Blog de e-park

¿Qué hacer si te roban el coche?

Aunque los índices de robo de coches están descendiendo en España, todavía somos uno de los países europeos con más riesgo de que nos ocurra. ¿Sabrías qué hacer si te pasara a ti? ¿Cómo actuarías si, al llegar al lugar donde dejaste tu vehículo, encontraras el hueco vacío? Es importante actuar con diligencia y, para ello, debes tener claro qué pasos has de dar desde el primer momento.

Por ello, queremos ofrecerte una serie de consejos útiles para desenvolverte en este caso. Aunque, antes de nada, vamos a contextualizar el asunto.

Datos sobre el robo de coches en España

Nuestro país ocupó, en 2018, el 5º lugar del ranking europeo de países con más sustracciones de vehículos. Aproximadamente, nos roban 150 coches cada día. En consecuencia, no estamos hablándote de un problema utópico, sino de una realidad que a cualquiera nos puede afectar en cualquier momento.

Los cacos, y en muchas ocasiones las mafias, roban los coches por 3 motivos principales:

  1. Para cometer otros delitos.
  2. Para despiezarlos y venderlos por partes en otros mercados.
  3. Para venderlos fuera de España tal y como están, normalmente en Europa del Este y el norte de África.

Conviene saber, por otra parte, que solamente el 3 % de estos robos se realizan con violencia: el resto se producen sin que el conductor esté presente. Los escáneres de radiofrecuencia son, para ello, cada vez más empleados. Mientras el propietario cierra su coche con el mando a distancia, los ladrones se apropian del código de desbloqueo. Una vez dentro, ni siquiera deben hacer el legendario puente para arrancarlo. Utilizan un aparato electrónico que conectan con la toma OBD de diagnóstico del vehículo, además de un software con el que programan una nueva llave para arrancar el coche. A veces, prefieren reemplazar la centralita de control del coche por otra hackeada.

Pero ¿qué posibilidades reales tenemos de que nos roben el coche? El cálculo no resulta nada sencillo de hacer, aunque los hechos demuestran que, según qué modelo de coche tienes, es más probable que puedan intentar robártelo.

Así, según un estudio realizado por Techno Security, el top 5 de coches robados en España en 2018 queda de este modo:

  1. Seat León (19 %).
  2. Seat Ibiza (15 %).
  3. Volkswagen Golf (7 %).
  4. Citroën C4 (7 %).
  5. Audi A3 (6,2 %).
  6. Opel Insignia (4,9 %).
  7. BMW 120 (4,4 %).
  8. Ford Focus (3,9 %).
  9. BMW 320 (3,4 %).
  10. Mercedes-Benz CLA 117 (3,1 %).

También la ciudad en la que vives puede convertirse en un factor de riesgo. Madrid, con gran diferencia, es la capital con más robos de coche, seguida por Barcelona, Sevilla y Málaga.

El 90 % de los robos se produce en la calle o en los aparcamientos de las grandes superficies, mientras que el 7 % restante se da mientras repostamos combustible o estacionamos para hacer gestiones rutinarias.

Cómo actuar cuando nos han robado el coche

Lo primero que debes es hacer, parece lógico, es cerciorarte de que se trata de un robo. Si el coche no está donde creías, cerciórate de que no lo dejaste en otro sitio y de que nadie de tu entorno lo está usando. Constata también que la grúa no se lo ha llevado, mirando si existe algún distintivo oficial e, incluso, llamando o dirigiéndote, presencial o telemáticamente, a tu Ayuntamiento para descartarlo.

1. Denunciar a la Policía o la Guardia Civil

Lo siguiente que debes hacer, sí o sí, es interponer una denuncia. Acude a la comisaría o el cuartel de la Guardia Civil más próximo y denuncia cuanto antes. La rapidez aumenta tus posibilidades de recuperar el coche. Aporta todos los datos del suceso: lugar exacto de la sustracción, matrícula, marca, modelo, color e, incluso, si es posible, modelo del bastidor.

Si tu coche cuenta con un detector o sistema de localización, es más probable encontrarlo. Pero no trates de hacerlo por ti mismo, podrías tropezar con algo peligroso. Transmíteselo a los cuerpos de seguridad del estado y espera a que ellos trabajen.

En caso de hurto, los agentes suelen tramitar una baja temporal del vehículo en la Jefatura Provincial de Tráfico. Comprueba que se ha hecho y, si no es así, hazlo tú mismo. Solo así quedarás eximido de los posibles delitos, multas o infracciones que los ladrones puedan realizar con tu coche. Una vez recuperado el coche, siempre es posible volver a tramitar el alta de nuevo.

2. Llamar a tu compañía de seguros

Este es el paso siguiente: avisar a tu aseguradora. Te pedirán, posiblemente, la copia de la denuncia y, con frecuencia, tendrás que esperar 30 días naturales para que comiencen los trámites de indemnización que tengáis pactados en tu póliza.

Si, durante este periodo, tu coche es recuperado, siempre tienes la opción de aceptar la indemnización o quedarte con él, previa realización de las reparaciones y arreglos oportunos.

El proceso informativo a la aseguradora no es, en ningún caso, liviano. Tendrás que aportarles todos los detalles de lo sucedido, pues ellos también se esforzarán en verificar si se trata de un fraude o de un hurto, en vez de un robo. Los hurtos se suelen producir al descuido, por ejemplo si dejaste puestas las llaves en el contacto.

Por supuesto, deberás comunicarles tu DNI y entregarles los juegos de llaves del coche robado.

Asimismo, debes incluir en tu declaración todos aquellos objetos de valor que había en tu automóvil, sin olvidar los equipos de navegación, la música, los dispositivos de telefonía, la documentación y todo aquello significativo. En este sentido, no olvides que tu seguro de hogar (si lo tienes) te cubrirá el reembolso de estas pertenencias, aunque para reclamarlo deberás poder presentar sus facturas.

¿Y si no me satisface la indemnización?

Si, finalmente, el coche no aparece, la aseguradora determinará qué indemnización te corresponde. En ningún caso es negociable, aunque puedes recurrirla ante el Defensor del Asegurado, a quien tendrás que enviar tu reclamación, acompañada de una queja motivada. Se trata de un servicio que, por ley, todas las compañías deben ofrecer, por lo que deberías informarte en el Departamento de Atención al Cliente en cuestión.

Si el problema continúa, y no estás conforme con el importe transferido o ingresado en tu cuenta, no todo está perdido. Al cabo de dos meses puedes dirigirte al Comisionado para la Defensa del Asegurado, perteneciente al Ministerio de Economía. También se trata de un procedimiento gratuito. Contacta con él por email o correo, exponiendo los hechos y razonando los motivos de tu disconformidad.

Al cabo de 4 meses recibirás una comunicación al respecto, así como otra de tu aseguradora, donde se te transmitirá el dictamen acordado. Ante él, la última vía que te queda es la judicial, aunque resulta tan tediosa como costosa.

En caso de robo parcial

Cuando te han desvalijado el coche o se han llevado alguna de sus partes, también debes denunciarlo cuanto antes, primero por teléfono y, después, acudiendo personalmente para firmar la denuncia. Procura tocar el coche lo menos posible, para no interferir en los posibles indicios y evidencias que hayan podido quedar en él.

Si tu coche cuenta con seguro contra robo parcial, procede con la compañía como te hemos explicado previamente.

La prevención es lo mejor

Ninguno estamos exentos del robo de nuestro coche, pero si tenemos en cuenta una serie de consejos tendremos menos posibilidades de ser los elegidos. Por eso, queremos finalizar este artículo poniéndote al corriente de los mismos:

1. No aparques en sitios recónditos o poco iluminados

Los cacos prefieren trabajar con calma y reduciendo los riesgos. Si las personas pasan con frecuencia y hay mucha luz, no es fácil que se decidan.

2. Mejor, aparca en línea

Si tu coche se encuentra en línea con otros automóviles, los malos serán más visibles que si lo has dejado en batería o en perpendicular a la acera. No pueden protegerse de miradas entre los otros coches.

3. Usa tu garaje

Si tienes plaza de aparcamiento, no lo dejes fuera. Es cierto que también se producen robos en garajes, pero estará más protegido, menos accesible… y menos expuesto a los bribones.

4. Retira el mando del garaje

¿Qué pasa si no lo has hecho y te roban el coche? Que los ladrones encontrarán un acceso directo a tu finca o tu vivienda. Mejor, evita esta posibilidad llevándolo contigo.

5. Graba tu matrícula en las ventanillas

Por unos 30 euros, aproximadamente, puedes aplicar este recurso. No sirve de nada si lo que persiguen es vender tu coche por piezas, pero sí en los otros casos. El parabrisas, la luneta trasera y las cuatro ventanillas pueden ir marcados así y, por ello, llamar la atención si el coche está siendo buscado.

Además, dejar puesta la barra antirrobo siempre, por poco tiempo que vayamos a estar fuera del coche, incorporarle un localizador GPS, añadir una alarma muy sonora y tener máximo cuidado al utilizar tu telemando son otros de los recursos más recomendables.

Si debes aparcar en un lugar muy peligroso, no desdeñes la posibilidad de instalar un desconectador de la batería y llevártela contigo. Si el coche no la tiene, nunca podrá arrancar y el robo resultará imposible.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.