Blog de e-park

Los coches autónomos, un futuro muy cercano

Si te apasiona la tecnología y el automovilismo, entonces estás de enhorabuena porque la fantasía más deseada por todos los amantes de ese binomio podría hacerse realidad muy pronto: los coches autónomos dejarán de ser meros prototipos.

¿No has notado la forma en la que poco a poco las diferentes marcas han ido incorporando asistentes automáticos en sus últimos modelos del mercado? Pues ello es solo un aperitivo, la antesala de lo que las principales marcas están cocinando para poner en el mercado en tan solo unos años.

Así pues, en unos tiempos donde la gran mayoría de los conductores anhela conducir vehículos ecológicos en general, y vehículos eléctricos en particular, empresas de tecnología como Google y las principales casas de automovilismo están librando una feroz competición por poner en circulación a sus coches autónomos. Ahora bien, ¿cómo serán los primeros coches autónomos? ¿Qué marcas están liderando esta pugna? ¿Qué países están más preparados para su expansión? ¿Tendrán precios asequibles o serán prohibitivos?

No te pierdas ni una coma de lo que vamos a contarte y encontrarás todas las respuestas a estas preguntas y mucho más aquí mismo.

¿Cómo serán los primeros coches autónomos?

Puede que, al hablar de coches autónomos, inmediatamente se te haya venido a la cabeza un automóvil completamente independiente e inteligente. Sin embargo, existen varios tipos o grados diferentes de coches autónomos. De hecho, en la actualidad puedes ver cómo cada vez más marcas están incluyendo de serie algunas características de los coches del futuro. Pero vamos, que para ver en circulación a KITT, el coche fantástico, aún queda mucho.

Los automóviles completamente autónomos tendrán que recorrer un camino largo no exento de dificultades, sobre todo en materia de infraestructuras, legal y hasta social, tal y como veremos más adelante. Sin embargo, actualmente estamos avanzando a pasos agigantados gracias al esfuerzo que están llevando a cabo empresas tecnológicas y del automovilismo para desarrollar todas las tecnologías necesarias para que estos vehículos puedan ser una realidad.

Básicamente, los coches autónomos logran su autonomía gracias a un potente ordenador, que hace las veces de cerebro, y a diferentes sensores, que funcionan como si fueran los sentidos del automóvil. De esta forma, el ordenador procesa a cada instante toda la información que le llega a través de los sensores, lo cuales se encargan de captar la información del entorno necesaria para poder circular por la carretera con total seguridad.

¿Cuáles son esos sensores? Pues la respuesta dependerá de cada fabricante. Hoy en día barajan varias posibilidades que ya han demostrado su eficacia. De este modo, puedes ver los llamativos “LIDAR” que usarán coches como los que Google está desarrollando y que no es más que un radar láser de tres dimensiones colocado en el techo, gracias al cual el ordenador genera una imagen tridimensional para saber en qué entorno se está desenvolviendo en cada momento.

También te puedes encontrar con las cámaras de vídeo, que pueden sustituir al LIDAR o trabajar como complemento del mismo, pues aunque el LIDAR es el sistema más preciso, también es cierto que tiene problemas para reconocer obstáculos en la carretera como los baches. Por ejemplo, Volvo no hará uso del LIDAR, y en su lugar utilizará radares y cámaras de vídeo a color.

Justamente, los radares son otros de los sensores que incorporarán los coches autónomos y que contribuirán a informar al ordenador sobre las distancias que existen entre el vehículo y otros elementos de la carretera. Para complementar la labor de los radares, se incorporarán sensores de ultrasonidos, cuyo alcance es menor, pero que son ideales para ahorrarte disgustos en el aparcamiento.

A todo lo anterior tienes que sumarle otros componentes como el GPS de precisión, gracias al cual el coche no solo sabrá lo que hay a su alrededor, sino que también sabrá dónde está y hacia dónde se ha de dirigir.

Características de los futuros coches autónomos

Después de ver la cantidad de elementos de alta tecnología podrías estar pensando en diseños estrambóticos. Bueno, tal vez algunos fabricantes apuesten por ello, pero la realidad es que los prototipos de marcas como BMW, Volvo, Nissan, Kia, Audi y SsangYong nos ofrecen diseños muy similares a los que nos tienen acostumbrados.

Y es que, una forma de acercarse a los usuarios sin provocar rechazo es ofreciéndoles un “envoltorio” con el que ya están familiarizados. Además, otra de las características de los coches autónomos, o más bien de la evolución de los mismos, es la progresiva incorporación de los distintos componentes tecnológicos.

Como consecuencia de lo anterior, desde hace unos años habrás podido notar cómo diferentes marcas han ido incorporando de serie elementos como las cámaras de vídeo, el GPS, limitación automática o el asistente de aparcamiento automático. Todo esto nos ha ido familiarizando con las nuevas tecnologías y, casi sin darnos cuenta, ya estamos predispuestos a la adopción de vehículos cada vez más autónomos e inteligentes.

Al estar en fase de experimentación, el diseño final de estos prototipos aún está por determinar. Para que te hagas una idea, Google ha pasado de plantear la producción de coches totalmente autónomos carentes de volante, a incluir la doble opción de conducción autónoma y manual. Lo que sí parece cierto es que en mayor o menor medida todas las marcas seguirán apostando por desarrollar coches ecológicos.

¿Cuándo se pondrán a la venta los coches autónomos y qué marcas lo harán?

Hay que señalar que, en este punto, tampoco hay consenso ni siquiera en el seno de las distintas empresas implicadas. De este modo, mientras que unas señalan el año 2020 como fecha clave, otras más conservadoras fijan un plazo algo más amplio, como es el caso de Kia, cuyo primer modelo podríamos verlo en circulación entre 2020 y 2030.

La cuestión es que las empresas más pujantes en este sector parecen estar de acuerdo en que de aquí a cinco años podrás ven circulando por tu smartcitie a algún que otro automóvil autónomo. Entre estas empresas, Google está siendo la que más se hace notar por ser la más mediática, junto con Apple, aunque parece ser que la empresa fundada por Steve Jobs ha cejado en el empeño de fabricar su iCar -pero tranquilo, siguen inmersos en el desarrollo de su  propio software de autoconducción-. Según esta empresa tecnológica, su coche automático estará listo para el año 2020.

Otra empresa a tener en cuenta es Nissan, cuyo Nissan Leaf 2017 podría estar listo al mismo tiempo que el de Google. No debes perder de vista a esta empresa nipona, pues este modelo eléctrico la ha llevado a la vanguardia y ya están estudiando incorporar sistemas de conducción asistida similar al del Tesla Model S.

Tampoco piensan faltar a su cita desde el grupo Volkswagen, cuyo Audi RS siete ya circula satisfactoriamente a 305 km/h sin conductor en circuitos. Sin embargo, el grupo alemán no quiere pillarse los dedos y todavía no sabemos su fecha exacta de lanzamiento.

Para algo más tarde se espera la apuesta de conducción autónoma de Volvo. Concretamente, han anunciado que para el año 2021 podrán comercializar sus modelos de alta gama S90 y XC90 con el sistema autónomo incorporado.

Finalmente, una de las grandes empresas que más ha tardado en anunciar su fecha de lanzamiento ha sido SsangYong, que lanzará su SsangYong Korando también hacia 2020.

¿Cuánto costarán estos coches autónomos?

Para los fabricantes aún es difícil determinar el precio final de estos automóviles. De hecho, solo podemos hablar de conjeturas, a excepción de Volvo, que ya ha cifrado en 9.000 euros incluir en sus modelos S90 y XC90 el sistema autónomo.

Por su parte, antes de abandonar el proyecto, desde Apple comentaban que su iCar podría rondar los 75.000 dólares. No obstante, esto nos sirve para ilustrar que en consonancia con este rango de precios estarían los coches de Google, pues tan solo su sistema LIDAR cuesta en torno a los 60.000 dólares.

Lo que queda claro es que el gran público tendrá que esperar para poder “conducir” estos coches, pues también hay que considerar el hecho de que en su gran mayoría serán vehículos eléctricos como los de Tesla, Nissan y Google.

Por lo tanto, a falta de concretar con más detalles el precio final de estos vehículos, lo más razonable es fijar la mirada en los automóviles que ya circulan por nuestras carreteras y que más se aproximan a la realidad del coche autónomo del futuro. El mejor ejemplo lo tienes en el Tesla Model S, con su AutoPilot y sus más de 78.000 euros.

Para concluir, tienes que tener muy presente que la tecnología suele ir por delante de la sociedad. Por eso mismo, aunque los medios tecnológicos estén disponibles para el 2020, no podemos perder de vista que aún quedan muchos aspectos sociales y legales por concretar. Y es que, las implicaciones éticas y legales que traen consigo los coches automáticos podrían retrasar su completa implantación en el mercado. Por ejemplo, ¿te montarías en un coche que, para salvar otras vidas, pusiera en riesgo la tuya propia?

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.