Blog de e-park

Un balneario: la mejor opción para relajarse

Dicen que no hay nada peor que la tediosa rutina, esa que te va ahogando cada día un poco más. Todos sabemos lo que se siente cuando suena ese maldito aparato llamado despertador a las siete de la mañana, o incluso antes, a horas intempestivas, tan pronto que no ha dado ni tiempo ni a poner las calles. Si estas harto de lunes al metro, mañanas sin café y horas extras, este es tu post. Desde luego, no vale la pena vivir con tanto estrés.

Los mejores balnearios que no te puedes perder

Si lo que quieres es olvidarte de la rutina durante unos días, te ofrecemos unas vacaciones diferentes, donde la relajación física y mental será la única protagonista. Es el momento de dejar de lado los problemas, poner la mente en blanco y dejarse llevar. ¿Estás listo? Te presentamos, a continuación, una lista de los trece mejores balnearios para desconectar del mundo y perderse entre pensamientos y relax.

1.  Monasterio de Valbuena (San Bernardo, Valladolid)

Este balneario y spa se encuentra situado concretamente a 386 metros de profundidad en pleno corazón de la Ribera del Duero. Se trata del primer balneario de Castilla y León que cuenta con cinco estrellas. El edificio data del siglo XII, de hecho, es el monasterio cisterciense mejor conservado y cuidado de Europa. Con más de setenta habitaciones y 18 000 metros cuadrados de recinto, zona termal de 2000 metros cuadrados, dieciséis salas de tratamientos, piscinas termales, etc. Estamos seguros de que no te va a dejar indiferente. Si lo que quieres es combinar relajación con historia, este es tu sitio.

2. Fontsanta Thermal Spa & Wellness (Campos, Mallorca)

Este hotel de cinco estrellas se encuentra al sur de Mallorca, concretamente en Campos, en el espacio natural situado entre la playa de Es Trenc y Es Salobrar de Campos. Se trata de las únicas aguas termales naturales de Mallorca, una opción increíble para desconectar si vivistas las Islas Baleares.

3. Villa Padierna Thermas de Carratraca (Carratraca, Málaga)

Si lo que quieres son unas vacaciones diferentes, esta puede ser tu mejor opción. Se trata también de un hotel de cinco estrellas con aguas mineromedicinales, hecho que lo convierte en único en toda Europa. Este paraíso se encuentra en el pequeño municipio de Carratraca, en el Valle de Guadalhorce, a unos treinta minutos del aeropuerto de Málaga y de la estación de trenes. El edificio donde se encuentra el hotel es de estilo neoclásico, ni más ni menos que del siglo XVIII, construido durante el reinado de Fernando VII.

4. Balneario de Panticosa (Panticosa, Huesca)

El edificio diseñado por los arquitectos Belén Moneo y Jeff Brock busca crear un espacio perfecto para relajarse integrándose en la naturaleza que lo rodea. Este balneario está dividido principalmente en dos partes. La primera de ellas es la zona de cabinas, concretamente son veintiséis cabinas, donde puedes disfrutar de tratamientos de relajación, belleza y bienestar.

La segunda zona se corresponde con la planta de las piscinas, desde donde se pueden observar las estrellas mientras disfrutas de un agradable baño en aguas termales. A su vez, también podrás observar unas increíbles vistas a la montaña y disfrutar de una playa de arena natural, de un iglú, de una piscina aromática, de una sauna, de un baño turco… Sin duda, una oportunidad única de vivir una experiencia sensitiva sin precedentes.

5. Balnearios de Segura (Segura de los Baños, Teruel)

También en Aragón nos topamos con este maravilloso hotel de cinco estrellas con balneario de aguas bicarbonatadas cálcicas, con una mineralización media-baja. La decoración de este oasis tiene una inspiración de naturaleza colonial, donde encontramos muchas maderas naturales, cuero, linos, ánforas, etc. Buscando recrear ese lodge africano. El hotel ofrece la posibilidad de que disfrutes únicamente del circuito termal, sin necesidad de alojarte en él. 

6. Las Caldas Villa Termal (Oviedo, Asturias)

Disfrutar del norte con una buena sesión de relajación es posible. Este balneario con más de tres siglos de historia está situado a las afueras de la ciudad asturiana de Oviedo. Aunque se trate de un edificio con muchos años a sus espaldas, está equipado con las más modernas instalaciones que ofrecen una gran variedad de servicios de salud, belleza y relax.

7. SHA Wellness Clínic (Alfàs del Pí, Alicante)

Aunque estemos hablando de balnearios, la verdad es que este lugar va más allá, ya que se trata de una clínica de bienestar integral que apuesta por el método SHA. Está compuesto por una alimentación saludable y equilibrada, tratamientos naturales, modificación de malos hábitos, paz interior, tratamientos genéticos y antiaging, medicina estética, deporte y estimulación mental.

Este paraíso del cuidado integral del cuerpo cuenta con más de 6000 metros cuadrados de bienestar, nutrición, fitness, relax y ocio. ¿Te animas a probar el método SHA?

8. Le Meridien Ra Beach (El Vendrell, Tarragona)

Este oasis termal de la Costa Daurada lo podrás encontrar en El Vendrell, a unos cuarenta minutos de Barcelona. Si lo que quieres es explorar la costa mediterránea este es tu lugar. Además, es ideal para compartir la experiencia con toda la familia, ya que cuenta con el programa “Le Méridien Family”, donde los más pequeños se divertirán a la par que aprenderán, mientras que los padres disfrutan de tratamientos chinos, tailandeses, indios, árabes, balineses y japoneses.

9. Balneario de Mondariz (Mondariz, Pontevedra)

Este oro termal que data de 1873 es considerado el pionero en cuanto a balnearios gallegos se refiere y es todo un referente en el termalismo europeo. Este balneario histórico ha sabido adaptarse a las necesidades de salud y belleza del siglo XXI, ofreciendo una serie de servicios que apuestan por el bienestar integral. Se trata del mayor complejo hotelero de Galicia formado por un hotel de cuatro estrellas, un balneario mineromedicinal, un palacio de agua, un spa, un campo de golf y un restaurante. El mejor sitio para degustar la cocina gallega más exclusiva.

10. Gran Hotel Balneario Palacio de las Salinas (Valladolid)

Poco tenemos que decir que no se haya dicho ya de este palacio termal, que ya era famoso en el siglo XVIII, cuando los vecinos acudían a bañarse en sus aguas para curar cualquier tipo de dolencia en los huesos, en la piel y en las articulaciones.

En 1891 se convierte en hotel, sin embargo, durante la Guerra Civil fue empleado como cuartel, como hospital, como sede de la Sección Femenina, como seminario, etc. El complejo turístico que puedes visitar actualmente se reinauguró en 1997 y está compuesto por habitaciones, balnearios y unos infinitos jardines en los que podrás perderte sin pensar en nada.

11. Real Balneario de Solán de Cabras (Solán de Cabras, Cuenca)

Situado a apenas cincuenta kilómetros de la ciudad manchega de Cuenca se encuentran estas instalaciones dedicadas al relax atravesadas por el río Cuervo. Podrás alojarte en la antigua casa hospedería, construida durante el reinado de Carlos III en el siglo XVIII, o en apartamentos totalmente equipados para que vivas una auténtica experiencia rodeado de naturaleza.

Entre sus instalaciones encontramos un restaurante, una cafetería, una piscina, una sala con diferentes tipos de baños, pistas de tenis y fútbol, salas de tratamientos… Este balneario está especialmente recomendado si padeces afecciones del riñón.

12. Balneario de Lanjarón (Lanjarón, Granada)

Este balneario está formado por un hotel de cuatro estrellas, un restaurante ecológico y seis manantiales con aguas mineromedicinales, convirtiéndose en un lugar idóneo para recuperar fuerzas y volver a la vida cotidiana.

Este destino idílico para cuidarse cuenta con una ubicación que lo hace más especial aún. Está situado entre el Parque Natural de Sierra Nevada y la Alpujarra. Te recomendamos que aproveches la estancia para visitar estos parajes tan especiales. Estamos seguros de que no te vas a arrepentir.

13. Balneario de Vichy Catalán (Caldes de Malavella, Girona)

Este balneario está situado a tan solo dos kilómetros del campo de golf PGA Catalunya. Por lo tanto, es ideal para los amantes de este deporte que busquen relajarse. Si este no es tu caso, no te preocupes, sabemos que también te van a gustar sus servicios de termalismo.

Este paraíso de la Costa Brava cuenta con unos jardines de ensueño, con unos espacios comunes con mucha historia, un restaurante y cafetería, una inmensa terraza, una piscina exterior, etc.  Si lo que quieres es relajarte mientas disfrutas de un edificio con estilo neomudéjar reconocido como monumento histórico-artístico este es tu lugar. Además, te ofrece relajantes baños en aguas mineromedicinales a sesenta grados, perfectos para aliviar problemas de circulación, de digestión o de nervios.

A estas alturas ya debes estar deseando aparcar la rutina durante unos días y disfrutar de unas vacaciones diferentes, cuya máxima preocupación será ver tus dedos arrugados por estar a remojo en aguas termales a más cuarenta grados o por probar suculentos platos de la cocina más exclusiva.

Es el momento de tomarte un respiro y dedicarte tiempo a ti mismo para cargar pilas, porque por algo te lo mereces. En esta vida no puede ser todo trabajo. Es hora de dejar de lado las alarmas y apostar por un poco de felicidad.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.