Blog de e-park

Información para abrir un blog de viajes

Un blog de viajes puede tener motivaciones diversas, tanto por motivos profesionales como de ocio. La globalización de la actividad económica ha hecho que aparezcan algunos influencers de esta disciplina que vierten sus conocimientos en una herramienta de acceso público para poder monetizarla. Ahora bien, las personas que consiguen vivir de ello lo hacen al cabo de un tiempo y porque han sabido planificar bien sus objetivos. En cualquier caso, es bueno que te demos algunos consejos para que puedas planificar qué tipo de producto quieres ofrecer y que no haya problemas.

1. Elige bien para qué quieres abrir el blog

Uno de los grandes problemas de cualquier blog es la indefinición, tanto para ti como para las personas que lo visiten. No tener claro para qué lo quieres abrir es un problema porque perderás tiempo y, en algunos casos, dinero. Por lo tanto, lo primero que has de tener claro es el objeto por el que quieres abrir el blog para poder direccionar tus energías de la forma adecuada. Decimos esto porque es legítimo tener esta publicación por ocio o por motivos profesionales, pero es evidente que, en función de esa decisión, el tiempo y esfuerzos económicos que tendrás que poner serán diferentes.

Si tu objetivo es hablar de tus viajes sin más por el mero hecho de pasarlo bien y difundir conocimiento, no es necesario realizar una inversión económica a priori. En la inmensa mayoría de los casos, no es una cantidad elevada porque el principal esfuerzo que hagas va a ser en horas de tu trabajo, pero hay que tenerlo presente. Sin embargo, piensa que tener esa presencia servirá como tarjeta de presentación en otras áreas, y no sería raro que consiguieras trabajo de forma indirecta.

Por otra parte, y en el caso de que plantees esta publicación como una forma de ganar dinero, has de saber que tendrás que invertir una pequeña suma para asegurar determinadas prestaciones que te permitan generar tráfico. Además, olvídate de viajar gratis, como mínimo a corto plazo, porque para ello tendrás que generar muchos recursos o ser referencia en tu sector.

2. Sé constante en el tiempo

Has de saber que una publicación de estas características raramente tiene un retorno de la inversión a corto plazo, así que has de desterrar la idea de hacerte rico en pocos meses o de ganarte la vida rápidamente.

Has de saber que es extremadamente raro que un blog pueda dar beneficios antes de un año y medio, de manera que deberías tener presente esta cuestión para no llevarte decepciones y no malgastar unos esfuerzos preciosos. Si crees que no estás dispuesto a pasar un año sin ganar dinero, quizás tengas que plantearte si te interesa enfocar la publicación en lo profesional.

La constancia, pues, va a ser un elemento irrenunciable para poder hacer las cosas bien y tener éxito porque una publicación desactualizada va a disuadir a los posibles visitantes que buscan novedades en un entorno tan competitivo. Nuestro consejo es que sigas una cierta planificación en la ejecución de las tareas y en la frecuencia de las publicaciones para conseguir el engagement de los usuarios que te visiten.

3. Recuerda que hay varias formas de ganar dinero

Un blog de viajes puede ser una forma de ganar dinero, pero recuerda que hay más de una manera y lo habitual es que los beneficios que se consigan no sean directos. Fundamentalmente, podemos destacar dos casuísticas que, en esencia, son las que te permiten generar ingresos.

El primer caso clásico es el de contar con publicidad y es el primero que nos viene a la cabeza. Puede ser un banner publicitario de una empresa o una institución que quiera introducir anuncios dinámicos como Google. En cualquier caso, esta es una oportunidad pero para que te salga a cuenta tu blog ha de tener un cierto volumen de visitantes.

Ahora bien, el trabajo de construcción de una marca personal, también denominado branding, es otra forma de ganar dinero porque estás promocionando tu imagen como experto en una determinada temática. Puede suceder que a alguna empresa o profesional del sector le interesen los contenidos que has escrito en tu publicación y te proponga una colaboración remunerada o formar parte de la plantilla.

4. Ten en cuenta que tendrás que encargarte de varias tareas

Un bloguero es una persona versátil por definición. Aunque dependerá de la plataforma por la que optes, lo cierto es que tendrás que ser editor, fotógrafo, community manager, experto en SEO y vendedor, entre otras cosas.

No olvides que es tu responsabilidad conseguir que tus publicaciones tengan difusión porque, en un primer momento, te va a visitar solo la gente que te conozca o conocidos de conocidos. Aunque no te interesen las redes sociales, deberás tener unos mínimos conocimientos en Facebook, Twitter, Instagram y en herramientas de posicionamiento que permitan que tu web esté en los primeros lugares en los buscadores. Así, resultará más fácil conseguir lo que te propongas.

La parte positiva de este proceso es que la mayoría de las funciones que tienes que realizar no son excesivamente difíciles de aprender; ahora bien, si te faltan conocimientos en alguna área, es mejor que pidas ayuda. De manera que es posible, siempre y cuando sigas la debida disciplina, aumentar el tráfico de tu blog.

5. Elige la plataforma y el hosting adecuados

A la hora de planificar la apertura del blog, es conveniente que tengas presente que hay dos opciones. La primera, utilizar alguna plataforma gratuita como WordPress o Blogger; si lo que buscas es ofrecer información básica por motivos de ocio, te puede valer. Ahora bien, si tu objetivo es monetizar, te recomendamos que utilicemos algún servicio de pago como ofrece el propio WordPress o Tumblr. Nuestro consejo es que, si alguna vez esperas cobrar publicidad, busques desde el principio una plataforma de pago porque no son muy caras.

El hosting es necesario en las plataformas de pago para alojar tu dominio y, además, es una inversión de futuro para evitar que se caiga la web o realizar las migraciones de una página a otra, lo que supone siempre tiempo y, a la larga, dinero. Hay varias plataformas para que puedas conseguir aquello que más te interesa en función de las características del servicio, la potencia, atención al cliente y la ubicación geográfica.

6. Escribe de lo que te gusta

Aunque sabemos que para ti viajar es un placer, no podemos dejar de recordarte que tienes que disfrutar con la escritura. A veces quizás deberás recordar esta cuestión porque, algunas personas, se adentran en campos que no conocen bien por generar más tráfico con resultados francamente contraproducentes. Decimos esto porque es preferible escribir menos pero que tus post sean de calidad. Al final, el usuario va a notar cuándo has escrito desde el placer o cuándo desde la necesidad y eso, a la larga, se puede penalizar, máxime en una área tan especializada.

Si eres neófito en la confección de un blog, puede ser conveniente planificar algunas entradas para empezar e, incluso, redactarlas antes de programarlas y publicarlas porque, así, ahorrarás tiempo. De esta manera, el trabajo inicial será más sencillo y tendrás información para saber por dónde va tu actividad y modificar si es necesario.

7. Aprende de los mejores

No se trata en absoluto de copiar a nadie, pero qué duda cabe que visitar los blogs de los mejores es una inspiración y te dará ideas para confeccionar el tipo de blog que deseas. Algunas referencias que podemos ofrecer son la de Nomadic Matt, The Blonde Abroad by Kiersten y Expert Vagabond. Encontrarás distintas filosofías y, así, sabrás cómo puedes orientar tu publicación.

Al fin y al cabo, piensa que casi todo está inventado y que, por lo tanto, vas a tener que innovar. La información de las publicaciones de referencia es importante, sobre todo, para que veas qué puedes hacer tú que los demás no tengan. Hay muchos blogueros buenos y que no tienen proyección, así que piensa muy bien qué toque le quieres dar a lo que publiques.

Ahora bien, aunque puedas consultar cómo escriben varias personas, piensa que tu blog va a ser una creación personal e intransferible y que, en última instancia, serás tú quien le dé la personalidad deseada. Tu estilo de escritura puede ser también una forma de enganchar a los usuarios.

Conclusión

Hay varios aspectos que has de valorar antes de abrir tu blog para que disfrutes de la experiencia y no te frustres ante los momentos difíciles porque, como todo en la vida, ganar dinero con esta herramienta es una carrera de fondo. Si sigues estas sencillas pautas, te resultará más sencillo planificar el tipo de publicación que deseas y tener éxito en la consecución de los objetivos, utilizando la infraestructura adecuada y difundiendo la información como es necesario. Si tienes conocimientos especializados y te gusta viajar, lograr que un blog sea referencia no es excesivamente difícil si tienes en cuenta todo el trabajo que hay detrás y estás dispuesto a asumirlo.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.