Blog de e-park

¿Viajar con wifi donde sea? Todo es posible

Dicen que unas buenas vacaciones no se miden por la cantidad de días, sino por la calidad, es decir, no se miden por los días libres que tienes, sino por la intensidad y el aprovechamiento de los mismos. 

Viajar es un placer y si encima lo haces durante las vacaciones, lo es mucho más. Es cierto que el concepto de viajar ha cambiado mucho en los últimos años. Hoy, los teléfonos móviles, especialmente los smartphones, los portátiles o las tabletas son compañeros de viaje fijos durante nuestros días de ocio. La desconexión de los dispositivos móviles o de Internet es impensable e inviable para muchos viajeros.

En hoteles, restaurantes, parques o incluso ciudades enteras en todo el planeta, la conexión wifi se ha convertido en algo real y necesario para el turista, tanto para no desconectarse de su lugar de origen, trabajo o relaciones familiares como para buscar información y recomendaciones del lugar que visitan, ajustar su GPS o estar activo en redes sociales.

El problema de estar “aislado”

La tremenda movilidad que hoy en día se tiene en cuanto a los viajes hace que muchos destinos ofrezcan la “desconexión del mundo” como principal atractivo turístico. En este saco se incluyen destinos en islas remotas, lugares de ecoturismo, sitios montañosos con oferta de deportes extremos, etc. Seguro estás pensando que una opción alternativa es el roaming. Sí, definitivamente, pero también es la opción más cara.

Por eso, en los últimos años han aparecido herramientas que ayudan a tener conexión incluso en los lugares más remotos sin necesidad de wifi, siempre y cuando haya red móvil por medio de línea ADSL o fibra óptica a un menor precio. Se trata de aparatos como el router MiFi, que viene de la unión de Mi WiFi.

¿Qué son los dispositivos MiFi?

Se trata de un wifi portátil en forma de aparato que consigue señal wifi en cualquier parte del mundo, o casi. Con las necesidades de conectividad actual, este aparato te permite conectar hasta ocho dispositivos a la vez, como la tableta, un portátil, un smartphone o dos, un Kindle o el aparato con estas características que consideres, eso sí, siempre con medidas de seguridad como cifrado WPA2. No es gratis, ¡ojo! Pero sí es la más barata y con mejor cobertura.

Características de un MiFi

  • Tienen un tamaño reducido, compacto y liviano, perfectos para ser transportado a cualquier lugar.
  • Pueden tener conexión 2G, 3G o 4G, dependiendo del modelo.
  • Permiten conexiones de varios dispositivos a la vez.
  • Suelen tener una ranura para micro SD y un puerto USB que sirve, entre otras cosas, para conectar el cargador.
  • Autonomía de unas cuatro horas, dependiendo de la batería y su uso. En espera, el tiempo activo es mucho mayor.
  • Hay modelos libres y otros pertenecientes a una compañía de teléfonos. Elige el que más te convenga, pero aconsejamos los libres.

¿Cómo funciona un MiFi?

Digámoslo más fácil y resumido: un dispositivo MiFi utiliza una tarjeta SIM y provee Internet vía inalámbrica, como wifi. Así de fácil, sin necesidad de estar buscando red wifi por todos sitios. Para sacar más provecho del MiFi, busca que sea libre, es decir, que no pertenezca a ninguna compañía telefónica, para que en tus saltos de país en país no tengas problemas.

Por ejemplo, si tu tarjeta SIM es de alguna compañía de teléfono, cuando visites otro país puedes tener problemas de conexión. Si, por el contrario, no pertenece a ninguna empresa telefónica, lo único que tendrás que hacer al llegar a otra nación es comprar una SIM de ese país e insertarla.

Todos los MiFi funcionan de la misma manera, prácticamente. Por eso, en este post te decimos cómo hacer funcionar tu router sin problema.

  1. Para usar tu MiFi, lo primero que debes hacer es buscar un plan y una SIM en el país que visitas. Analiza las tarifas o planes de precios que cada compañía tiene en ese lugar y decídete.
  2. Carga el router, ya sea con un cable más un transformador de corriente o con un cable USB conectado al coche, al ordenador o a una batería externa de emergencia.
  3. Elimina el código PIN de la tarjeta SIM que compraste. Este paso parece algo sin importancia, pero no es así. Si no desactivas el PIN, el router no funcionará. Pide que lo desactiven o hazlo tú mismo desde tu teléfono o tableta que acepte tarjetas de este tipo. Para hacerlo ve a ajustes, luego a seguridad y luego a bloqueo/desbloqueo de la tarjeta.
  4. Cuando ya lo hayas desactivado, inserta la tarjeta en el dispositivo MiFi. Normalmente, la ranura está debajo de la batería, ubicada en la parte trasera del dispositivo.
  5. Coge una libreta y apunta el nombre y la clave de la red, ubicados detrás de la tapa del dispositivo.
  6. Enciende el router MiFi para que se active la señal.
  7. En ese momento ya puedes conectar tus dispositivos a la red que el MiFi creó. Busca la red disponible y conéctate. Te aparecerá el nombre de la red que ya apuntaste. La seleccionas y te pedirá la clave. Pon la que apuntaste y listo. Ya puedes navegar

Recuerda, como te dijimos antes, que este método no es gratis, pero sí más barato. Optimiza el uso de tu MiFi apagándolo mientras no lo uses. Ve a ajustes, luego a acerca del dispositivo, seguido de actualización de software; desactiva las actualizaciones automáticas y listo. Haciendo esto evitarás que cualquier aplicación que tengas en tu teléfono como Facebook o Instagram, por ejemplo, se actualicen y consuman -sin tú saberlo- tus datos.

Tipos de MiFi en el mercado

Hay dos tipos de dispositivos MiFi que puedes adquirir:

  • Los MiFi 4G: son un poco diferentes a lo que estamos abarcando en este post puesto que su objetivo es generar red inalámbrica en un lugar fijo por ser de gran tamaño y funcionar con electricidad.
  • Los Mifi portátiles: hay de muchos diseños y tamaños, aunque suelen ser pequeños. Son ideales para cumplir con el enfoque de este post y acompañarte a cualquier lugar que visites. Puedes adquirir el MiFi con dos tipos de conexiones: 2G y 3G. ¿Por qué estos? Porque son menos problemáticos, más económicos y abarcan más extensión, geográficamente hablando. Eso sí, te volvemos a aconsejar la compra una terminal libre para que se adapte mejor a cualquier país. Estas conexiones son más cómodas y generales que las 4G, que se centran más en centros urbanos densos.

¿Cómo adquirir un MiFi?

Regresamos necesariamente a la distinción entre MiFi libre o no. Si quieres tener acceso casi sin restricciones en cualquier país del mundo, adquiere el libre en cualquier página segura y confiable de Internet. Si prefieres el que no está liberalizado, acude a cualquier compañía de teléfonos de España y te mostrarán las opciones.

Algunos sitios donde puedes conseguir el MiFi a buen precio es en Amazon o eBay. Si utilizarás el primero, ve bien las características informativas del producto, la garantía y el envío. Si utilizas la segunda opción, añade la necesidad de tener seguridad en cuanto al perfil de la persona que te lo vende, sus calificaciones positivas y comentarios de otros compradores. Si prefieres puedes comprar uno de segunda mano, aunque en este caso hay que tener en cuenta varios factores. Si sabes de tecnología, es una buena opción; si no, mejor cómpralo nuevo por Internet o, si lo prefieres, en alguna tienda de informática.

En cuanto a precios, como en todos los aparatos, depende mucho de la calidad, marca, diseño y capacidad. Un aparato puede salir en unos cincuenta euros. A eso hay que añadirle el coste de la tarjeta SIM o las que utilices durante tu viaje.

Ventajas de tener un MiFi

  • Evita un mayor consumo de batería del smartphone, al no tener que conectar directamente los datos en él. Así, no tendremos que cargar muchas veces el teléfono y podremos disfrutar el Internet más tiempo.
  • Tendrás acceso a Internet en cualquier momento, las 24 horas del día.
  • No tienes que cambiar de aparato si cambias de país
  • No necesitarás un MiFi para cada uno de tus dispositivos. Con uno puedes conectar hasta 8 diferentes a la vez.
  • Precio de compra bajo y funcionamiento sencillo.
  • Tiene la misma seguridad que ofrece un router wifi fijo, incluso con contraseña.

Desventajas de adquirir un MiFi

Como todo, siempre hay ciertos inconvenientes, aunque son más los pros que los contras.

  • Lo que gastarás en las tarjetas SIM en cada país que visites. Este coste variará dependiendo del país y el tipo de plan que tenga la compañía.
  • No tienes acceso en el 100 % de los puntos del planeta, pero sí en una gran parte.
  • La mayor desventaja es si viajas en familia y tú no quieres desconectarte, pero tu familia sí. ¡Hay que llegar a un acuerdo!

Sin duda, viajar es la experiencia más rica que puede recibir tu vida. Con el MiFi no lo harás solo, y siempre estarás cerca de lo que cada día te rodea, aunque te encuentres físicamente lejos. ¿Quieres más razones para no perderte en tu viaje? Conexión sin límites en tu mano y disfruta el viaje.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.