Blog de e-park

Las ciudades que puedes elegir para ir de Erasmus

Optar por una beca Erasmus es una experiencia inigualable. No solo te va a permitir un avance importante en tu carrera, sino que también vivirás momentos únicos en un país extranjero. Mucha gente suele tener claro el lugar al que quiere ir, pero, si, en tu caso, todavía no te lo has planteado, te ofrecemos opciones que agradecerás.

¿Qué ciudades elegir para estudiar en el extranjero?

Ciertamente, en función del grado que estés estudiando, te van a ofertar un número limitado de ciudades para ir de Erasmus. Muchos de los destinos te parecerán muy atractivos. En cambio, otros quizás ni los conozcas.

Te van a parecer increíbles muchas de las actividades que puedes encontrarte en poblaciones que no esperabas. Pero, antes que nada, debes tener en cuenta qué es lo que quieres y cómo te gustaría que se dieran las cosas, una vez estés en tu país de destino.

A la hora de elegir una beca de estas características, otra cosa a tener en cuenta es el tiempo que residirás allá. Puede que tengas que establecerte durante medio curso o el curso completo. Pregúntate cuánto tiempo te gustaría estar en un país extranjero. Si te gustan las aventuras, seguramente, elijas el curso completo.

En el momento de seleccionar una ciudad, debes tener en cuenta muchas cosas, empezando por el tiempo que vas a estar lejos de tu familia y tus amigos. Quizás por eso, debas pensar en algo más cercano; si es que sabes, de antemano, que los vas a echar de menos.

También es importante informarte acerca de las opciones que ofrece tu universidad. Una vez conozcas los destinos Erasmus, te conviene investigar un poco acerca de los países. Cuando la cultura de esa nueva ciudad no es tan parecida a la tuya, pueden aparecer problemas de adaptación.

Una forma de asegurarte una buena estancia en el extranjero comienza por familiarizarte con tu destino. Gracias a Internet, tienes toda la información que necesitas a mano. Pero, para facilitarte las cosas, te exponemos, a continuación, las mejores ciudades para vivir tu Erasmus.

1. Bolonia (Italia)

La ciudad por antonomasia, en lo que a universidad se refiere. Representa la antigüedad, al mismo tiempo que la modernidad de lo que hoy conocemos como institución universitaria.

De Bolonia parte el nuevo sistema educativo implantado en Europa. En esa misma ciudad italiana estuvo estudiando quien dio nombre a la beca de la que hablamos, Erasmo de Rotterdam. Otras personalidades famosas de la Historia pasaron por aquí, como Dante y Copérnico.

Si quieres conocer la universidad más antigua que se conserva, Bolonia es tu destino. Pero no solo estarías en un lugar emblemático para estudiar, sino que, además, la oferta de ocio es muy atractiva.

En Italia hay muchas semejanzas con nuestro país. Podemos decir que los jóvenes disfrutan de las salidas nocturnas. Precisamente, en torno al campus universitario, en la calle Zamboni, se juntan multitudes para disfrutar de la fiesta improvisada.

Por otra parte, tienes la suerte de que Bolonia no es tan cara. Cuentas con la fortuna de contar con WIFI gratis en muchas zonas de la población. En lo que respecta a su clima, al ser un país mediterráneo, no vas a extrañar mucho la temperatura de tu país. Seguramente, sabrás adecuarte a la perfección.

Puede ser toda una oportunidad, para ti, trasladarte a Italia en coche. Quienes lo han hecho lo describen como una experiencia increíble. ¿Te lo querrás perder?

2. Praga (República Checa)

Una ciudad hermosa, capital del país. Conocerla es enamorarte de ella, dados su belleza monumental y señorío. Los precios, para un estudiante, son muy asequibles, aunque aparente lo contrario. Te sorprenderás de lo movida que es esta población, sobre todo, por parte de la juventud.

La universidad es el alma de la ciudad. Las fiestas y salidas son muy comunes entre los universitarios. Tienes la suerte de poder encontrarte con jóvenes de numerosos países y conocer diversas culturas sin moverte demasiado.

Lo primero que querrás visitar son los lugares famosos, como el Chapeau Rouge o los clubes Roxy y Cross, donde la juventud universitaria suele reunirse después de las clases.

Por cercanía, Praga no está tan mal. Puedes moverte fácilmente en coche y llegar a ella por carreteras muy buenas.

3. Budapest (Hungría)

Esta ciudad, dividida por el río Danubio, es un destino muy solicitado por los estudiantes europeos. Por muchas razones. No solo destaca por una gran belleza y lugares maravillosos, antiguos y modernos, sino que es bastante barata y proporciona muchas posibilidades de ocio a los jóvenes universitarios.

Aunque también tienes gran facilidad de llegar a ella en tu propio coche, el transporte urbano se te hará muy asequible. Mediante un bono mensual no muy caro, podrás usar todos los medios para moverte, como el metro, trolebús, tranvía y autobús.

La comida también está a buen precio y tiene buena fama. Pero las salidas nocturnas te parecerán geniales y asequibles al bolsillo. Los bares ruinas son muy transitados, así que no tardarán en recomendártelos, una vez llegues a este agradable destino.

4. Heidelberg (Alemania)

Esta ciudad alemana te va a sorprender. No es tan grande como pudiera parecer, pero tiene su universidad como centro de toda la cultura que se mueve en ella. Es normal que esto sea así, ya que sus habitantes presumen de tener la institución más antigua de todo el país.

Llena de centros de estudios, se dice que uno de cada cinco habitantes es universitario. Eso, a su vez, hace que la ciudad sepa vestirse de fiesta, llenando clubes y bares de jóvenes que no pierden el tiempo, para pasárselo bien, después de un largo día de clases.

Otro de los beneficios de irse a una ciudad alemana es la buena comida. Alemania tiene fama por sus carnes y salchichas, además de por sus riquísimas cervezas; que, seguramente, se te antojarán.

La cercanía de este país te da la posibilidad de trasladarte en tu propio vehículo y admirar el espectáculo de sus paisajes.

5. Coímbra (Portugal)

No solo tienes la oportunidad de irte a estudiar a un país tan cercano, como es nuestra vecino Portugal, sino también la de conocer una de las universidades más antiguas de la península Ibérica.

La Universidad de Coímbra mantiene su tradición y sus costumbres. Si, en sus campus, ves pasar a estudiantes con sus capas negras, tienes la oportunidad de conocer a los que están en el último año de su carrera. Al final de estas, en un acto ceremonial, queman sus capas, como símbolos de una enorme trayectoria universitaria en una de las instituciones más laureadas del país luso.

Portugal es muy asequible para nosotros. Su economía, parecida a la nuestra, nos permite vivir sin encontrar mucha diferencia. Además, tienes la oportunidad de probar una rica gastronomía por poco dinero.

Moverte por todo el país es muy sencillo, gracias a sus buenas autopistas y vías ferroviarias. En poco tiempo, puedes visitar Oporto o Lisboa, donde disfrutarás de sus playas.

En cuestión de ocio, hay mucho donde disfrutar. Son típicas las fiestas en las asociaciones universitarias. También encontrarás una vida nocturna muy movida, en la que puedes conocer a una gran cantidad de estudiantes extranjeros (muchos de ellos son españoles). La experiencia te encantará.

Los beneficios e inconvenientes del idioma

El idioma puede ser uno de los puntos básico en el momento de elegir un destino para tu beca Erasmus. Debes tener en cuenta cuánto sabes de cada lengua y lo difícil que te puede resultar aprender el idioma de un determinado país.

Por norma general, todos los países mencionados antes tienen un enorme conocimiento del inglés. Así que, si tu nivel es alto, no tendrás problemas a la hora de comunicarte con los demás.

Solo debes cuidar las asignaturas que elijas y la lengua en la que se impartan. ¿No querrás tener una mala calificación por carecer del conocimiento idiomático suficiente? Ten en cuenta que el español está siendo estudiado bastante en toda Europa, así que es posible que puedas recibir clases en tu lengua materna, allá donde vayas. Solo debes informarte antes.

Si te quieres arriesgar, comprende que una lengua de origen latino suele ser más sencilla de aprender para nosotros. Italiano y portugués pueden resultarte más fáciles, pero deberás dedicarles tiempo de estudio. Recuerda que nunca debes confiarte. Por suerte, muchas universidades facilitan el aprendizaje de sus idiomas a los alumnos extranjeros. Con apuntarte a esos cursos, ya habrás ganado mucho; y conocerás a otros, como tú, interesados.

La diversión es proporcional al bienestar

Si te distribuyes bien el tiempo, verás que puedes con todo. Pasarlo bien no tiene por qué ser opuesto a sacar buenas calificaciones. Por eso, al asegurarte la diversión en tus momentos de descanso, estarás ganando fuerza para dar todo en los exámenes.

El secreto consiste en ir al día y no dejar de practicar el idioma del país en el que elijas estar. Conocerás a mucha gente y, seguramente, harás amigos para toda la vida.

Ser Erasmus es una experiencia que permanecerá en ti siempre, además de darte cierto prestigio en tu currículum, cuando te toque buscar trabajo. No dudes en solicitar una beca de este tipo, pero ten presente que no todas las ciudades pueden ser las indicadas para ti. Mira los pros y contras y atrévete.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.