Blog de e-park

Los países con más longevidad del mundo y sus secretos

Más allá de las fábulas sobre la inmortalidad y gracias al avance de la ciencia y la tecnología, la esperanza de vida es cada vez mayor. La milagrosa receta para vivir más años no es más que una combinación de un estilo de vida saludable, una alimentación adecuada y unas instituciones sanitarias públicas del país apropiadas.

Los paises con más longevidad del mundo

Si, alguna vez, te has preguntado en qué países viven las personas más longevas, te contamos cuáles son y sus secretos para vivir más. ¡Toma nota!

1. Corea del Sur

Los avances en el sistema sanitario y la economía del país sitúan la esperanza de vida de Corea del Sur en 90 años, abriéndose camino a pasos agigantados para ser el país con la longevidad más alta. El secreto es una dieta rica en alimentos fermentados, que ayudan a disminuir el colesterol y aumentan las defensas del sistema inmune. Y no solo se trata de eso, sino también de que la gastronomía coreana es muy rica en nutrientes y posee un altísimo contenido en fibra.

Tenemos que destacar las tradiciones coreanas, que contribuyen a mejorar la calidad de vida. Unos buenos ejemplos son los baños públicos, que permiten a las personas reunirse y comunicarse y reducen el estrés y la ansiedad del día a día. Por otro lado, la religión mayoritaria es el budismo, que promueve unas creencias de cooperación por encima del individualismo. La templanza y el optimismo de esta religión ayudan a vivir de una forma más tranquila y relajada.

2. Hong Kong (China)

La longevidad en la ciudad de Hong Kong alcanza los 84 años. En comparación con el resto de China, donde la esperanza de vida ronda sobre los 76 años, Hong Kong se sitúa con tasas muy bajas de obesidad y consumo de tabaco, algo fundamental para vivir más años.

Además, según varias investigaciones médicas, la clave para la longevidad podría residir en el taichí. Se trata de un arte marcial milenario de relajación con múltiples beneficios para el cuerpo y la mente.

3. Japón

Los habitantes del país del sol naciente alcanzan una media de 83,6 años y lo colocan en el tercer puesto del ranking. Como ya habrás imaginado, el secreto para vivir más es su característica alimentación baja en calorías, a base de pescado, frutas y verduras. Los japoneses consumen menos grasas saturadas y carne que el resto del mundo y, además, llevan una vida más activa en la vejez.

Es interesante remarcar la isla de Okinawa, ya que alberga una de las poblaciones con más centenarios de todo el mundo. La historia de los centenarios de Okinawa llevó a realizar varios estudios para comprender el porqué de la longevidad de los habitantes del lugar. Así, algunos habitantes se trasladaron al extranjero y su esperanza de vida se redujo drásticamente, lo que hizo concluir que su longevidad era una cuestión de costumbres y no de genes.

4. España

Los españoles hemos colocado la longevidad en 83 años. Aparentemente, el truco reside en la famosa dieta mediterránea (destaca por el aceite de oliva, los vegetales frescos y el vino), la siesta y los servicios sanitarios.

Esto no es todo, ya que la distribución de las ciudades también ayuda a que nos movamos más. Las tiendas y los restaurantes suelen estar cerca de nuestra casa y es más fácil acceder a ellos caminando.

5. Suiza

La media de la esperanza de vida en Suiza es de 82,8 años y es el lugar donde los hombres viven más, llegando a 81. Se trata de uno de los países más ricos de Europa y cuyos sistema sanitario y seguridad personal son envidiables.

Algunos estudios apuntan que el alto consumo de queso y leche contribuye a la elevada esperanza de vida, aunque el grueso del asunto reside en la riqueza del país y su sistema sanitario.

6. Italia

Los italianos viven, aproximadamente, 82 años, de media. El clima cálido favorece las actividades al aire libre y, si lo combinamos con la dieta mediterránea, tenemos el dúo perfecto. Destacamos el consumo del aceite de oliva, frutas y verduras frescas y pescado ligero, que ayuda a perder peso y combatir otras enfermedades.

7. Singapur

La media de los habitantes de Singapur ha ido elevándose, en los últimos treinta años, gracias al sistema sanitario, llegando a 82 años de edad. El país tiene una de las tasas de mortalidad materna e infantil más bajas del mundo, gracias a los avances en el ámbito sanitario y las instalaciones médicas.

Por otro lado, mantener los vicios perjudiciales para la salud en Singapur sale bastante caro. Los cigarrillos y el alcohol cuestan mucho más que en otros países y, además, son penalizados con altos impuestos.

8. Francia

Francia tiene una de las tasas de obesidad más bajas, lo que sitúa la esperanza de vida en 82,4 años. Gracias a esta ventaja, se evitan muchos de los problemas cardiovasculares y muertes. De nuevo, el clima cálido y la dieta mediterránea contribuyen a la buena salud de los franceses.

¿Y el país con menos esperanza de vida?

Se trata de la República Centroafricana, la más baja de todo el mundo y que llega a 50,2 años, de media. La falta de estabilidad económica y recursos del país lo posiciona en el último puesto del ranking.

El secreto para vivir más y mejor

Como ya habrás podido comprobar, el secreto es que no hay secreto. Nuestro estilo de vida y la calidad del sistema sanitario del país en el que nos encontramos influyen de forma radical en nuestros años de vida.

Según las estadísticas, las principales causas de muerte son las enfermedades del corazón y el paro cardíaco, la demencia y el cáncer de pulmón; junto a otras enfermedades pulmonares crónicas, la diabetes y el cáncer de seno.

Entonces, ¿qué podemos hacer nosotros? Es importante eliminar los malos hábitos. El tabaco, el alcohol, la mala alimentación y la falta de movimiento contribuyen a que perdamos años de nuestra vida sin darnos cuenta. El sedentarismo se va apoderando de nuestra sociedad, con las distintas facilidades para que no tengamos que salir de casa. Sin embargo, es importante comprender que, para poder envejecer de forma sana, hemos de integrar el ejercicio a nuestro día a día.

Consejos para vivir más

Reduce las calorías. No tienes que volverte un loco de las calorías ni contarlas de forma impulsiva, sino que basta con reducir el consumo del azúcar, la bollería industrial, los refrescos y la comida precocinada.

Añade alimentos antioxidantes, como las manzanas, los limones o las peras, en tu menú. Por otro lado, las zanahorias, el brócoli y las espinacas tienen un alto contenido de alfa-caroteno, cuyo consumo se asocia al menor riesgo de muerte. ¡Un perfecto tentempié!

  • Camina todos los días al menos media hora. Ejercitarás el corazón y las piernas y tonificarás los músculos. Seguramente, ya lo sabes, pero el ejercicio físico es la clave para la longevidad. Si tienes la opción de practicar algún deporte, tu cuerpo y mente lo agradecerán.
  • Duerme al menos ocho horas diarias. Te sorprenderá saber que casi el 75 % de las personas centenarias duerme alrededor de diez horas al día. Basta con añadir una pequeña siesta por la tarde a las ocho horas nocturnas, para cumplir este punto.  
  • No te quedes en el sofá. Los estudios afirman que cada hora extra frente a la televisión aumenta el riesgo de muerte en un 11 % y en un 18 % la probabilidad de muerte por enfermedades del corazón.
  • Céntrate en los pensamientos positivos y ríe más. Muchos estudios han demostrado que la gente positiva, que mantiene una actitud optimista, vive más años.

El futuro y el camino hacia la vida eterna

¿Sabías que en 2000 se creía totalmente imposible que la esperanza de vida superase 90 años? Es más, se creía que ya habíamos alcanzado nuestro tope máximo de edad. Sin embargo, el mundo avanza y, con él, lo hacen la ciencia y la medicina.

Hoy en día, la predicción de la mortalidad y esperanza de vida no es tan sencilla como parece, aunque siempre seguimos queriendo saber un poco más sobre el futuro.

Según un reciente estudio del Imperial College de Londres, los surcoreanos serán los ciudadanos más longevos en 2030. Por ejemplo, un bebé nacido en ese año, seguramente, pueda vivir bastantes más años, después de cumplir su nonagésimo cumpleaños, siete años más que alguien nacido en 2010. Por otro lado, se estima que los hombres surcoreanos podrán vivir al menos 84 años, de media, lo que les hará saltar por encima de muchos países del ranking. Los progresos del resto de países serán menos notables, aunque, inevitablemente, habrá una subida general de la esperanza de vida en todo el mundo.

Viendo el panorama, no es de extrañar que, dentro de algunas generaciones, podamos vivir el doble. Los avances médicos y científicos han demostrado en más de una ocasión que lo “imposible” es posible, así que, para conseguir el efecto de la fuente de la juventud eterna, solo queda esperar.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.