Blog de e-park

Instagram planta cara a Youtube con vídeos de 60 minutos

A Instagram aún le saben a poco sus crecientes cifras de usuarios. A pesar de haber superado recientemente la barrera de los mil millones de personas activas al mes, a esta red social aún le queda fuelle para competir con otros gigantes en su terreno. Es el caso de YouTube, a cuyo modelo pretende poner en la cuerda floja con una nueva iniciativa para compartir vídeos de hasta sesenta minutos de duración para plantar cara a la web audiovisual por antonomasia.

¿Tienes cuenta en esta plataforma? ¿La usas a menudo? Pues llegan novedades. Si ya conocías sus populares Stories, la firma propiedad de Facebook acaba de lanzar IGTV, un guiño a los creadores de contenidos para compartir vídeos en formato vertical entre sus seguidores.

Así es IGTV, la nueva plataforma de Instagram

El potencial de este nuevo servicio de Instagram radica en una aplicación dedicada que ya puedes encontrar en las tiendas Apple Store y Google Play y que no se distancia demasiado de su plataforma clásica. No obstante, a diferencia de esta, la app de IGTV presenta un menú deslizable en la parte inferior, muy similar al de las Stories, con el que podrás navegar entre el contenido subido por tus usuarios predilectos.

La estética de su icono ya es una declaración de intenciones. Si bien el logo de Instagram es fácilmente reconocible con el icono de una cámara de fotos, en este caso se han decantado por mantener los colores corporativos de fondo y añadirle un símbolo que recuerda al de una televisión.

Si la abres por primera vez y ya dispones de una cuenta de Instagram en el móvil, te preguntará si quieres continuar con esa identidad o deseas crear una nueva. Una vez dentro, empezarán a reproducirse a pantalla completa, y en vertical, los vídeos que IGTV tenga preparados para ti.

Puedes realizar búsquedas, ver el contenido de las personas a las que sigues, ver los vídeos más populares y una opción muy interesante que te permitirá seguir viendo el contenido que hayas dejado a medias en sesiones anteriores.

La navegación es muy sencilla e intuitiva y basta con que toques la pantalla para ver las opciones. Si deslizas el dedo hacia arriba desde el fondo de la pantalla, abrirás la lista de reproducción. Mientras que la parte superior queda reservada para el título del vídeo y el usuario o la cuenta que lo ha creado. Si punteas sobre el nombre, se abrirá la descripción, que puede contener enlaces promocionales. Es algo así como el feed del Instagram tradicional.

También puedes comentar o reenviar el contenido. Y, al igual que en las Stories de Instagram, puedes saltar de un vídeo al siguiente deslizando el dedo hacia el lado.

Instagram, una historia de éxito

Diseñada originariamente para usuarios de iPhone, Instagram saltó al panorama de las redes sociales en el año 2010 con un objetivo claro: ser una red muy visual centrada en la imagen. Su formato fotográfico y los filtros disponibles para aplicar a las imágenes le dieron gran popularidad. Tanto que, en menos de dos años de vida, ya contaba con cien millones de usuarios.

Para aquel entonces, el gigante tecnológico Facebook ya se había fijado en esta red social y finalmente se hizo con ella en abril de 2012. Ese mismo año lanzaron una versión para Android y, poco después, para el sistema operativo móvil de Windows. Esta apertura hizo que Instagram alcanzase los trescientos millones de usuarios dos años más tarde.

En la actualidad, es la red social con mayor progresión del sector. Acaba de alcanzar la cifra de los mil millones de suscritos y está en disposición de plantar cara a su empresa matriz, Facebook que, aunque supera con creces las cifras de Instagram, está sufriendo una regresión en favor de su alternativa más visual.

De hecho, solo en España ya es la tercera plataforma preferida por los internautas, según el último estudio sobre las redes de la asociación de marketing, publicidad y comunicación digital IAB. El 49 % de los usuarios de plataformas sociales tiene una cuenta de Instagram. Esto supone un 4 % más que en el año anterior y contrasta con un descenso del mismo porcentaje en la penetración de Facebook entre los usuarios españoles.

¿Y cuánto tiempo pasas tú en redes sociales? Esa misma pregunta plantean desde el citado estudio. Pues, una vez más, Instagram se sitúa en tercera posición, con una media de 57 minutos diarios, frente a los 63 de Facebook y los 70 de YouTube.

Las ‘Stories’, de SnapChat a todo un éxito global

La primera gran actualización de Instagram llegó en agosto de 2016, con la publicación de las Stories. El precursor del actual IGTV era un medio de subir fotos y pequeños vídeos, de quince segundos como máximo, con una fecha de caducidad. Era una manera de explotar una característica ya implementada por otra red social que estaba despuntando en el panorama: SnapChat.

La creación de las Stories liquidó rápidamente a la competencia, que en España se sitúa actualmente en séptima posición, con una cuota de apenas el 9 % de usuarios.

La primera opción para la generación Z

Aunque en términos globales aún le queda camino por recorrer, Instagram ya se establece en España como la red social líder para el público más joven. Un 24 % de los usuarios de 16 a 23 años, la conocida como generación Z, prefieren esta plataforma sobre cualquier otra, incluida YouTube, que tiene un 19 % de aceptación, y Facebook (10 %). Y esto contrasta con las preferencias de los millennials (de 24 a 38 años), que aún mantienen al buque insignia de Mark Zuckerberg en cabeza con un 18 % de soporte, mientras que Instagram ocupa el segundo puesto (14 %).

Ni que decir tiene que la querencia de los jóvenes por las redes sociales denominadas de microblogging, como Twitter, cobran cada vez menos interés y apenas obtienen un 6 % y un 7 % de interés en estos grupos de edad.

Terreno abonado para ‘influencers’

En parte, el gran éxito de esta plataforma radica, además de en el aspecto visual, en la legión de seguidores detrás de un nutrido grupo de influencers. Un 72 % de los internautas siguen a famosos y artistas en redes sociales. Principalmente en Facebook (42 %) y en Instagram (35 %).

Con estos datos, las imágenes y las Stories son terreno abonado para que estos colectivos te muestren sus últimos estilismos y creaciones. Se trata de un medio de publicidad que no parece resultar muy invasivo para los usuarios. No en vano, un 67 % de los profesionales del sector digital consideran las redes sociales como una plataforma para conseguir ventas, y un 57 % opina que son un escaparate sensacional para generar una buena imagen corporativa.

El video como forma de compartir contenido

En cualquier caso, la nueva plataforma IGTV pretende abarcar esa parte del mercado que aún se le escapa a Instagram y que atesora YouTube. Por eso no sería descabellado prever una guerra encarnizada entre la plataforma de Google y la segunda red social de Facebook para ganarse el favor del público más interesado en el contenido audiovisual.

Verticalidad frente al estándar de 16:9

De entrada, Instagram ya ha desplegado su arsenal con un nuevo formato, el de los vídeos verticales. Desde la propia compañía aseguran que es una forma de centrar el contenido en los dispositivos móviles. En 2017 había en el mundo más de cinco mil millones de usuarios con acceso a un smartphone, y las líneas contratadas superan ya a la población global.

En el caso particular de España, un 95 % de los internautas acceden a las redes sociales desde la palma de sus manos, por lo que para Instagram es una apuesta segura distribuir vídeos en formato vertical, sin forzar al usuario a girar el teléfono para verlos a pantalla completa.

La propuesta fundacional de Instagram ya rompía con los estándares al ofrecerte fotografías cuadradas. Se arriesgó entonces a romper con los formatos tradicionales de imagen de 16:9 y 4:3 de las cámaras tradicionales y le salió bien. Habrá que ver si finalmente gana la batalla con los vídeos verticales a toda pantalla.

Por su parte, el principal competidor de la plataforma IGTV, Youtube, sigue creciendo en número de usuarios y ya roza los dos mil millones en todo el mundo. Como ves, al recién nacido de Instagram aún le queda un largo camino por delante. Pero con su progresión anual, no sería extraño ver en un futuro próximo cómo las fuerzas se equiparan entre las dos redes sociales.

En cualquier caso, las nuevas generaciones diversifican su actividad social más que nunca y son capaces de atender a una media de 5,6 cuentas al mismo tiempo. Esto supone que el crecimiento de una plataforma no tendría por qué significar el fin de la otra. Es una cuestión de que cada una encuentre su espacio en el ecosistema digital hacia el que nos encaminamos.

Mientras tanto, si ya te gustaban las Stories de Instagram, pero te dejaba con mal sabor de boca ver cómo el video se cortaba al cabo de unos segundos, puedes probar a darle una oportunidad a IGTV, el nuevo servicio con el que pretenden afianzar el futuro de la compañía dando un mayor protagonismo al vídeo.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.