Blog de e-park

El pueblo de Avión es la localidad con más coches de lujo de España

La mayoría de los mortales nos giramos al ver pasar coches de lujo, como un Ferrari, un Lamborghini o un Porsche. Sin embargo, en el pueblo de Avión, lo extravagante es ver un utilitario normal. Esta localidad de Ourense concentra, en los meses de verano, la mayor gama de vehículos de lujo de toda España. En su mayoría, son autos propiedad de emigrantes que han hecho fortuna en las Américas y que regresan a su tierra para disfrutar de sus raíces. 

Así, cada mes de agosto puedes ver en Avión a las grandes fortunas como Carlos Slim, el séptimo hombre más rico del mundo, o los Vázquez Raya, echando la partida en el bar del pueblo con un tendero, un ganadero o la carnicera. En esta localidad de Ourense no existen las clases sociales, todos son vecinos de la misma localidad y se relacionan con la confianza que da vivir en un lugar que apenas llega a los 2.500 habitantes.

Pero todo este lujo permanece dormido durante los meses de invierno para comenzar a despertar en primavera. Hacia el mes de mayo es cuando puedes comenzar a apreciar el movimiento en los concesionarios encargados del cuidado de los coches durante los meses de frío. Los empleados comienzan a sacar brillo a las carrocerías y es habitual ver pasar camiones cargados de vehículos de alta gama con destino a las mansiones de la zona, que también comienzan a abrir sus puertas. Durante el verano, Avión multiplica por diez su población y, en su mayoría, los visitantes son personas adineradas que buscan el reencuentro con sus orígenes.

¿Dónde está el pueblo de Avion?

Si lo buscas en un mapa, puedes comprobar que Avión se encuentra en la comarca de Ribeiro, a unos 40 kilómetros de Ourense. Es una localidad ubicada entre la sierra de Farro y Suído, que cuenta con unos 120 km2 de extensión y con apenas 2.500 habitantes. Sin embargo, esta última cifra se multiplica hasta por diez cuando llegan los meses estivales y muchas familias, que se vieron obligadas a emigrar después de la Guerra Civil, regresan al pueblo de sus padres y abuelos.

La primera semana de agosto, cuando se celebran las fiestas patronales dedicadas a San Roque, es la época del año en la que más gente visita esta localidad. A las familias autóctonas que regresan se les suman los amigos que los acompañan en su reencuentro con sus raíces. Así, puedes ver paseando por sus calles a personas tan importantes como el cantante Luis Miguel o a Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo. Son invitados de excepción, que hacen todavía más grande el contraste entre los habitantes fijos y los que solo se acercan hasta allí para disfrutar del verano.

En ese momento es cuando más coches de lujo vas a poder ver por las calles de Avión, si bien semanas antes ya comienza el movimiento entre los trabajadores de las fincas. Si eres un amante de los vehículos de gama alta, esta es una buena oportunidad de disfrutar de la vista que ofrece ver una gran variedad de modelos deportivos juntos. No vas a encontrar otra colección semejante en un entorno tan particular.

Historia de Avión

Actualmente, los habitantes de Avión apenas superan las 2.500 personas. De estas, el 60% se encuentra ya jubilada y el 40% restante se dedica a la agricultura y al comercio local. Sin embargo, no siempre fue así. En 1940 el número de habitantes de la localidad llegaba a los 6.500. Sin embargo, las consecuencias de la Guerra Civil, tanto las que tuvieron que ver con los daños materiales y como las represalias que se tomaron contra el bando perdedor, hicieron que en veinte años la población se redujera a la mitad. 

En los años 60 se produce otra oleada de emigraciones, esta vez debida a causas puramente económicas, que dejan a la localidad al borde de la desaparición. De los 6.500 habitantes pasan a ser a penas 1.600. Poco a poco, con la inestabilidad política que viven muchos países de latinoamérica, esta situación se está revirtiendo y muchos descendientes de aquellos emigrantes están regresando a la tierra de sus padres y de sus abuelos en busca de estabilidad. Son, sobre todo, familias que han triunfado en los negocios y que quieren disfrutar de sus fortunas de forma segura y tranquila más allá de los meses de verano.

De Avión a México

El final de la Guerra Civil trajo consigo la desgracia para todos aquellos que, por toda España, lucharon en el bando republicano. En la localidad de Avión esta situación se vivió de forma dramática. Fueron muchas las familias, la mitad de las censadas nada menos, las que tuvieron que irse al exilio para evitar las represalias por parte del bando ganador. Sin oportunidad de llevarse nada más que lo puesto, estas personas se repartieron por toda Europa y, muchas, llegaron a saltar el charco en busca de una oportunidad. México fue el país que más vecinos de Avión acogió en su seno. En estas tierras, los exiliados de Avión no solo encontraron la tranquilidad que España ya no les ofrecía, además, supieron hacer de la desgracia una oportunidad e hicieron grandes fortunas.

Son los hijos, y en algunos casos los nietos, de estas personas las que ahora regresan a Avión en jets privados y llenan sus calles de vehículos de lujo. Vuelven a Galicia con la intención de reencontrarse con sus raíces y de poder dejar de lado la extensa seguridad que los acompaña a cada paso que dan. En Avión, durante el mes de agosto, puedes observar cómo los coches de alta gama se cruzan con utilitarios de modelos antiguos que se usan para trabajar la tierra. También puedes jugarte los cuartos con los dueños de cadenas hoteleras y magnates de los negocios, mientras echas la partida en el bar del pueblo. Avión es un lugar pintoresco, donde el dinero no separa a las personas. 

Es en estos meses de verano cuando Galicia se llena de acentos mexicanos, el pulpo se adereza con guacamole y puedes escuchar cómo las gaitas suenan acompasadas con la música de los mariachis. No solo las clases sociales desaparecen, también las fronteras y los kilómetros de océano que separan España de México. Las culturas, las costumbres, los sabores y los sonidos de lugares tan diferentes se mezclan en el bar del pueblo al calor de una buena conversación entre vecinos.

Los Vázquez Raya

De entre todas las familias que regresan a la tierra que los vio nacer destacan los Vázquez Raya. Cada año regresan a Avión para disfrutar de unos días de descanso.

Esta familia, como tantas otras, se vio obligada a emigrar hace ya varios años. Como en el caso de muchos españoles, México fue el país elegido para comenzar una nueva vida y allí han conseguido hacer una gran fortuna. No en vano, Olegario Vázquez, el patriarca de este clan, es el propietario del Grupo Empresarial Ángeles. Un conglomerado de empresas con intereses en el sector hotelero, en medios de comunicación, la banca y en servicios sanitarios. Pero Olegario Vázquez disfruta ya de su jubilación y ha pasado el testigo a su hijo, quien dirige los negocios con tan buena mano que ha logrado situar a su familia en la lista de las fortunas más grandes de España.

Los Vázquez Raya, además de disfrutar de su tierra, son los mejores embajadores con los que cuenta Avión. Dada su amistad con personas influyentes en todos los ámbitos, han sido muchas las personalidades que se han acercado hasta esta localidad invitadas por ellos. El empresario español Amancio Ortega o el expresidente de México, Vicente Fox, son algunos de los amigos que se han ido a visitar a los Vázquez Raya hasta su pueblo natal en Ourense.

Con unos 2.500 habitantes censados, Avión concentra, en sus calles, la mayor colección de marcas de coche de lujo de España. Sus propietarios son, en su mayoría, personas que tuvieron que emigrar después de la Guerra Civil y que han hecho negocios en América. Se trata de gente adinerada que regresa a esta localidad de Ourense a reencontrarse con sus orígenes y dejar atrás los guardaespaldas y las altas medidas de seguridad con las que conviven. Lo que no dejan atrás es el lujo, tanto en sus viviendas como en sus vehículos. En Avión puedes ver cómo mansiones de lujo conviven con las casas humildes de los trabajadores que viven allí todo el año.

En cuanto a los vehículos, en el pueblo de Avión es más fácil que veas un Ferrari que un utilitario de clase media. Las marcas favoritas de las personas que veranean en este pueblo van desde el Aston Martin hasta el Lamborghini, pasando por Porsche o Bentley. Los modelos de estos vehículos son, en su mayoría, deportivos. Rara vez verás berlinas de lujo en Avión. Hay que pensar que son vehículos que tan solo se van a utilizar durante unos días, un mes como mucho, por lo que la comodidad queda en un segundo plano frente a la estética de unas líneas deportivas.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.