Blog de e-park

Las aplicaciones más educativas para los niños

Los tiempos que nos tocan vivir son tiempos en los que, no cabe duda, la tecnología marca el día a día de nuestras vidas. De igual manera que esa evolución tan rápida en las últimas décadas puede beneficiarnos haciéndonos más fácil nuestra existencia diaria, también ese alejamiento de la realidad hacia un mundo virtual puede provocar una desconexión de nuestras vidas reales, centrándonos en nuestro “ego” tecnológico.

Además de este problema, la saturación y el abuso de la utilización electrónica conlleva unos problemas en la socialización de la persona con el mundo, el abandono de sus deberes y obligaciones diarios, el deterioro de las cualidades físicas (estado físico general y empeoramiento de la vista, entre otras cosas) y, por supuesto, la posibilidad real de sufrir las consecuencias que conlleva el dotar a la red virtual de datos personales y el peligro de las consecuencias que puede tener el ser la víctima de una estafa.

La infancia

Igualmente, esta situación de peligrosidad se maximiza cuando las personas que utilizan estas nuevas tecnologías son los más pequeños de la familia: los niños. No hay que olvidar que las últimas generaciones (y cada vez con más fuerza) han nacido ya en un mundo tecnológico, por lo que no entienden otra cosa que no sea utilizar continuamente a lo largo del día tanto ordenadores como teléfonos móviles inteligentes, tablets, televisión y videoconsolas, entre otras cosas.

Con este panorama, el papel que juegan los progenitores (o los responsables legales) de los chavales es crucial para que no se produzca una dependencia de estos servicios electrónicos. Por lo tanto, los padres no deben dar una absoluta permisividad en cuanto a dispositivos digitales a sus hijos, pero tampoco tiene mucho sentido prohibir su utilización por medio de castigos o sanciones que lo único que harán será poner al niño en contra de sus padres, le producirá un sentimiento de agobio por no poder disfrutar de las ventajas que ofrecen estas tecnologías (que sus compañeros y amigos sí disfrutan) y, por último, no será correctamente educado en la precaución que hay que tener cuando se utilizan estos servicios, así como en la importancia de no abusar de ellos para no desconectar de la vida real.

Adicciones tecnológicas

A nivel orgánico, los psicólogos ya tildan de “drogadicción” el sentimiento compulsivo de utilización de las nuevas tecnologías, encontrando una hiperactividad en la zona del cerebro que recuerda a las drogodependencias. A un nivel emocional, se puede observar que aquellos niños que sufren estos problemas se sienten en muchas ocasiones con una falta de seguridad preocupante. Así, su socialización con los demás niños empeora y se vuelven apáticos, pudiendo padecer depresiones en muchos de los casos.

Así como afecta a estos aspectos, tiene también un efecto negativo en el aprendizaje de los pequeños, generándoles fatiga, insomnio o nerviosismo, síntomas y problemas que se traducirán en una mala experiencia escolar al afectar directamente a la capacidad de atención. Además, como comentábamos antes, los problemas en el núcleo familiar pueden aparecer por culpa de este exceso de utilización de las nuevas tecnologías al generar mal ambiente entre los integrantes. Por ejemplo, si el tiempo dedicado a la comunicación y la realización de actividades en familia se sustituye por más tiempo utilizando estos dispositivos. Además, el rechazo de los padres a estas actividades puede crear aún peores relaciones entre los miembros de la familia.

Pero también hay ventajas

Evidentemente, estas nuevas tecnologías también conllevan una enorme facilidad para el aprendizaje y una gran oportunidad para utilizar los beneficios del desarrollo electrónico en nuestro favor. Hoy nos vamos a centrar en las aplicaciones para móviles dedicadas a la enseñanza de los más pequeños, por lo que te mostraremos a continuación las apps elegidas en el Festival El Chupete como las mejores diseñadas e ideadas en España. Este festival, dedicado a la comunicación infantil, ya cuenta con varios eventos dedicados a descubrir las mejores apps como método de enseñanza.

ABCine. Se trata de una aplicación con la que los más pequeños podrán aprender y repasar el alfabeto. Lo harán, en general, a través de divertidas escenas interactivas basadas en las escenas más míticas de la historia del cine. Su creador es un estudio madrileño llamado Meikme, los cuales ya se han llevado varios galardones por el desarrollo de aplicaciones educativas. Por ejemplo, en 2015 fueron premiados por desarrollar “El viaje de Alvin”.

Brain Aliens: Earth Invasion. Este juego podría considerarse como el sucesor del famoso Brain Training que Nintendo sacó hace unos cuantos años. En este caso, tanto adultos como niños podrán resolver diferentes problemas para ir desbloqueando niveles y llegar hasta la puntuación más alta. Su creador es un pequeño estudio indie de Barcelona llamado Blowing Minds, los cuales trabajan para crear apps de uso tanto infantil como adulto.

Comomola Piratas. La siguiente aplicación se presenta en forma de cuento de aventuras para niños de preescolar, en la que se encontrarán con personajes bien conocidos. Y es que en él habitan desde Jack Sparrow, de Piratas del Caribe, hasta Pinocho y el genio de la lámpara de Aladdín. Sus creadores son el estudio barcelonés de Comomola y ésta es su primera incursión en el mundo de las apps.

CreaTales. Esta innovadora aplicación de móvil, junto a la de CreAPPcuentos, es una de las apps infantiles que permiten a los niños crear sus propios cuentos, tomar la posición del narrador de la historia y utilizar a los personajes como ellos quieran. Se trata de un recurso realmente interesante para desarrollar la creatividad y el interés de los niños por crear historias de una forma lúdica y recreativa. Sus creadores son una startup cuya sede se encuentra en Galicia y que en los últimos años se ha hecho habitual en los galardones de este tipo.

Dada Trains. Se trata de una aplicación en la que se muestra el funcionamiento de los trenes con la posibilidad de convertirte en el maquinista, crear tu propio diseño de locomotora y encontrar la solución a los divertidos laberintos que ofrece la app. Además de esto, cuenta con la opción de jugar a algunos minijuegos para que los niños se muevan de una manera independiente. Han sido creados por una de las compañías más reconocidas en el mundo de las aplicaciones infantiles, la prestigiosa Dada Company.

Kekotukos. En esta aplicación, los niños podrán conocer los alimentos, jugar con la música o descubrir las prendas de vestir, entre muchos otros juegos en los que participará Keko, el protagonista de esta app. La empresa creadora tiene su sede en Galicia y su nombre es Kekotukos. Pese a que aún son novatos en el mundo de la creación de apps de aprendizaje para niños, han lanzado propuestas de lo más interesantes.

Aún hay muchísimas aplicaciones más

Lo que comen los ratones. Esta app, protagonizada por Bruno White, se presenta en un formato de cuento. Al ratón Bruno le surgirán una serie de dudas existenciales en esta aplicación que, además de entretener, educa en principios y valores a través de una entretenida historia. Su creador es la empresa de Madrid E-Mutation, con el guion escrito de Fernando Royuela y las ilustraciones de Fernando Vicente. Los pequeños se enamorarán de este género.

Niní: aprender a contar. Como bien indica el nombre de la app, se trata de una historia de 35 pantallas donde Niní, nuestro protagonista, se aventurará en una serie de sucesos que permitirán a los niños aprender y practicar tanto los números como la lectura compartida. La edad para la que está dirigida la aplicación es para niños de hasta 5 años y está disponible en castellano y en inglés. La empresa desarrolladora es Tangible Fun, la cual tiene su estudio en Barcelona. Este ha sido su debut en el mundo de las apps infantiles.

Smile & Learn. Se trata de mucho más que una simple app, puesto que esta biblioteca inteligente creada por el estudio madrileño Smile & Learn es una colección de cuentos y juegos interactivos para niños entre las edades de 2 a 10 años, en un entorno seguro y con opción de elegir entre varios idiomas, por lo que su variedad es muy amplia. Además, la app está adaptada a la edad y velocidad de aprendizaje de cada niño.

Tiny Trees. En esta aplicación, los niños se adentrarán en un viaje a un planeta mágico para plantar una planta que se convertirá en un precioso árbol. Además, en este planeta casi todos los objetos te permiten interactuar con ellos, ya sea tocando unas nubes o, incluso, peces dentro de un estanque. Sus creadores han sido los miembros del estudio español Tiny Cosmonauts, que cuenta con diferentes profesionales del sector en varias provincias de la península.

Como ves, el uso de los dispositivos electrónicos de última generación no supone un peligro para los niños si sabemos cómo sacarles el provecho, educarles en el ámbito de internet y, sobre todo, no abusar de estas tecnologías. En definitiva, con un uso moderado, estas apps pueden acabar siendo el mejor aliado en la educación de tus hijos.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.