de los servidores. Además, el número de usuarios activos no ha dejado de crecer, por lo que, si se trata de una alternativa real y que la gente use, Telegram parece la más indicada.

Line: plantando cara a WhatsApp desde Corea del Sur

Aunque Telegram goza de prestigio, un gran número de usuarios y todas las ventajas que has visto, la realidad es que Line ya estaba antes peleando mano a mano con el gigante Facebook. La aplicación goza de gran prestigio en el mercado asiático y, especialmente, en Corea del Sur, donde tiene un ingente volumen de usuarios.

Mucho más orientada a la experiencia social y diversión, Line cuenta con una amplia colección de stickers que te encantarán si eres amante de los emoticones o las reacciones originales a los mensajes de tu interlocutor. Por si esto fuera poco, existe una amplia gama de pegatinas de alta calidad, aunque son de pago. Gracias a ese modelo de negocio, Line ha logrado mantenerse como una opción gratuita.

Una de sus principales ventajas radica en la gestión de los grupos. Como te comentaba, Line está orientada a la experiencia social, así que te permitirá hacer cosas como emitir en directo para un colectivo concreto de personas, ya que puedes acceder a sus reacciones en tiempo real.

Además, los supergrupos pueden llegar a ser realmente grandes. Permiten el intercambio de archivos de forma prácticamente ilimitada y lo mejor de todo es que el nivel de personalización que te ofrecen, como usuario, es altísimo. De este modo, podrás utilizar como avatar imágenes animadas, dar un toque único a tus mensajes gracias a los stickers y un largo etcétera. Si buscas una experiencia de chat divertida y enriquecida, Line es para ti.

Facebook Messenger: una estrecha colaboradora de WhatsApp

El dominio del mercado de WhatsApp es algo que seguro que tienes muy presente. WhatsApp es una compañía de Facebook, por lo que, seguramente, te preguntarás por qué te interesaría tener otra aplicación más de la red social más grande del mundo. La respuesta es fácil: porque te obligan.

Si tienes Facebook y quieres enviar y recibir mensajes, tendrás que instalar la aplicación de Facebook Messenger en tu móvil. Ni es superior a WhatsApp ni su consumo de batería mejorará la experiencia que tendrás con tu móvil, cuya carga verás descender a una velocidad alarmante. Sin embargo, al menos podrás comunicarte con tus contactos y gestionar tus mensajes.

Además de ser gratuita, su principal ventaja radica, precisamente, en el hecho de ir ligada a la red social. De este modo, si necesitas hablar con tu familia y tus amigos más cercanos, Facebook Messenger es una buena solución cuando WhatsApp no funciona, ya que casi todo el mundo la lleva en su teléfono. Esto es algo que no deberías subestimar, ya que, aunque parezca increíble, casi todo el mundo tiene Facebook, pero no todos utilizan WhatsApp.

Es importante destacar el funcionamiento de las videollamadas de Facebook Messenger, un punto a su favor que seguro que te convencerá. Pocas aplicaciones logran los mismos resultados en ese campo, por lo que hay que reconocerle su buen hacer en ese sentido. Sin embargo, las escasas actualizaciones y el alto consumo de batería y datos, seguramente, no te convencerán tanto; así como la necesidad, para usarla, de registrarte en Facebook.

WeChat: la gran desconocida con 889 millones de usuarios

Si preguntas a cualquier persona si ha oído hablar de WeChat, probablemente, la respuesta será negativa. Sin embargo, esta aplicación se ha expandido de forma increíble por el continente asiático y ha alcanzado los 889 millones de usuarios, que la posicionan entre las 10 aplicaciones de mensajería más utilizadas.

Sus características distan mucho de seguir los gustos de los europeos. Por ello, es probable que la interfaz llena de pegatinas, las opciones de personalización y similares te abrumen, al principio, un poco. Sin embargo, resulta tan solvente como Line para un chat, siendo posible hacer lo mismo que en cualquier otra alternativa de la competencia.

Por si esto fuera poco, entre sus principales ventajas, destacamos los hechos de ser enteramente gratuita y accesible para personas sin teléfono móvil registrado y, además, contar con servidores increíblemente estables. WeChat casi nunca falla, con independencia del número de usuarios activos que tiene, que es enorme.

Además de esto, conviene que tengas presente que, si vas a viajar a China o países cercanos, WeChat representa una gran oportunidad para ti. En esta región cuenta con una enorme penetración de mercado, por lo que casi todo el mundo la utiliza. Si tienes pensado ir por allí, olvídate de WhatsApp, ya que no está tan extendida por mucho que la utilicemos los europeos.

Signal, la opción más segura (según Edward Snowden)

Después de que Edward Snowden fuese perseguido por sus filtraciones sobre la CIA, el secretismo y subterfugio llenaron su vida, cual película de James Bond. Esto condujo a que la aplicación triunfase de forma repentina, justo cuando concedió una entrevista y afirmó utilizar la aplicación Signal para comunicarse de modo seguro.

Aunque mucha gente la utiliza pensando que el cifrado de extremo a extremo y la autodestrucción de los mensajes son sus puntos fuertes, la realidad es que esto ya se hace desde hace tiempo en alternativas como WhatsApp o Telegram. Signal no resulta tan fiable por eso, sino por el hecho de que los propios usuarios crean conexiones seguras muy difíciles de rastrear.

Así, Signal tiene un funcionamiento similar al navegador Thor, popular en Internet por permitir búsquedas casi secretas. Como usuario, podrás enviar un mensaje que solo quedará registrado en tu móvil y el del destinatario; quedando alguna parte de él registrada, en todo caso, de forma temporal en dispositivos aleatorios de terceros y siempre de forma encriptada. Así, es, prácticamente, imposible rastrearlo, hasta el punto de que la mismísima CIA no ha conseguido dar todavía con Snowden.

Si te preocupa mucho la seguridad, puedes apostar por esta opción. Sin embargo, salvo que Facebook cambie su política de cifrado de extremo a extremo, la realidad es que el 99,9 % de los usuarios puede comunicarse de forma tan segura por otros canales. Signal puede atraerte por ese punto exótico y misterioso de seguridad, acompañado de su interfaz minimalista y la diversión de poder destruir tus mensajes cuando quieras.

En definitiva, hay alternativas a WhatsApp, pero debes informarte de qué funcionalidades te interesan.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.