Blog de e-park

Esta APP diagnostica tu coche para evitar averías

Hoy en día, cogemos el coche para cualquier cosa. Y en la mayoría de las ocasiones hacemos el viaje sin más compañía que la de nosotros mismos o la de la radio. Más allá de la clásica rutina de salir pronto de casa para ir al trabajo o a la universidad, y de la acción de vuelta a casa, encontrándonos kilómetros de atascos casi cada día, también nos empeñamos en salir de casa con el vehículo para otras actividades que bien se podrían hacer andando, pero que, por una razón o por otra, al final nos quedamos como esclavos del automóvil.

Por tanto, pasamos muchas horas dentro de nuestro coche, en torno a 3 años y 11 meses de nuestra vida, algo menos que los demás ciudadanos europeos, cuya media supera los 4 años. Traduciendo esto al día a día, es una media de una hora y media. Es decir, casi una décima parte del día la pasamos conduciendo, y en la mayoría de las veces estamos solos. Por tanto, es fundamental saber el estado en el que se encuentra nuestro vehículo, así como detectar una posible avería en caso de que se produzca.

Pero, ¿cómo sabemos eso? Los coches de los últimos años, especialmente aquellos que llevan consigo un ordenador incorporado, detectan rápidamente si hay algún fallo mecánico, aunque ya en fase avanzada. Es decir, cuando ya sea necesaria la revisión. No obstante, este proceso podría adelantarse con una aplicación para el móvil que están desarrollando desde Estados Unidos, concretamente desde el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que pretende realizar un diagnóstico completo del estado de un coche en unos minutos con solo escuchar al vehículo.

Y es que no todos los ciudadanos pueden permitirse tener un vehículo con la más alta tecnología, pero sí todos (o la inmensa mayoría) disponen de un teléfono móvil con conexión a Internet, que es lo que necesitaremos para poder disfrutar de esta APP, la cual va en sincronía con el automóvil.

Los móviles, como los propios coches, han sufrido una enorme transformación en los últimos años, tanto por el diseño como, sobre todo, por el interior. Es decir, por la tecnología que integra cada terminal y que cada día no deja de sorprender con sus avances. De hecho, los móviles ya quedan perfectamente sincronizados con los coches, más allá de la relación ya establecida hace unos años a través del Bluetooth.

De esta forma, en el citado instituto americano se han propuesto este punto de partida para desarrollar la también mencionada aplicación y así saber el estado del vehículo. Y es que los móviles de hoy en día son terminales tan modernos que incluso llegan a ir por delante de la vida de las personas.

Características

Para comenzar, estos dispositivos electrónicos son complejas maquinas con multitud de sensores de luz, así como con varios micrófonos para eliminar ruidos de fondo, sensores de rotación y acelerómetros, elementos acordes a esta aplicación. Con todo esto, desde Massachussets se han planteado desarrollar esta aplicación buscando poder identificar los distintos síntomas que presente nuestro coche en caso de avería, desde el más mínimo conato, con tal de evitarnos problemas más graves.

La app ofrece un diagnóstico según cada avería. Estos traen la información relativa a fallos en el encendido del motor, si el filtro del aire no funciona correctamente, es necesario un cambio de aceite o si los neumáticos no tienen la presión adecuada, entre otros diagnósticos.

Funcionamiento

Una vez que el conductor, en la mayoría de las ocasiones, o el pasajero esté dentro del vehículo, deberá hacer uso de la aplicación, que funcionará mediante los elementos antes mencionados del propio dispositivo móvil. Los micrófonos tienen la capacidad de detectar aquellos sonidos que sean susceptibles de ser anómalos, mientras que los acelerómetros analizarán los sonidos captados y los asociará con los posibles fallos que pueda sufrir el vehículo, tales como posibles tirones o vibraciones que impidan el normal funcionamiento de la máquina sobre el asfalto, pudiendo ser detectado tanto en carretera como en ciudad.

Estos sonidos, que son los característicos de cualquier tipo de avería, serían detectados al instante. Igualmente, el análisis hecho por la propia aplicación llevaría a saber, de una manera aproximada, pero con mucha precisión, qué puede estar sucediendo en el coche. Esto pondría en alerta a los conductores, siendo el aviso necesario para realizar una consulta en el taller, explicar lo que ha ocurrido y dejar la situación en manos del profesional del automóvil para que examine pormenorizadamente el vehículo. Y si detecta alguna anomalía, será menor que si se hubiese circulado durante más tiempo con el coche en mal estado, con el consiguiente beneficio para los conductores, tanto física como económicamente.

“Los móviles que tenemos en la actualidad son tan sensibles que son capaces de realizar un gran trabajo (detección de señales de avería) sin que sea necesario ninguna otra conexión especial”, asevera Joshua Siegel, uno de los miembros del equipo de investigación.

Las personas que han trabajado para el desarrollo de esta aplicación están seguras que tendrá un gran éxito una vez salga al mercado, pues han llegado a aseverar que es capaz de realizar un diagnóstico con una precisión del 90% en aquellos casos que tengan que ver con fallos en el encendido del motor. Es decir, la aplicación será capaz de saber si el coche es apto para la circulación, o si, por el contrario, aconseja a su dueño que sería conveniente llevar a cabo una revisión para estar seguro en un 100% que el coche puede ser utilizado para realizar cualquier tipo de trayecto.

¿Y cómo es posible esta precisión a la hora de saber si el coche puede circular?  Pues esto se debe, sobre todo, a los micrófonos del móvil, los cuales tienen la capacidad de ser incluso más sensibles que nuestros oídos. Por tanto, gozan de una mayor seguridad en los momentos de escucha que los propios humanos. Esto se traduce en que diciéndole al dispositivo qué ruido tiene que escuchar para saber acerca de la anomalía, éste podrá avisarnos en el momento que se produzcan falsas explosiones en el sistema de escape o sonidos referentes al picado de biela en el motor, por ejemplo. Después de este punto, habiendo realizado el pertinente análisis, la aplicación será capaz de recomendarnos el cambio de bujías, aceite, filtro de aire, correa de distribución, etc. Todos aquellos sonidos que conozca y detecte. Es decir, todo lo que le hayamos enseñado relativo al vehículo.

También, otro aspecto a destacar de la APP son los citados acelerómetros, así como el sistema de posición global (GPS), los cuales tienen una precisión cercana a la exactitud para determinar si llevamos los neumáticos con demasiada presión o si, en la situación contrario, se han inflado demasiado poco las gomas, lo que también incrementa de forma considerable las probabilidades de tener un accidente, ya sea por falta de agarre o incluso por que una rueda estalle en el caso que la presión sea demasiado alta. Si a esto le sumamos una alta velocidad, el desenlace puede ser fatal para los pasajeros del vehículo en ese momento.

Pruebas de medición

Para saber los diferentes tipos de diagnóstico, los profesionales recopilaron datos de una gran cantidad de vehículos, entre los que había en perfecto estado y con averías. Dichas grabaciones fueron usadas para configurar los algoritmos de aprendizaje automático, y que éstos fueran capaces de detectar hasta los problemas más sutiles.

Pese a que algunos diagnósticos solo necesitan el sonido del motor, otros siguen un proceso más complicado. Por ejemplo, para saber el estado de las ruedas, es necesario que el GPS monitorice la velocidad del coche, a la vez que recoge las vibraciones para determinar la velocidad de giro de las ruedas, calculando su diámetro y comprobando si está correctamente inflada.

Beneficios

La salud es lo primero, y es lo que prevalece a la hora de usar esta APP. De hecho, los principales beneficiarios de que nuestro coche esté en perfecto estado somos los propios conductores, así como las personas que viajan con nosotros. Pero también los conductores de los demás vehículos, ya que, si sufrimos un percance, puede que afecte a más personas que no tienen culpa de que nuestro coche no esté en el estado más adecuado para viajar.

Otro beneficio es el económico, pues los propios desarrolladores consideran que el ahorro de los conductores en reparaciones y mejoras de rendimiento sería de unos 125 dólares (106 euros) al año. Pero estos datos suben considerablemente cuando hablamos de camiones, ya que estos vehículos de gran tonelaje tendrían un ahorro de 600 dólares (507 euros) al año, sin incluir los beneficios extra de evitar las averías.

Sin embargo, esta aplicación para diagnosticar los posibles fallos del vehículo tardará un poco en salir, ya que aún se encuentra en la fase final de perfeccionamiento, aunque desde el Instituto Tecnológico de Massachussets afirman que el lanzamiento para el público podría ser en un periodo menor a seis meses. Es decir, antes del verano de 2018 estaría ya disponible para los usuarios con smartphones o teléfonos inteligentes.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.