Blog de e-park

Ven al autocine

Allá por el año 1921, nace en Texas (Estados Unidos) el primer intento de autocine, creado por Claude V. Caver después de obtener el permiso para proyectar en el centro de la ciudad. Pero no fue hasta 1933 en, Camden (Estados Unidos), cuando, realmente, nació el autocine bajo la patente de Hollinghead Jr.

A finales de los 50 y principios de los 60 el autocine se encontraba en pleno auge. Era algo diferente a lo que se conocía por aquel entonces. La libertad de ir a ver una película en tu propio coche era considerada una experiencia increíble. Las películas se escuchaban sintonizando la radio.

Posteriormente, en los años 70, el autocine se encontraba en pleno declive por diversos factores, como pueden ser:

  • Apertura solo en temporada de verano.
  • Alto precio de los terrenos.
  • Presencia de público en descenso.
  • Complicaciones por las condiciones meteorológicas.

Pero, alrededor de 2001, los autocines dieron un paso adelante. La tecnología había avanzado mucho respecto a otras épocas y ello propicio la introducción de lectores LCD y microtransmisores de radio. Este factor y la mejorada calidad de las películas hicieron que el autocine renaciera de sus cenizas.

Autocine en España

En España, el primer autocine data de 1959, en Alameda de Osuna, Madrid. A día de hoy, se calcula que hay unos ocho autocines en toda la península, pero la verdad es que vuelven a estar de moda. Seguidamente, veremos las características y una breve descripción de cada uno de ellos:

1. Autocine Start, Pinedo-El Saler (Valencia)

Creado en 1981, está considerado uno de los autocines más antiguos del país. En toda la Comunidad Valenciana hay una gran tradición por este tipo de entretenimiento, tanto por sus templadas y agradables temperaturas durante casi todo el año como, simplemente, por la cultura de la gente de disfrutar al aire libre. El precio de este autocine es de 6 € por persona y 3 por vehículo. Los miércoles son considerados día del espectador. Por lo tanto, durante esas jornadas, no pagas entrada de coche y, por persona, solo tienes que abonar 4,50 €. Los jueves también se pagan 4,50 € por persona y 1 por coche.
Lo bueno es que todos estos precios valen para ver 2 películas.

2. Autocine Madrid, Chamartín-Fuencarral (Madrid)

Abierto al público durante el pasado mes de febrero, cuenta con una pantalla gigante de 250 m2 y proyección digital de última generación. Con aforo para unos 350 coches y un espacio superior a los 25.000 m2. Este recinto conserva la esencia del autocine clásico, además de incorporar los toques modernos que aporta la tecnología.
Tiene varias tiendas en su interior para poder comprar golosinas, palomitas o snacks y hacer de una visita al autocine una experiencia diferente.

3. Autocine Drive-In, Dénia (Alicante)

Puesto en funcionamiento allá por 1979, está considerado el autocine más antiguo que continúa funcionando a día de hoy en nuestro país. Con una pantalla de más de 200 metros cuadrados, que es la más grande del sur de Europa. ¿Quién dijo que los autocines estaban pasados de moda? Esta es la clara evidencia de que no es así. Este cine, al que puedes llegar con el coche, lleva la friolera de 38 años a pleno rendimiento.

Suele tener muchas ofertas o promociones disponibles:

  • Ofrecen dos películas por noche al precio de una.
  •  – Incluso, en ocasiones, puedes ver 3 películas por el precio de una.
  •  – Tienen promociones de película más cena, ya que a todos nos gusta ver una película comiendo algo dentro del coche.

4. Autocine Cantabria, Sierrapando (Torrelavega)

Con capacidad máxima para unos 100 vehículos, es un autocine más pequeño y cercano. Dispone de un agradable espacio al aire libre donde poder estacionar el coche. Proyectan sus películas con calidad digital en una pantalla de 16 metros. Lo bueno es que sus precios también son cercanos y asequibles. Se pagan 5 € por persona y solo 1 por coche. A lo largo del día del espectador, pagas 3,9 por persona y nada por el coche. Su oferta abarca cine clásico y algún estreno.

Ofrecen cine durante toda la semana, a doble sesión. Entre sus servicios, podemos destacar el de la cafetería, en la que encontraremos cervezas, refrescos, palomitas y diferentes snacks. Durante los días lluviosos, prestan de forma gratuita una visera para poner en el parabrisas del coche. Teniendo en cuenta que este autocine se encuentra en el Cantábrico, se trata de un punto muy positivo.

5. Autocine Getxo, Getxo (Bizkaia)

Abierto para los amantes del autocine en 2015, cerca de la playa de Bilbao, cuenta con la pantalla más grande de todo el norte de la península. Su precio es de 10 €, sin importar el número de ocupantes en el coche. Se trata de un autocine el cual cuenta con modernas instalaciones, pero, al mismo tiempo, conserva su esencia más retro. El sonido de las películas se sintoniza por medio de la radio del coche. Puedes ver las mejores películas clásicas y estrenos. Tienen un amplio y variado snack bar, donde puedes comer palomitas, bebidas, golosinas, pizzas, etc.

6. Autocine El Sur, Mutxamel (Alicante)

Este autocine, situado a unos 10 kilómetros de Alicante, abrió sus puertas en 1980. Abierto durante todos los fines de semana (entre octubre y abril, cierra entre semana, excepto durante los festivos). Sus precios son de 6 € por persona y 3 por coche. Sus películas se escuchan a través de una emisora FM y, en el caso de tener problemas con la batería, ellos ponen a disposición del cliente un arrancador profesional de forma gratuita. Como dato curioso, podemos decir que admiten animales; y, por tanto, ningún amigo se quedará con ganas de ir al autocine. Proyectan películas de estreno y tienen servicio de bar, donde puedes degustar sus magníficas hamburguesas y bocadillos.

7. Autocine Gijón, Gijón (Asturias)

Abierto desde agosto de 1993, ofrece sus servicios durante todo el año. Más de 10.000 metros cuadrados, en los que puedes ver los más recientes estrenos.
Puedes elegir entre ver la película dentro del coche o desde su terraza. El precio es de 5 €, si te decides por la terraza; o 10, si optas por el coche, sin importar cuántas personas vayan dentro.

Dentro del autocine puedes encontrar una gran variedad de opciones para comer algo mientras ves la película: platos combinados, hamburguesas, palomitas, golosinas, refrescos, patatas… Comida que puedes consumir dentro del vehículo o en los espacios habilitados al aire libre. Tiene viseras antilluvia para que esta solo sea una simple espectadora más.

8. Autocine Ribadesella, Ribadesella (Asturias)

Abierto recientemente, durante el pasado mes de marzo, y ubicado en una zona inmejorable, frente al Camping Playa Sauces. Cuenta con una sesión por día, a las 22:30.

El precio es de 10 € por coche, pero, si vas en motocicleta o caminando, solo tendrás que pagar 5. En el interior del autocine hay una gran cantidad de casetas con diferentes opciones para comprar comidas y bebidas.

NOTA: actualmente, por problemas administrativos, este autocine se encuentra cerrado.

Con la llegada del verano; aprovechando las vacaciones y el buen tiempo, la gente busca salir de sus casas en busca de ocio y entretenimiento, es la mejor época para ir al autocine, ya sea solo, con amigos o familiares. Los días son más largos y la cartelera ofrece opciones nuevas en la época estival. Aunque, en realidad, cualquier momento del año es bueno para visitar el autocine.

Una de las grandes ventajas a la hora de ir a un autocine es la gran libertad que te otorga el vehículo, es decir, no tener que preocuparte por hacer ruido ni por molestar a las personas que tienes al lado y poder comentar tranquilamente la película o algún momento de ella. Otro aspecto importante puede ser la intimidad que, de alguna forma, puedes llegar a sentir en el interior del coche. Y es que ir al autocine en buena compañía a ver una película romántica puede ser el principio de una noche inolvidable.

El primer protagonista en un autocine es el coche. Además de servirnos como butaca cubierta, tenemos la opción de que el sonido llegue a través de la radio, incluso, existiendo un sonido ambiental. Para esto, solo tendremos que sintonizar manualmente la frecuencia que nos indiquen.

Como podemos ver, ahora más que nunca, los autocines se han vuelto a poner de moda y es que son varios los puntos positivos que hacen de este tipo de entretenimiento una experiencia diferente: la posibilidad de ver películas de estreno o grandes clásicos sin tener que hacer largas esperas y con la independencia de nuestro coche; disfrutar al aire libre de una, dos o, incluso, tres películas con la misma entrada; el gran resultado calidad-precio; compartir con amigos, familiares o ir solo con el coche​; y poder comer y beber algo en el recinto a un precio razonable.

Todos estos factores anteriormente nombrados hacen del autocine un elemento de ocio y disfrute apto para todos los públicos y a un precio más que razonable.

Los autocines nunca se fueron, pero ahora llegan con más fuerza que nunca.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.