Blog de e-park

¿Eres de conducción manual o automática?

Hace tiempo no te planteabas si escoger un coche de conducción manual o automático, porque la respuesta estaba muy clara: el manual. Pero ahora es una cuestión a la que se dedica cada vez más tiempo. A la hora de abordarla, son muchos los interrogantes que se presentan: cuál es más efectiva, cuál es más purista, cuál es más segura, etcétera. Pero al final, escoger una u otra se basará en tus preferencias.

Son muchos, aunque cada vez menos, los conductores que no quieren probar un coche automático para evitar entrar en el ‘lado oscuro’. Se dice que una vez pruebas esta conducción, te olvidas para siempre del embrague. Tradicionalmente, la transmisión manual se asocia a aquellas personas que les encanta conducir, que precisan un gran control del vehículo y, sobre todo, que son más económicas, aunque la mejora en los cambios existentes y los nuevos cambios están propiciando la conducción automática.

Hoy vas a conocer las ventajas e inconvenientes que presentan cada una de estas maneras de conducir para que, a la hora de escoger, el tipo de transmisión se adecúe más a tus necesidades y a tu forma de conducir.

Tipos de caja de cambios automática

De forma general, se puede decir que hay 4 tipos de cajas automáticas: doble embrague, convertidor de par, cambio robotizado y CVT. 

En cuanto a eficiencia y consumo la mejor es la CVT. Las robotizadas son las más económicas, pero las menos avanzadas. Las dos primeras son las más comunes y la segunda es la más longeva.

Doble embrague y convertidor de par:

En ellas, la transición de la marcha apenas se percibe porque la marcha siguiente siempre está engranada y se puede decir que se elimina el paso entre una y otra. Además, son cambios secuenciales que permiten que el conductor pueda cambiar de marcha e incluso algunos vehículos incorporan levas en sus volantes.

¿Qué ocurre con el consumo de un vehículo automático o manual?

En los vehículos automáticos, el consumo medio es superior al mismo vehículo en versión manual. Pero cuando se trata de un consumo manual depende en gran medida del conductor, no es lo mismo realizar una conducción eficiente que no hacerlo y en el caso de los coches automáticos, se debe prestar atención al uso del acelerador.

Los cambios automáticos modernos están optimizados y reducen el consumo de forma inteligente hasta llegarlo a situar muy próximo al consumo de transmisión manual. En algunos casos hasta lo mejoran. Esto es debido a que las transmisiones automáticas pueden tener hasta 9 marchas, lo que implica un mejor comportamiento dinámico y también ahorro en el combustible.

¿Compensa pagar más por una transmisión automática?

La tecnología que se utiliza en un vehículo de transmisión automático es más costosa que la de un cambio manual, a pesar de que el resto del equipamiento sea exactamente el mismo. En función del segmento, la marca y el tipo de cambio la diferencia de precio puede rondar los 2.000 euros.

A ello hay que sumarle que las reparaciones también serían más complejas y caras, aunque el embrague de un vehículo de conducción manual dura menos, por tanto hay que valorar la cantidad de kilómetros anuales que se hacen con asiduidad. Por otro lado, las pastillas de freno y la duración de los discos en un manual son más cortos, por lo que el automático tendrá un ahorro a largo plazo.

Comodidad y seguridad

El cambio automático tiene dos características fundamentales:

Por un lado, hablamos de una conducción relajada y cómoda, ya que durante un traslado urbano con atascos o muchos semáforos es donde más satisfecho estás de contar con un vehículo automático.

Por otro lado, la seguridad también es muy importante y afecta de forma positiva, porque al no utilizar palanca y embrague, las distracciones son menores y el vehículo no llega a calarse incluso aunque estés frente a cuestas muy empinadas, por tanto, otorgan mayor seguridad mecánica. Los cambios de marcha se realizan con mayor precisión y rapidez.

Para poder decidir entre los cambios automáticos o manuales debes sopesar las ventajas e inconvenientes que tienes a continuación, ya que ahora esa opción no la dan solo en los vehículos de gama alta, sino en toda clase de vehículos.

Ventajas del cambio automático

  • La más evidente y que ya se ha comentado es la comodidad, porque te facilita la conducción, sobre todo si circulas en una gran urbe donde los atascos suceden con mucha frecuencia.
  • Seguridad, te permite mantener los brazos en el volante en todo momento y prestando atención real a la carretera durante todo el recorrido.
  • El motor de un automóvil automático se castiga menos, por tanto, el cuidado del motor es superior. Se realizan los cambios de marcha en el momento preciso y de forma adecuada.
  • Si pretendes adquirir un vehículo de segunda mano y puedes optar por una transmisión automática, es recomendable porque se conservan mejor. Es decir, podrás optar por un coche en mejores condiciones a un precio más económico.

Desventajas de comprar un coche automático

  • En un coche automático el combustible no es un factor muy importante para tomar una decisión relevante, como sí ocurre en un manual. Pero debes saber que estos vehículos consumen más y que dependen del freno, esto quiere decir que el consumo de combustible puede aumentar hasta un 10 %.
  • El desembolso económico es mayor al comprar un coche automático. Dependiendo del tipo de caja puede ser de 600 euros o de 2.000, si optas por una caja DSG.
  • El mantenimiento es mucho más específico, lo que implica que las revisiones son más exhaustivas y generalmente más costosas.
  • Si durante la conducción precisas realizar un cambio brusco con una aceleración de marchas determinada en un coche automático, su gestión no es tan sencillo como si se utiliza una transmisión manual.
  • Ya se ha hablado también del desgaste de las pastillas de los frenos, pero también hay que remarcar que si el coche tiene un sistema secuencial, el problema desaparece.
  • El mayor inconveniente es la monotonía en la conducción, que favorece los despistes.

Ventajas del cambio manual

  • Existe una mayor cantidad de modelos de cambio manual, sobre todo en el sector de segunda mano.
  • El mismo modelo en un concesionario varía el precio en función de si la transmisión es manual o automática.
  • La caja de cambios manual es más precisa y permite una conducción más divertida y deportiva, sobre todo en carreteras de montaña o tramos con curvas.
  • En un vehículo de transmisión automática, los frenos sufren más en una pendiente, ya que la manual utiliza el motor como freno. Aunque las automáticas secuenciales también pueden utilizar el freno motor.
  • Las cajas de cambio manual duran más y su reparación es más económica.
  • El seguro de un vehículo con cambio automático es más caro, debido a que en caso de siniestro el valor del vehículo y la reparación del mismo, suelen ser mayores.

Desventajas de comprar un coche manual

  • El tránsito en grandes ciudades con diversas situaciones de atascos constantes hacen que los coches manuales sean muy incómodos al necesitar accionar la caja de cambios y el embrague de forma continuada. En esta situación de estrés, la conducción se complica.
  • Utilizar el embrague de forma intensa, apoyar el pie sobre él mientras el vehículo está en marcha, levantar el pie demasiado rápido o no pisar el pedal a fondo puede suponer una grave avería en un componente esencial de los coches con cambio manual.
  • Si estás en una pendiente pronunciada, has de tener pericia para que el coche engrane bien la primera velocidad.
  • El coche manual requiere de una mayor atención por parte del conducción para garantizar la seguridad, debido a que hay más elementos de distracción.
  • Algunas personas piensan que un coche manual no es tan exclusivo y eso puede suponer una desventaja.
  • Los cambios de marcha abruptos provocan un mayor desgaste en la caja de cambios.

¿Cuáles son las razones para comprar o no un vehículo que tenga cambio automático?

Como resumen, se puede decir que una de las grandes ventajas de los coches con cambio automático es la comodidad y la conducción segura. 

La conducción con cambio automático no te obliga a estar pendiente de tantos elementos como los pedales, palanca de cambios y la mecánica para que los engranajes entren con mucha suavidad. Pero el cambio secuencial te permite realizar cambios de marcha con las levas del volante o desde la palanca, lo cual ofrece una conducción deportiva y dinámica que tanto gusta en los conductores que prefieren el cambio manual tradicional.

Los mayores inconvenientes radican en el elevado precio que tiene un vehículo de transmisión automática frente a la manual, el mantenimiento más costoso debido a que cuentan con un mayor número de componentes y el consumo de combustible también mayor, dependiendo del cambio que escojas.

Los frenos de los vehículos que están equipados con cambios automáticos sin cambio secuencial se ven perjudicados porque no pueden utilizar el freno motor. 

Por tanto, para resumir, un coche manual será más económico, pero un coche automático es más fácil de conducir y mucho más cómodo. Las excepciones están a la orden del día, pero en líneas generales has podido ver cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada opción. ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades?

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.