Blog de e-park

¿Quieres ahorrar, aunque suba la gasolina? Te damos todos los consejos que necesitas

Según un estudio realizado por la empresa AIS Group en el 2016, el gasto en carburante que realiza cada español al año es de 1.185 euros.

Debido a las exigencias laborales son muchas las familias que cuentan con dos o tres vehículos, por lo que te puedes imaginar a cuánto puede llegar a ascender el gasto anual de una familia en gasolina.

Con las altas tasas de paro que hay en nuestro país y el gran número de mileuristas, esto supone que algunas familias gasten más de un mes de su sueldo en repostar sus vehículos.

A estos datos hay que añadir que el precio tanto de la gasolina como del gasóleo sigue manteniéndose alto y a mediados de mayo ha experimentado un nuevo aumento.

A continuación, te daremos una serie de consejos que te servirán para ahorrar combustible y dinero mientras conduces. Si los sigues te aseguramos que tu bolsillo lo agradecerá al final del año.

Consejos para ahorrar combustible

1. Los acelerones no son nada recomendables

Conducir de manera agresiva hará que gastes más gasolina. Debes acelerar de forma paulatina hasta alcanzar la velocidad de crucero.

Esto, además de servirte para ahorrar en combustible, te servirá para desgastar menos los neumáticos.

Por otro lado, en invierno muchos conductores tras arrancar el vehículo suelen acelerar el motor varias ocasiones para calentarlo antes. Esto es una idea falsa, la mecánica requiere de unos minutos para coger temperatura. Acelerando en parado solo lograrás recalentar el motor y gastar gasolina.

2. No te pegues al coche que lleves delante

Conducir pegado a otro automóvil hará que tengas que pisar el freno en más ocasiones, por lo que deberás también acelerar más a menudo provocando un gasto extra de combustible.

Lo recomendable es que adaptes la velocidad y la distancia a la del coche que tienes delante o simplemente deja que se vaya, lo importante es llegar y si es ahorrando, mucho mejor.

3.  No pises el acelerador al arrancar

Aunque en el punto uno ya vimos lo poco aconsejable que es pegar acelerones al arrancar, en este caso nos referimos a otra cosa.

En la actualidad, los coches de inyección no necesitan que pises el acelerador para arrancar, ya que basta con activar el contacto.

En el caso de que tu coche disponga de un botón de arranque y apagado, lo que deberás pisar por seguridad es el embrague y el freno.

4. Usa la primera marcha solo para arrancar

Debes cambiar a segunda a los dos segundos de haber arrancado. Circular los primeros 5 segundos a una velocidad de 20 km/h te permitirá ahorrar hasta un 11 % de gasolina.

5. Utiliza correctamente el cambio de marchas

A más revoluciones más consumo. Es fundamental que cambies de marcha en el momento adecuado. También es recomendable que uses marchas largas durante el mayor tiempo posible.

6. Conduce suavemente

Intenta mantener una velocidad uniforme. Para ello, si tu coche dispone de control de velocidad, usándolo lograrás reducir el consumo.

Por otra parte, al llegar a una curva debes procurar no frenar con brusquedad y jamás hacerlo durante el trazado de la misma. Deja que el coche frene por sí solo aprovechando la inercia y si aun así debes frenar, hazlo con suavidad.

7. Apagar el motor

Un coche detenido, pero con el motor encendido, gasta medio litro cada hora. Esto te puede parecer poco, pero si vives en una ciudad grande donde ocurren frecuentemente atascos te recomendamos que pares el motor cada vez que veas que la parada va a durar más de 60 segundos.

Antes de pararlo, apaga todas las funcionalidades que tengas encendidas, desde el aire acondicionado a las luces, de este modo al arrancar también gastarás menos.

8. Realiza un buen mantenimiento

Un coche cuyos filtros estén en mal estado puede consumir un 6 % más. Por otra parte, unas bujías en mal estado pueden elevar el consumo hasta en un 10 %. Es importante que mantengas tu coche en un estado óptimo, ya que cualquier ligero defecto afectará al consumo.

Mantener el vehículo bien lubricado y usar un aceite de calidad también es un elemento que debes cuidar, tanto para la salud de tu motor como para la de tu bolsillo.

9. Revisa los neumáticos

Los neumáticos deben tener la presión recomendada por el fabricante. Si la presión es demasiado baja afectará al agarre y este al gasto de gasolina.

Asimismo, puedes utilizar neumáticos ecológicos que ayudan a reducir el consumo de carburante.

10. Conduce con el tanque medio lleno

Aunque en algunas ocasiones habrás podido leer que ir con el tanque vacío hace que el coche gaste menos, esto no es cierto, cuanta menos gasolina lleva un coche más gasta, por lo que te recomendamos ir con la mitad del depósito lleno.

11. Reduce el peso

El peso innecesario afecta al consumo. Según los estudios, cien kilos extra provocan que se gaste un 6% más. Quizá nunca lleves 100 kilos de más, pero puede que siempre lleves 10 o veinte kilos y esos kilos hacen que gastes más.

12. Quita la baca

Para muchos conductores, la baca es un elemento indispensable, pero provoca una mayor resistencia al aire y afecta a la aerodinámica, por lo que si quieres ahorrar dinero te aconsejamos que solo la uses cuando sea necesario.

13. Aire acondicionado y ventanillas

El aire acondicionado es fundamental para la mayoría de conductores, debido a las temperaturas que pueden llegar a hacer en verano en nuestro país.

Aunque la mayoría ya sabréis que el uso del aire acondicionado hace que el motor trabaje más y provoca un mayor gasto de gasolina. Este gasto es un 12 % menor que si decidís abrir las ventanillas.

En carretera, llevar las ventanillas abiertas provoca que el aire no circule por la carrocería, sino que se meta dentro del vehículo haciendo de freno, lo que ocasiona un gasto más elevado que el del aire acondicionado

En cambio, en ciudad, al ser las velocidades más bajas, lo recomendable es que bajes las ventanillas de tu coche.

14. Aprovecha las inercias

Cuando estés en un descenso debes aprovechar para cambiar de marcha antes a bajas revoluciones.

Asimismo, cuando circules por una subida debes retrasar lo máximo posible la reducción de las marchas, para ello pisa algo más el pedal del acelerador, pero nunca a fondo.

15. Estaciona a la sombra

La gasolina se evapora, por lo que aparcar a la sombra también te ayudará a ahorrar dinero. Si a esto le sumamos que la mecánica y la pintura sufrirán menos y que tu tendrás menos posibilidades de quemarte, llegamos a la conclusión de que la sombra solo trae ventajas.

16. Planifica tus viajes

Un tráfico denso te obligará a usar más el acelerador y el freno y tu coche permanecerá al ralentí una cantidad de tiempo mayor. Intenta realizar tus viajes cuando el tráfico sea menor o busca rutas alternativas. Esto te servirá para ahorrar gasolina y paciencia.

Por otro lado, aprovechar cada viaje en ciudad para hacer todos los trámites que debas hacer como, por ejemplo, compras, visitas al banco o llevar a los niños hará que realices menos viajes.

Cuanto menos uses tu coche, mejor para tu bolsillo, usa la cabeza.

17. Llena el depósito de forma eficiente

A la hora de repostar también puedes tomar medidas para ahorrar gasolina. Cuanto más aire haya en el depósito, más gasolina se evaporará. Como dijimos anteriormente, lo recomendable es llevarlo a la mitad para jugar con el peso y la evaporación.

Un truco que también debes usar es girar la boquilla de la manguera al final del repostaje, ya que pueden quedar unos cien mililitros de carburante que ya has pagado.

Cuando hayas terminado de repostar, asegúrate de que el tapón está bien cerrado. Si se queda abierto, se evaporará más gasolina.

También te aconsejamos que consultes el precio de las diferentes gasolineras de tu ciudad y elijas la que más te compense. En ocasiones, la diferencia puede llegar a ser hasta 20 céntimos por litro.

 Además, debes tener en cuenta si ofrecen algún tipo de descuento por pago con tarjeta.

Otra opción es repostar en los supermercados y beneficiarte de las ventajas que suelen ofrecer por llenar tu deposito en ellos.

Por último, durante los fines de semana el carburante suele costar más, así que cuando debas repostar hazlo entre semana.

18. Vigila el gasto de gasolina

Si comienzas a notar un mayor gasto de combustible, lo más probable es que alguno de los elementos de tu vehículo no esté funcionando correctamente. Nuestra recomendación es que lo lleves a un taller para que realicen una revisión a fondo de tu vehículo y solucionar cualquier problema que tenga.

Conclusión

Todos y cada uno de estos consejos sirven para ahorrar combustible y son consejos muy sencillos de llevar a la práctica.

Aunque muchos parecen muy lógicos, seguro que no utilizas muchos de ellos. Si aplicas todos y cada uno de estos consejos, estamos seguros de que al final del año tu bolsillo lo notará.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.