Blog de e-park

Vacaciones en invierno. Los mejores destinos

Muchas veces cuando hablamos de vacaciones o de viajar se nos viene a la cabeza sol, playa y calor. Sin embargo, existe mundo más allá. ¡Se ha acabado eso de viajar exclusivamente en verano! El invierno no únicamente puede aportarnos frío, sino también un color especial que hace brillar con una luz mágica a numerosas ciudades.  

Además, viajar en invierno es una genial opción para tu bolsillo, ya que podrás recorrer el mundo sin tener que romper la hucha por esos sobre costes que se cobran por estar en temporada alta. Otro aspecto a tener en cuenta es la tranquilidad. Si no quieres morir del agobio con espacios demasiado concurridos por turistas, el invierno será la mejor opción para ti. Como sabemos que ya te está picando el gusanillo de viajar en la época invernal, a continuación, te proponemos los 13 mejores destinos donde perderse en invierno.

1. Nueva York, Estados Unidos

Hay ciudades que son mágicas independientemente en la época del año en la que viajes, este es el caso, por ejemplo, de Nueva York. Son tantas las películas navideñas rodadas en la ciudad que todos hemos fantaseado alguna vez en pasar un invierno allí. Si te decantas por este destino, no puedes perderte la famosa pista de patinaje sobre hielo de Rockefeller Center ni tampoco el gélido, y a su vez precioso, Central Park.  Además, son tantos los eventos que tienen lugar en estas fechas como el Black Friday, la Restaurant week o el Año Nuevo Chino en Chinatown. ¡Seguro que te encantarán!

2. Praga, República Checa

Praga es una de esas ciudades medievales que mantiene un encanto especial durante el invierno. De hecho, es considerada una de las ciudades más bonitas bajo la nieve. No puedes perderte la plaza de la Ciudad Vieja ni el Puente de Carlos nevado, es algo que todo el mundo debería hacer alguna vez en la vida. Además, la torre del antiguo Ayuntamiento ofrece una de las vistas panorámicas más bonitas de la ciudad, sobre todo si tienes la suerte de poder contemplar todos los tejados de los edificios nevados. Sabemos que quizás es demasiado frío para ti, pero tranquilo, puedes entrar en calor probando en cualquiera de los estupendos restaurantes de Praga el plato nacional, el vepřo-knedlo-zelo, una especie de cerdo asado con col y pasta.

3. San Petersburgo, Rusia

No hay nada como pasear por una de las plazas con más historia del mundo, pues ahora imagínatela toda cubierta de nieve. Sin duda, visitar la Plaza del Palacio en invierno es una experiencia más que recomendable. Sabemos que los inviernos en Rusia son de lo más duros, pero también de los más preciosos. Si no te importan las bajas temperaturas, el Hermitage, el Edificio del Estado Mayor, el Ministerio de Marina y una imponente columna, donde se sitúa un curioso ángel, te están esperando.

4. Ottwa, Canadá

Esta ciudad es considerada la tercera capital más fría del mundo, sus temperaturas de -30° lo corroboran. Pero no te preocupes, abrígate como si no hubiera mañana, no le tengas miedo al frío, así podrás disfrutar de la ciudad al máximo. De hecho, Canadá es perfecta para los amantes del frío y de la naturaleza. Además, no puedes dejar de ver el Canal de Rideau congelado, el cual se convierte en una espectacular pista natural de patinaje sobre hielo. Si visitas la ciudad durante los meses de enero y febrero prepárate para disfrutar del Winterlude, un curioso festival repleto de esculturas realizadas con hielo, carreras de trineos y música en directo.

5. Reikiavik, Islandia

Si eres un fanático de Juego de Tronos, ya puedes imaginarte lo que este país, elegido como decorado de la serie por excelencia, puede ofrecerte en invierno. Sino tranquilo, no temas al frío, la capital está perfectamente equipada y preparada para la nieve. De hecho, te aseguramos que no querrás marchar de este maravilloso lugar cuando la nieve haga acto de presencia. Si decides apostar por este destino, no puedes perderte la curiosa iglesia Hallgrimskirkja. Sin embargo, el encanto estrella por excelencia son las auroras boreales y las más de 120 piscinas de aguas termales.

6. Bergen, Noruega

La puerta de los fiordos noruegos no se podía quedar fuera de esta lista. Sabemos que esta ya es suficiente razón para cogerte un vuelo y plantarte en la ciudad, pero, sin embargo, la preciosidad de esta ciudad no se queda ahí. Podrás disfrutar de las típicas casitas de colores del centro de Bergen cubiertas por una capa de nieve. Además, las vistas desde el monte Fløyen de la ciudad bajo un espeso manto de nieve y completamente rodeada de agua, son más que espectaculares.

7. Queenstown, Nueva Zelanda

Esta ciudad neozelandesa es el lugar perfecto para sacarle todo el partido a tus habilidades en los deportes invernales. De hecho, los amantes del snowboard la consideran como su ciudad de referencia. Sin embargo, Queenstown tiene mucho más que ofrecerte. La ciudad está rodeada de montañas nevadas, como el Bob’s Peak. Si te atreves a subir a este pico podrás observar uno de los paisajes invernales más preciosos del mundo. Tampoco puedes dejar de visitar el lago Wakatipu. Pero esto no es todo, Queenstown celebra el renombrado Festival de Invierno, un evento perfecto para disfrutar y sacarle todo el partido a la nieve.

8. Shirakawa-go, Japón

Seguro que has visto la estampa de esta famosa aldea más de una vez, aunque haya sido en sueños. Sin duda, se trata de un lugar de cuento de hadas. Shirakawa-go fue declarada en 1995 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es que después de apreciar toda su belleza no nos extraña. La ciudad está atravesada por el rio Shogawa y rodeada de unas preciosas montañas. Pero si aún quieres alucinar más con la ciudad no te pierdas el mirador de Shiroyama.

9. Laponia, Suecia

Si te atreves con Laponia deberás hacer del abrigo tu mejor amigo, pero te aseguramos que valdrá la pena. La armonía con la naturaleza que presenta Suecia es increíble, desde la típica escena de pesca en un agujero en el hielo, hasta trineos con perros pasando por un safari en busca de alces. ¿Además, qué mejor que aprovechar el invierno para visitar donde vive Papá Noel?

10. Dublín, Irlanda

La calidez de los pubs irlandeses es perfecta para derretir el hielo, esto convierte a Dublín en un destino más que idóneo para este invierno. Si te dejas caer por la ciudad no puedes perderte el Trinity College, el Puente de O’Connell ni la fachada del General Post Office, la cual fue bombardeada en 1916 durante la Semana Santa. Otro de los atractivos de la ciudad son sus renombrados parques como el St. Stephen’s Green y Merrion Square, donde se encuentra la estatua de Oscar Wilde. Y como te decíamos, no olvides perderte entre la zona de Temple Bar con una buena Guinness y música irlandesa.

11. Venecia, Italia

Destino romántico donde los haya. La ciudad es perfecta para perderse entre sus numerosos palacios, puentes, plazas y sus famosos canales. La Plaza de San Marcos, el puente Rialto y el Palazzo Ducale son paradas más que obligatorias si te dejas caer por la ciudad. Además, no puedes dejar pasar la oportunidad de vivir uno de los carnavales con más fama del mundo. No debes olvidar tampoco tomarte un buen vino a la luz de las velas en uno de los múltiples bares escondidos entre los estrechos callejones venecianos.

12. Berlín, Alemania

Posiblemente se trate de una de las ciudades más alternativas y de moda de Europa. A esto se les suman las nevadas de invierno que cubren el imponente Reichstag y la grandiosa Puerta de Brandeburgo. Para aguantar el frío te recomendamos tomarte una famosa salchicha Brattwurst o bien, pasarte por uno de los locales de moda del barrio más bohemio de la capital, Kreuzberg. Además, si eres un amante de la historia no puedes perderte el Museo de la Topografía del Terror, donde se guarda todo lo referente a los nazis. También debes visitar el solemne Monumento al Holocausto.  No dejes de aprovechar tu visita a Berlín para culturizarte, pásate por la isla de los museos, considerada un paraíso cultural.

13. Madrid, España

Que no se diga que no tenemos nada que aportar en casa. Madrid es el destino perfecto si no quieres irte demasiado lejos en tus vacaciones de invierno. Sin apenas turistas en esta época, la Madrid señorial de los Austrias te está esperando. Aprovecha para visitar los múltiples mercados y entrar en calor con un consistente cocido madrileño o con unos churros con chocolate. También puedes disfrutar de un gélido pero acogedor paseo por el parque del Retiro o ver cualquiera de la oferta de musicales que ofrece la Gran Vía.

Como ya habrás podido advertir, la luz mística del frío adorna las ciudades y las convierte en especiales y acogedoras. No olvides el abrigo y lánzate a descubrir el mundo en invierno. Te sorprenderá lo que te espera. ¿Y tú? ¿Vas a continuar viajando en verano?

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.