Blog de e-park

Los lugares más solicitados para viajar

Los destinos que han sido los más visitados durante el año 2018 son varios países europeos, además de México, Tailandia y Turquía. Todos ellos reciben millones de turistas cada año, y la cifra de los que se deciden a viajar a cualquier destino crece anualmente en todo el mundo.

Los destinos más visitados en 2018

A continuación, te contaremos por qué estos países son los más visitados, cuáles son sus atracciones y qué buscan los turistas.

Francia

Uno de los destinos para 2018 en los que es difícil decidir qué ver. Empezamos por la Provenza, con sus campos de lavanda y la región de la Camargue, fascinante lugar lleno de fauna y colorido en el delta del río Ródano.

Evidentemente, París es tu parada obligatoria. Es casi un tópico visitar la Torre Eiffel y las valiosísimas colecciones del Museo del Louvre, dedicado a las artes decorativas, arqueología e impresionismo.

Otro imprescindible es el Valle del Loira, apodado el jardín de Francia, con sus cincuenta castillos renacentistas, como el majestuoso castillo de Ussé o los de Sully-sur-Loire, Chenonceau y Villandry para que te deslumbres con sus jardines perfectos.

Es recomendable que pases la noche en la ciudadela amurallada de Carcasona para apreciarla en el silencio de la mañana. Sus monumentales construcciones medievales y sus callejuelas de piedra te trasportarán en el tiempo. Luego, habrá tiempo para ver el castillo, el Canal du Midi, la basílica de Saint-Nazaire y la catedral de San Miguel.

Estados Unidos

Crisol de culturas y país de gran tamaño, cuenta con una de las ciudades más famosas del mundo: Nueva York. Recorre la Quinta Avenida y el Central Park, sube a ver la panorámica de la ciudad desde el edificio Empire State, visita la estatua de la Libertad, disfruta de un espectáculo en Broadway, recorre Chinatown, Little Italy y el Soho. Son actividades inolvidables.

San Francisco, más pequeña y con personalidad igual de diversa, es la ciudad de las casas victorianas, los tranvías y las calles en cuesta. Tiene dos emblemas: la antigua prisión de Alcatraz, hoy en día sitio turístico, y el famoso Golden Gate. Cuando vayas, recuerda tomarte una sopa de almejas, que sirven dentro de un gran pan.

Las Vegas es la capital mundial de las apuestas y cuenta con inmensos casinos, hoteles de lujo extremo, fuentes maravillosas, carteles luminosos a cual más extravagante, lo que conforma una ciudad de personalidad única en el mundo.

El parque nacional Yellowstone lleva en sí varios récords: es la reserva más antigua del mundo, contiene el supervolcán del mismo nombre, tiene la mitad de las atracciones geotérmicas del planeta y es el mayor ecosistema intacto del hemisferio norte. Además, conserva toda su fauna gracias a la prohibición de cazar. Bisontes, osos y alces, entre otros animales. viven allí en paz.

Entre muchos otros géiseres, su mayor atracción es la fuente geotérmica Old Faithful o Viejo Fiel, que puntualmente expulsa su chorro de agua caliente durante cinco minutos cada hora.

España

Es complicado escoger qué visitar. Este país es un mosaico donde ningún lugar te deja indiferente. Hemos elegido algunos destinos maravillosos.

La playa de Las Catedrales en Lugo (Galicia) es una fantástica formación natural. Arcos, grutas, pasadizos y moles esculpidos en piedra y dispersos en una playa de arena finísima componen juegos geométricos de luces y sombras.

Los molinos de viento son un recordatorio de los tiempos idos y un poderoso emblema del Quijote. Se yerguen altivos sobre la tierra plana y seca de La Mancha.

El Museo Guggenheim Bilbao es una estructura de cristal y titanio de absoluta vanguardia, al igual que sus exposiciones de arte. Está escoltado por Mamá, la estremecedora escultura de Louise Bourgeois bajo la cual puedes caminar.

De sobrecogedora belleza, la mezquita de Córdoba es una muestra exquisita de la arquitectura andalusí y una de las más grandes del mundo.

No puedes olvidar el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia en Barcelona. La quintaesencia de la belleza, es una joya arquitectónica y artística, obra maestra de Antoni Gaudí.

China

Otro país donde la oferta de lugares interesantes es amplísma. Una de ellas es la octava maravilla, los 8000 Guerreros de terracota de Xian. El descubrimiento accidental del mausoleo del emperador Qin Shi Huang no ha terminado: aún queda mucho por desvelar, que sigue enterrado.

Hong Kong lo tiene todo: gastronomía, casinos, rascacielos, mercados populares intrigantes y un teleférico para subir y ver el Gran Buda Tian Tian y el monasterio Po Lin.

El Parque Nacional de Zhangjiajie te ofrece una belleza de ensueño. Desde sus miradores puedes contemplar fantásticas columnas de roca de hasta mil metros, coronadas por vegetación que parece de otro planeta. Fue la inspiración para la película Avatar.

Italia

No puedes soslayar un atardecer en la Piazzale Michelangelo de Florencia, después de recorrer la maravillosa ciudad, que en cada una de sus calles y construcciones es un museo repleto de obras de arte.

La costa Amalfitana es uno de esos lugares llenos de magia. Sus pueblos, como Ravello, Positano o Amalfi son de los más bellos del mundo, ya sea desde el mar o en tierra.

Las ruinas intactas de Pompeya y Herculano son fascinantes reliquias donde puedes apreciar hasta los detalles de la vida cotidiana de sus antiguos moradores.

La Toscana merece realmente ser recorrida con tiempo y tranquilidad. Sus paisajes parecen acuarelas y óleos, y su gastronomía destaca entre las muchas excelentes de Italia. Allí, por ejemplo, puedes disfrutar de una excelente pasta con ragú de jabalí.

Reino Unido

En un país del que todos conocen muchos tópicos, aún se esconden lugares por descubrir. Además de los prestigiosos museos de Londres, el Picadilly Circus, el Big Ben y las ruinas de Stonehenge, hay lugares menos emblemáticos pero encantadores.

Fuente de leyendas celtas, a la Calzada del Gigante, en Irlanda del Norte, se llega cruzando acantilados por frágiles puentes. Las columnas hexagonales de roca basáltica en número de 40 000 miden hasta doce metros de alto y se extienden a lo largo de catorce kilómetros de costa.

Al norte de Gales se encuentran las ruinas del priorato agustino de Llanthony. Los arcos, la torre y la iglesia ​de piedra gris están ubicados en Ewyas, el valle más verde que puedas imaginar.

Edimburgo, la más grande ciudad escocesa, es sede de los más imaginativos y estridentes festivales: musicales, artísticos, gastronómicos, religiosos y laicos. Además, posee un hermoso y conservado casco antiguo.

Alemania

Baviera, Sajonia y los valles del Rin albergan hermosísimos y perfectamente preservados castillos, con torres y almenas que evocan sueños de hadas. Katz, Eltz y Hohenzollern son apenas una pequeña muestra de esta soberbia arquitectura.

La gastronomía de Alemania varía mucho según la región, pero en general se prefieren los sabores fuertes y definidos, así como el alto contenido calórico. La carne más empleada es la de cerdo en muy variados y excelsos embutidos y salchichas. Los pescados, como arenque, bacalao y salmón, suelen consumirse en escabeche, ahumados y en salazón.

La cerveza, bebida típicamente alemana, la puedes encontrar en infinitas variedades y hasta protagoniza la famosa Oktoberfest. Traiciones, diversidad cultural, historia, paisajes, todo eso es Alemania.

México

Un país colorido a más no poder, pero que nunca resulta chillón. Sus vestimentas típicas, los murales de sus artistas y sus mercados son una paleta interminable de vitalidad y alegría.

Uno de sus atractivos es la gastronomía, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad. En cada lugar de México encontrarás platos e ingredientes característicos que representan un mestizaje cultural único, siempre resaltado por los chiles picantes.

Otros de sus atractivos son los sitios arqueológicos aztecas de Chichén Itzá y Teotihuacán y el maya de Tulún, muy bien preservados, y cuyas elevadas construcciones mantienen intactos sus imponentes perfiles.

Además, en sus costas hay playas de ensueño, abundan las ciudades que conservan su romántico pasado colonial, como Guanajuato y Querétaro, y la gente siempre es hospitalaria

Tailandia

Oro, leones, techos curvos, enormes pagodas luminosas como la de Wat Arun o Templo del Amanecer, guerreros temibles, budas serenos y animales fantásticos son algunos de los llamativos rasgos en los templos de este país.

Otro motivo para visitarlo es la gastronomía y su interesante mezcla asiática, árabe y europea. Sus sabores básicos son el picante, amargo, ácido, salado y dulce. Arroz, pescados, frutas, leche de coco y jengibre se mezclan en exquisitos platos de texturas y aromas que no olvidarás.

Añade a esto sus hermosas playas, la vitalidad de la vida nocturna y sus coloridos mercados y no te podrás resistir.

Turquía

Nada más por contemplar Santa Sofía y el Bósforo al atardecer ya vale la pena viajar a Turquía. Pero, además, está la Mezquita Azul, de indescriptible belleza otomana. En su interior está decorada con cientos de miles de azulejos de cerámica que representan tulipanes, frutas y cipreses, y externamente luce su altiva y elegante silueta.

La gastronomía es multicultural, pero lo más característico son los platos que llevan ingredientes como cordero, lentejas, sémola, vegetales, aceite de oliva y muchos más, utilizados en platos como testi kebab, dolma, hummus y otras delicias típicas. ¡No te los pierdas!

El Gran Bazar y la Cisterna Basílica de Estambul o las montañas blancas de Pammukale son experiencias oníricas que es imposible que olvides.

Ya sabes por qué en estos destinos los visitantes nunca faltan. A lo mejor en este 2018 todavía tienes tiempo de viajar y de conocer algunos de ellos.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.