Blog de e-park

Seguro para viajes ¿es necesario?

Ahora que las vacaciones están a la vuelta de la esquina, no hay otro tema más acertado que el del seguro de viaje. Esto es algo de lo que muchos prescinden en sus vacaciones, sin embargo, tiene multitud de ventajas. 

Así pues, en este artículo vamos a hacer una aproximación hacia este desconocido salvavidas. 

¿Qué es un seguro de viaje?

Un seguro de viaje es un producto que te permitirá llevar a cabo tus viajes estando totalmente protegido y sin correr ningún tipo de riesgo. Normalmente, estos productos ofrecen coberturas en todo el mundo para que el destino de los desplazamientos no impida a quien los contrata sentirse totalmente a salvo. 

Además, las garantías y coberturas suelen adaptarse a las necesidades del lugar donde se viaja, así como a la finalidad del traslado. De esta manera, su contratación te permitirá cancelar o interrumpir el viaje, recibir asistencia médica de emergencia o recuperar tu dinero en caso de que te roben. 

Ciertamente, estos productos están pensados con coberturas estándar para cualquier tipo de viaje, pero también contemplan ciertos imprevistos que pueden sucederte. 

Ante todo, debes tener en cuenta que a lo largo de un desplazamiento pueden sucederte multitud de cosas. Obviamente, siempre se espera que lo que te suceda sea algo positivo, no obstante, nunca se sabe cuándo puede suceder un percance. 

Ventajas que ofrece un seguro de viajes

Ciertamente, todo aquel que prueba este tipo de producto acaba satisfecho. A fin de cuentas, el sentimiento de protección y seguridad es muy importante para muchas personas, por lo que no es de extrañar que tener ciertas garantías sea bien recibido. Sin embargo, es necesario mencionar una a una todas estas ventajas, ya que, de lo contrario, no podrás entender el porqué de su importancia. 

Asistencia 24 horas 

La asistencia 24 horas es una de las coberturas que incluyen prácticamente todos los seguros. Además, está disponible los 365 días del año, por lo que no tendrás que preocuparte de nada. 

Así pues, gracias a los profesionales que te atenderán, podrás solventar cualquier incidencia. Por ejemplo, si te pierden las maletas en el aeropuerto, ellos te dirán qué documentación debes presentar y dónde poner tu reclamación y obtener tu compensación por las molestias. De igual forma ocurrirá si, por ejemplo, cancelan tu vuelo o se retrasa demasiado. 

Los asistentes están disponibles en todo momento para atenderte y orientarte en situaciones de inseguridad. 

Podrás tener asistencia médica

Este es uno de los pros en los que más se debería pensar. Sin embargo, suele pasar desapercibido, más por ignorancia que por poca consideración. Cuando viajas fuera de tu país, la asistencia sanitaria que requieras en tu destino correrá de tu cuenta. 

Es decir, que, si debes acudir a urgencias, ser curado o ser intervenido quirúrgicamente, todo ello tendrás que pagarlo de tu bolsillo. No importa que te encuentres en la Unión Europea o fuera. Todos los países te harán pagar su factura sanitaria. 

Por ello, es muy positivo poder contar con un seguro. Su cobertura permitirá que te traten en los mejores centros sanitarios y sin ningún coste adicional para ti. Así pues, si sufres un accidente o si contraes un resfriado no tendrás de qué preocuparte.

Además, tu aseguradora podrá poner a tu disposición un intérprete para que entiendas lo que te dice el médico. Y, en caso de que necesites medicamentos que no estén disponibles en ese país, también la compañía se encargará de hacértelos llegar lo antes posible. 

Todo lo relacionado con tu salud estará cubierto, desde la utilización de una ambulancia hasta una repatriación urgente por motivos de salud. Así pues, no tendrás de qué preocuparte. 

Ahorrarás dinero

Otro de los factores que debes tener en cuenta es el hecho de que, ante cualquier contratiempo, ahorrarás dinero. Por ejemplo, porque si, por cualquier motivo, has de cancelar tu viaje, perderás el dinero, mientras que si contratas un seguro de viajes se te devolverá el importe sin ningún problema. 

De igual forma ocurrirá con cualquier otro inconveniente, como el retraso del vuelo o la pérdida de tus maletas. Los gastos que te generen estarán cubiertos en primera instancia por tu seguro y ellos serán quienes se encarguen de reclamar a la compañía aérea o al último responsable. Por tanto, todo serán facilidades para ti. 

Por último, cabe destacar también los gastos médicos, ya que estos pueden ser muy elevados. Una visita a urgencias suele rondar, como mínimo, los cien euros en casi cualquier país. Y esto es solo la visita, si necesitases atención médica se pagaría aparte. 

Ahorrar tiempo

Esta es otra de las ventajas principales, ya que con el servicio de atención evitarás colas en puestos de información y acudir a lugares equivocados. Sin lugar a dudas, esto puede suponer un gran beneficio para ti a lo largo de tu desplazamiento. 

Anular el viaje hasta un día antes de irte

Esto, en muchas ocasiones, puede parecer innecesario. No obstante, nunca sabes lo que te puede pasar. Además, los viajes suelen reservarse con antelación para ahorrar dinero en las reservas y también para que dé tiempo a planificarlo todo a la perfección. No obstante, ¿qué pasa si te ocurre algún imprevisto?

Por ejemplo, si algún ser querido fallece o si te dan cita para operarte justo en la fecha en la que estarás fuera del país. Gracias a los seguros podrás cancelar el viaje y recuperar todo tu dinero. 

Poder volver antes de tiempo

De igual forma, si te vieras en la situación de tener que volver antes de tiempo, no tendrías ningún tipo de problema. 

De hecho, pueden surgir mil y un problemas que fuercen tu vuelta. Cualquier percance familiar o problema en tu hogar podría hacer que necesitases volver lo antes posible. Toda la modificación del viaje, la búsqueda de vuelos y demás correría por parte de la compañía aseguradora.

Cobertura completa

Muchos usuarios creen que con el seguro que les ofrece su tarjeta de crédito o con tener la tarjeta europea sanitaria es suficiente. Sin embargo, no es así. 

Por el contrario, hay muchas situaciones que no están cubiertas, como por ejemplo la repatriación del cuerpo en caso de que alguno de los viajeros falleciese en el extranjero. De igual forma ocurriría con la búsqueda del cuerpo en caso de accidente realizando cualquier deporte de riesgo. 

Y en el caso de que tuvieras que estar hospitalizado varios días, estos seguros no cubren el transporte de un familiar para que pueda acompañarte el tiempo que estés convaleciente. 

Tu responsabilidad civil quedará cubierta

Imagina que, estando en un país extranjero, alquilas un coche y tienes un accidente. En el caso de que dañes el mobiliario público tu aseguradora correrá con los gastos. Algo que si no has contratado esta garantía anteriormente puede suponer un coste difícil de asumir. 

Es obligatorio para viajar a ciertos países

Probablemente hayas escuchado que estos seguros están recomendados por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Pues bien, en ciertas ocasiones resulta obligatorio. 

Por ejemplo, para poder entrar en Cuba es necesario que presentes una cobertura médica amplia. Y si quieres ir a Rusia, cuando requieras el visado te obligarán a entregar una copia de la póliza de la aseguradora. 

Te indemnizan si tienes un accidente

Otra de las posibles desgracias que pueden sucederte cuando viajas es que alguien provoque un accidente y tú salgas perjudicado físicamente. Pues bien, esto también está contemplado por las aseguradoras. 

Realmente, no podemos hablar de números porque cada una de ellas tiene sus propias indemnizaciones estipuladas. No obstante, sí te podemos decir que, en caso de lesión grave o fallecimiento de alguna de las personas aseguradas, sus herederos recibirán una compensación económica notable. 

Es completamente adaptable

Por otro lado, no existe un producto estanco y único para todos los viajeros. Por el contrario, las pólizas pueden personalizarse. 

Obviamente, no necesita lo mismo quien se va a Londres de turismo cultural que quien se va a los Alpes a esquiar. Los diferentes destinos y finalidades de los desplazamientos también son contemplados por las aseguradoras. 

Solo de esta forma pueden ofrecerles a sus clientes las mejores opciones para que viajen seguros en todo momento. 

No te arriesgues y hazte con tu seguro

Aunque lo más normal es que no pase nada durante un viaje, nunca sabes cuándo la desdicha puede llamar a tu puerta. Por este motivo, lo mejor es que prevengas y evites problemas más graves. 

Una póliza para viajes es la manera perfecta de viajar seguro en todo momento. Sobre todo, si viajas con niños, la cobertura médica puede ser muy útil, ya que serán más probables las caídas y heridas que necesiten atención sanitaria. 

De igual forma, siempre estarás respaldado en caso de que se produzcan los contratiempos más comunes como pérdida de maletas o retraso de vuelos. Evitarás quebraderos de cabeza y desesperaciones que pueden arruinarte tus vacaciones por completo. 

Así pues, lo ideal y lo más precavido es que cuando viajes contemples la posibilidad de obtener un seguro para tu viaje ya que por un precio reducido puedes obtener grandes beneficios. 

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.