Blog de e-park

Nuestros hijos viajarán con seguridad. Niños en el coche.

Las vacaciones ya han llegado y estamos preparando nuestro desplazamiento en coche hacia nuestro lugar de descanso. Es posible que este no se encuentre especialmente cerca de nuestro domicilio habitual y tengamos que hacer un desplazamiento en nuestro coche de algunas horas.

Nuestros hijos tienen que tener una atención específica y especial en nuestro movimiento en vehículo. Si siempre debemos de tener esa especial precaución con ellos, en desplazamientos largos tenemos que ser más exigentes y previsores en cuanto a que estén cómodos y tranquilos. También nosotros deberemos prepararnos bien para que nuestra conducción sea lo más segura posible. La seguridad debe ser primordial.

Para realizar un viaje en coche, un largo desplazamiento, hay una serie de recomendaciones generales para nosotros los conductores que beneficiaran en mucho el viaje de los pequeños que nos están acompañando.

Recomendaciones generales para un viaje.

Revisión del vehículo

Si habitualmente debemos tener nuestro coche en perfecto estado para poder desplazarnos con él día a día, en el momento en el que vamos a preparar nuestro desplazamiento de vacaciones debemos ser mucho más exigentes con las condiciones en las que se encuentra nuestro medio de locomoción.

Antes de salir, deberemos realizar una concienzuda revisión de la situación en la que se encuentran nuestras ruedas, un control de los diversos niveles del vehículo (agua, aceite, …) y también, algo que habitualmente olvidamos, de las escobillas de los limpias. No es tan improbable que nos pueda caer una pequeña tormenta o lluvia. Si llevamos mucho tiempo sin revisarlas o no se han mojado últimamente, no van a realizar estas la función para la que están concebidas. También es muy importante revisar el agua del depósito del limpia. Algunas veces “cuatro gotas” ensucian mucho y debemos limpiar el cristal delantero.

Ropa Cómoda y ligera

Tenemos que pensar, si vamos a viajar haciendo un importante recorrido, que nuestra ropa debe ser cómoda, nuestros movimientos tienen que ser lo suficientemente suaves para una buena conducción. Nuestra indumentaria tiene que ser ligera, que nos permita una buena transpiración en el vehículo. La ropa no puede ser, en ningún momento, un estorbo al realizar las labores lógicas y típicas de la conducción de un vehículo.

Nuestros pequeños, al igual, deberán llevar también una ropa que les sea cómoda y, a la vez, ligera para que su viaje sea el más idóneo.

Deberemos tener mucha precaución con la incidencia del sol en los cristales traseros. Utilizar persianillas, gorras o cualquier otro instrumento les permitirá un viaje más agradable.

Hidratación

Todos debemos ir perfectamente hidratados. Los conductores tienen que beber mucha agua porque, de lo contrario, está demostrado que la perdida de atención se incrementa en cuanto sube el nivel de deshidratación.

Nuestros pequeños deben beber lo suficiente para que no se produzcan situaciones de una intranquilidad excesiva que les perjudique a ellos y al mismo conductor.

No hay una cantidad recomendada de agua para nuestro viaje. Debe ser nuestra necesidad y la de nuestros acompañantes la que determine cuándo y cuánto deben ir bebiendo.

Respecto a la duda de si consumir bebidas azucaradas, gaseosas o solo agua, no hay una dirección delimitada. Algunos especialistas consideran interesante el uso de bebidas azucaradas por las pérdidas que vamos teniendo en el coche. Otros recomiendan solo agua.

Descanso periódico

No podemos y no debemos afrontar un largo viaje de desplazamiento en coche realizando pocas paradas. Es necesario para todos los integrantes de dicho viaje que se realicen esas paradas de “estiramiento de piernas”, que se podrán completar con la hidratación necesaria. Si bien nuestros acompañantes sí podrán beber durante el viaje, nosotros no debemos hacerlo bajo ningún concepto durante la conducción. No podemos perder nunca la atención de lo más importante: conducir.

Móvil disponible

La sociedad actual nos permite muchas cosas que nuestros padres no podían tener cuando íbamos con ellos de viaje en aquellos Seat 600 o 1500. La existencia de la telefonía móvil no era ni imaginada por ninguno de nosotros.

Obviamente, está prohibido el uso del móvil por el conductor salvo si se dispone de manos libres homologado. Lo que si es imprescindible es llevar un móvil en el coche para que, ante cualquier contingencia que nos ocurra a nosotros o a nuestros acompañantes, nuestros hijos e hijas, inmediatamente podamos contactar con emergencias o, en el caso de averías, con nuestro servicio de grúa.

Si tenemos la opción, deberíamos llevar también un cargador adaptado para su recarga en el coche u otro complemento que nos permita su recarga.

Documentación

Antes de iniciar nuestro desplazamiento, deberíamos revisar que llevamos toda la documentación que necesitamos: tanto la del coche como la personal. Es muy importante confirmar que tenemos a mano el número de nuestra compañía de seguros para avisos de urgencia que tengamos contratados, así como confirmar que llevamos encima tarjetas de la seguridad social, DNI, …

Botiquín o bolso de urgencias

Los niños y niñas, encerrados, pueden encontrarse indispuestos, tener algún mareo e, incluso, pueden hacerse algún corte. Es muy recomendable siempre llevar ese pequeño bolso con lo mínimo para realizar una pequeña y rápida cura. Tiritas, agua oxigenada, unas tijeritas, … nunca nos vendrán mal.

Recomendaciones para los más pequeños durante el viaje

Tras conocer o recordar algunos temas generales del viaje para todos los integrantes de la familia, vamos a incidir sobre los más pequeños, sobre cómo hacer que su viaje sea lo más placentero y seguro posible.

Cinturones de seguridad

Siempre, todos y en todo momento, deberemos ponernos los cinturones de seguridad en el momento en que entremos en el coche.

Los adultos deberemos ponérselos y asegurarnos de que están bien colocados, ajustados y de que no se mueven.

No debemos dejar en manos de los menores esta obligación.

Sillas de Seguridad

Los niños y niñas menores de 135 cm deberán ir obligatoriamente en un sistema de retención infantil. No podrán ir en alzadores o, peor, sin ellos siquiera.

Las típicas “sillitas” deberán ir perfectamente ancladas a los sistemas de seguridad y cinturones y no podrán tener ningún tipo de movimiento.

Existen cuatro tipos básicos de sistemas de retención para nuestros menores:

  • Las sillas (grupo 0 y 0+) para niños y niñas de hasta 13 kilogramos deberán colocarse obligatoriamente en el sentido inverso a la marcha y en el asiento trasero. Esta posición le permite una mayor protección en caso de accidente.
  • Los niños de más de 13 kg o cuya cabeza sobresalga de la parte posterior de nuestra silla, usarán el grupo 1. Deberá cambiarse la dirección de la misma y se recomienda que vaya colocada en la parte central del vehículo, por supuesto siempre en la parte trasera.
  • Cuando nuestros hijos e hijas lleguen a los cuatro años, aproximadamente, y hasta los 12 años o hasta los 36 kg, irán con la silla de seguridad homologada para su peso.
  • Hasta los 150 cm, es recomendable que usen sillas elevadoras sin respaldo. La banda del cinturón nunca deberá ir sobre el cuello de nuestros hijos e hijas. En todo caso, deberá ir sobre el hombro y la cadera.

Resumiendo, las sillas deberán ir siempre adecuadas al peso de nuestros pequeños y pequeñas. Si ya son un poco más mayores, jamás deberán ir con el cinturón al cuello y, además, la plaza más segura es la central trasera.

El tema del airbag es muy importante y es que, hasta que tengan altura o edad de usar solo el cinturón, deberá ir desactivado.

Entretenimiento

Intentaremos, en la medida de nuestras posibilidades, facilitar a los viajeros más pequeños algún entretenimiento, algún divertimento que no les haga eterno nuestro viaje.

Es muy importante, como siempre, el control de los dispositivos electrónicos. No es recomendable que un viaje largo se dedique por completo al uso de dichos instrumentos. Será interesante que el acompañante adulto, si disponemos de él o ella, interactúe con juegos creativos e imaginativos.

Equipaje

Recordábamos, anteriormente, aquellos viajes que realizábamos con nuestros padres hace ya algunos años. No éramos un dechado de seguridad, está claro. Uno de los errores más importantes que cometíamos y que, desgraciadamente, seguimos cometiendo era colocar maletas en cualquier sitio y los niños estábamos en medio de los bultos.

Además de estar prohibido, es un riesgo absoluto para todos los integrantes del viaje ya que podrían producirse accidentes dentro del vehículo si diéramos un volantazo de seguridad o en una curva especialmente pronunciada.

Es idóneo que tengamos a mano un pequeño set de ropa para ellos y ellas: muda completa, pañales, en el caso de que sea necesario, o incluso algo de abrigo. Será muy interesante tener muy localizada su ubicación para cualquier supuesto que pueda surgir.

Aire Acondicionado

Aquí la situación es más complicada. No debemos tenerlo todo el viaje puesto si llevamos niños o niñas muy pequeños ya que podrían enfriarse en exceso. Tampoco podemos realizar un viaje largo con 40º sin usar dicha opción. Aquí deberá de imperar la lógica y tendremos que evaluar la opción de ir conectando y desconectando el mismo. Buscaremos mantener el interior de nuestro coche lo suficientemente agradable para todos sin que ello nos lleve a que alguno de nosotros pueda pasar frío en exceso.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.