Blog de e-park

Conoce todo sobre los coches híbridos

Como puedes comprobar por ti mismo, en los últimos tiempos estamos asistiendo a una eclosión espectacular de los vehículos ecológicos, los cuales se presentan como la alternativa a los coches con motor de explosión y a los de combustión. En otras palabras, se trata de un auténtico relevo generacional que promete relegar poco a poco a un segundo plano a nuestros coches de gasolina y diésel.

Por eso mismo, cada smartcitie irá contando progresivamente con un mayor número de postes de recarga, para que tanto los vehículos eléctricos como los coches híbridos enchufables puedan recargar sus baterías cuando lo necesiten.

Además, otra característica de las smartcities es la implantación de tecnologías que te permiten encontrar aparcamiento fácilmente y realizar el pago del parquímetro mediante el pago online haciendo uso del sistema ORA, gracias a aplicaciones como e-park. Todo ello redunda en una mayor comodidad para los conductores y en un importante ahorro, tanto de dinero como de emisiones de gases de efecto invernadero.

Qué es un coche con motor híbrido

En primer lugar, antes de dar por supuesto que sabemos qué son los coches híbridos, vamos a aclararte cuáles son y por qué no debes confundirlos con los vehículos eléctricos.

Efectivamente, suele ser muy frecuente confundir ambos tipos de tecnología. Sin embargo, debes tener bien claro que los vehículos eléctricos se caracterizan por la ausencia del uso de combustibles como la gasolina, el diésel o el biodiésel. Por su parte, los coches híbridos hacen uso de una combinación de motor (o motores) eléctrico y motor de combustión o explosión. Es decir, para su funcionamiento es indispensable el uso de combustibles como los anteriormente señalados.

Como consecuencia de la unión de ambas tecnologías, los coches híbridos cuentan con uno o varios motores eléctricos, un motor de combustión o de explosión, una batería convencional y una batería añadida. El resultado final es un coche de última tecnología que te aporta grandes ventajas, aunque también tiene algunos inconvenientes, tal y como veremos más adelante.

Cómo funcionan los coches híbridos

Ahora que ya sabes diferenciar perfectamente los vehículos eléctricos de los coches híbridos, es momento de explicar cómo funcionan estos últimos, así como de mencionar los distintos tipos de motores híbridos para que tengas claro que no todos los híbridos son iguales.

Componentes básicos del coche híbrido

Veamos en primer lugar los distintos componentes de los coches híbridos:

  • Motor convencional. Ya sabes que puede ser de combustión o de explosión, en función de lo cual se “alimentará” de diésel, biodiésel o gasolina. Para ser exactos, este motor no es un motor convencional, pues suele ser de menor cilindrada y trabaja en colaboración con el motor o motores eléctricos del vehículo. Por lo tanto, es mejor denominar a este motor como motor térmico.
  • Motor eléctrico. Como te hemos comentado, puedes encontrarte más de un motor eléctrico en el mismo automóvil, lo cual dependerá del modelo. Estos motores van conectados a las ruedas, siendo alimentados por las baterías que, a su vez, almacenan la energía producida por el movimiento del coche. La principal característica de estos motores es que gracias a su eficiencia mejoran el rendimiento del automóvil, disminuyen el consumo de combustible, son silenciosos y contribuyen al mantenimiento del medio ambiente.
  • Baterías. Además de la batería convencional, los coches híbridos necesitan baterías especiales para alimentar al motor eléctrico. Su mayor ventaja es que no requieren mantenimiento, por lo que te suponen una preocupación menos. Las hay de varios tipos, siendo las más comunes las de litio, plomo-ácido, níquel-cadmio o níquel-metal híbrido.
  • Generador. Más que un componente es una función. Se encarga de almacenar la energía extra producida por el motor térmico y que, de no ser así, no sería aprovechada por el motor eléctrico.
  • Ordenador de a bordo. Como todo ordenador, su función primordial es la de “pensar” y organizar, por lo que este elemento es el encargado de gestionar el funcionamiento automático y eficiente de la coordinación de los elementos anteriormente enumerados.

Funcionamiento de los coches híbridos

Ahora que ya estás familiarizado con los distintos componentes, llega el momento de que conozcas más detalladamente cómo funcionan en conjunto.

Antes de nada has de saber que, en realidad, hay diferentes tipos de motores híbridos y, por ello, distintos modos de funcionamiento. Sin embargo, a grandes rasgos, su funcionamiento consiste en que ambos motores trabajan en colaboración, aportando cada uno las ventajas propias de cada cual. De este modo, la eficiencia y el ahorro energético de los motores eléctricos complementa a la potencia y autonomía del motor térmico.

En efecto, gracias al generador y a las baterías de los motores eléctricos, la energía que sería desaprovechada en cada frenada y en cada aceleración es almacenada y reutilizada por los motores eléctricos, que complementan al motor térmico en los aceleramientos y en la conducción urbana.

Tipos de motores híbridos

Podemos clasificarlos en función de su arquitectura y de su alimentación.

En función de su arquitectura, puedes encontrar estos motores fabricados:

  • En serie. En estos modelos, el motor térmico no dispone de conexión mecánica con las ruedas, así que la tracción siempre será eléctrica. En consecuencia, el motor térmico de este tipo de coches híbridos básicamente se encarga de producir energía eléctrica para recargar la batería, que a su vez alimenta a los motores eléctricos.
  • En paralelo. Motor térmico y eléctrico trabajan combinados para transmitir la potencia a las ruedas, por lo que ambos tienen la capacidad de hacerlas girar.
  • En combinación. Los modelos de motores híbridos combinados son la arquitectura más eficiente que puedes encontrar a día de hoy. En este caso, ambos motores tienen la capacidad de impulsar al automóvil. En otras palabras, el híbrido combinado es como un híbrido en serie en el que los dos motores tienen conexión mecánica con las ruedas.

En lo que respecta a la clasificación en función de su alimentación, los coches híbridos pueden ser:

  • Híbridos no enchufables. Estos coches tienen un funcionamiento tal cual se ha explicado más arriba. Por lo tanto, sus motores eléctricos se recargan reutilizando la energía desprendida en las frenadas, bajadas de pendiente y aceleraciones.
  • Híbridos enchufables o plug-in hibryd. Son una opción en expansión, pues gracias a que son enchufables, sus motores pueden ser recargados como si del tanque de combustible se tratase. Es decir, podrás recargar sus motores haciendo uso de los postes de recarga que se están expandiendo por toda la geografía.

Ventajas y desventajas de los coches híbridos

Evidentemente, al hablar de ventajas y desventajas de los coches híbridos nos estamos refiriendo a la comparación de estos coches con respecto a los coches tradicionales con motor de combustión y explosión. Dicho esto, toma nota de las siguientes ventajas y desventajas de los mismos para saber qué has de tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro coche.

En principio, las ventajas de los coches híbridos parecen ser abrumadoramente mayores que sus desventajas, sobre todo si consideras que algunas de estas desventajas en realidad solo son coyunturales. No obstante, merecen ser tenidas en cuenta tanto unas como otras.

Así, entre las ventajas que debes considerar podemos destacarte el ahorro de combustible y de emisiones de gases de efecto invernadero, así como de los contaminantes en general. De hecho, aunque depende de cada modelo y de cada fabricante, estudios realizados —entre otros por EDF Fenice— demuestran que los coches híbridos consumen hasta un 45 % menos de combustible. Este ahorro de consumo se traduce, a día de hoy, en unos mil quinientos euros al año.

Además, también son mucho más cómodos de conducir gracias a su menor ruido y suavidad en el manejo. Está demostrado que sus diseños y eficiencia contribuyen a reducir la siniestralidad, por lo que será menos probable que tengas accidentes. Por otro lado, la avanzada tecnología que incorporan estos modelos hace de ellos unos coches altamente eficientes y con muy pocas averías, lo cual es de agradecer si tienes en cuenta que su mantenimiento es similar al de los coches convencionales; e incluso menor, puesto que estos modelos desarrollan tecnologías superiores.

Ahora bien, como te decíamos, existen algunos puntos desfavorables. Por ejemplo, el mayor uso de componentes, como las pesadas baterías y los motores eléctricos adicionales, supone un peso añadido y, por lo tanto, un mayor consumo de energía para el movimiento, lo cual se ve ampliamente compensado por el menor consumo de combustible. Además, el precio de estos modelos suele ser algo más caro que el de los coches convencionales, lo cual se amortiza con el tiempo gracias al ahorro que te hemos comentado, pero que en un primer momento puede suponer una dificultad añadida.

Después de haber entrado en profundidad tanto en el funcionamiento como en las tipologías de los coches híbridos con las que te vas a encontrar en el mercado, te habrás percatado de que esta tecnología ha llegado para quedarse. En consecuencia, si el precio actual de los coches híbridos puede resultarnos algo elevado, esta situación es meramente coyuntural, por lo que solo es cuestión de tiempo que conduzcas tu propio coche híbrido.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.