Blog de e-park

Mejores sitios de España para saltar en paracaídas

Saltar en paracaídas suele ser la asignatura pendiente de muchos. Esa cosa que está por hacer, que está en mente pero que, por un motivo o por otro, suele no haberse materializado. Saltar en paracaídas dicen que cambia la vida; dicen que es una experiencia brutal… ¡No es para menos! ¿podría serlo acaso cuando se experimenta la mismísima sensación de volar?

Dicen que se siente miedo, libertad, asfixia e incluso vértigo aunque no lo padezcas. Dicen que la adrenalina no te deja pensar, pero de lo que no cabe duda es que esa misma adrenalina convertirá saltar en paracaídas en una de las mejores experiencias de tu vida. Una experiencia que no puede seguir estando entre las tareas pendientes porque no existe razón o impedimento, si te paras a pensar, en hacer realidad todo un sueño. Ahora bien, veamos desde dónde saltar. Hagamos un repaso de los mejores lugares en nuestro país donde experimentar todo lo que supone un salto.

Saltar en paracaídas y el ranking de los mejores lugares en España desde donde pegar el salto

Aunque prácticamente en todas las ciudades españolas existen ya empresas especializadas en este tipo de experiencias, qué duda cabe de que el escenario en este asunto importa e importa mucho. No será lo mismo saltar y ver a vista de pájaro unos paisajes que otros. Dado que no es algo que vayamos a hacer todos los días por regla general, será mejor que escojamos entre los mejores escenarios posibles.

Eso sí, antes de entrar en localizaciones debes saber que por regla general los saltos vienen precedidos por un mini entrenamiento. Un paso previo al salto que suele oscilar entre los 3000 y los 4000 metros de altitud. Si te parecen pocos metros, tal vez saber que desde esa altura experimentarás una caída libre de hasta incluso casi el minuto tal vez te disuada.

Además y a modo de requisitos para saltar, deberás estar en buenas condiciones físicas, no haber padecido ninguna dolencia cardíaca en los meses anteriores y tener más de 16 años. Ahora sí, veamos desde dónde saltar:

1. En Toledo.

Uno de los lugares donde más se hace paracaidismo por su ubicación y buena conexión con otras ciudades es la toledana Ocaña. En su centro de paracaidismo, que cuenta con una amplia experiencia, podrás saltar en un entorno natural incomparable. Seguridad, naturaleza y mucha experiencia para estos saltos toledanos.

2. Barcelona-Bages

En este centro podrás saltar desde 4000 metros de altitud, previo vuelo de un cuarto de hora. En este caso las vistas – a la montaña de Montserrat, el perfil de la catedral y el Mediterráneo – y una caída libre de más de un minuto hacen de este lugar uno de los recomendables para esa experiencia cuanto menos vertiginosa.

3. León

Previa instrucción de un cuarto de hora, se inicia el vuelo hasta la altitud deseada para el salto que se realiza unido a un monitor a través de un arnés. Una modalidad que se conoce como salto tándem. En este caso serán 20 minutos de vuelo hasta alcanzar los 3000 metros. Desde esta altitud se realizará el salto y una caída libre de unos 35 segundos. A los 1500 metros se procede a la apertura del paracaídas para iniciar un descenso viendo el increíble paisaje durante al menos 10 minutos.

Como en prácticamente el resto de lugares que aparece en este listado, los centros especializados en saltos suelen tener a disposición de los saltadores cursos de salto. Un hecho que se explica en lo adictivo de esta experiencia. Del mismo modo, todas estas empresas dedicadas a esta actividad presentan las medidas de seguridad necesarias para que el salto se haga con todas las garantías.

4. Sevilla

Concretamente tendrás que ir hasta el sevillano municipio de Bollullos de la Mitación. El lugar donde hacer un salto en paracaídas tándem, totalmente apto para incluso quienes no hayan visto siquiera un avión de lejos. El monitor asignado a la experiencia y un arnés se encargarán de que ese salto sea ese sueño cumplido sin que tenga cabida el sobresalto.

En este caso y si te decides a viajar hasta Sevilla para hacer el salto, debes saber que podrás optar entre saltar desde los 3000 m o los 4600 m. Se trata esta última altura de la máxima desde la que puedes saltar en España. Algo que obviamente se traduce en minutos de caída libre y vuelo con paracaídas. Toda una experiencia sobre un paisaje único pero también en unas instalaciones donde pasar el día. Es uno de los aeródromos más completos para vivir este tipo de experiencia.

5. El País Vasco

Existen numerosas empresas a través de las que saltar en el País Vasco, otro de los escenarios más que recomendables por el propio entorno. Irún es un ejemplo de un entorno envidiable desde el que saltar en tándem. De nuevo, saltos a 4000 metros de altitud sobre un paisaje que no deja indiferente a nadie independientemente de la estación del año que elijas para saltar.

6. Galicia

En Galicia, al igual que en el País Vasco, existen numerosas empresas en las que saltar en paracaídas previo vuelo y a diversas alturas. Especial atención a los saltos sobre la Ria de Muros y Noia. Un aliciente y algo que sumar a la experiencia del propio salto. El paisaje bien merece la pena el chute de adrenalina, el vuelo en paracaídas y la caída libre de casi un minuto. Rodeiro, Lapaman, Xaxán, Chantada o Silleda son otros escenarios sobre los que podrás saltar y que merece la pena ver desde las alturas.

7. Gijón

Concretamente el salto deberás hacerlo en los alrededores de la Colina del Cuervo. No te costará encontrar la empresa con la que hacer el salto en paracaídas. Cuidado con los nervios en cualquier caso, los paisajes merecen la pena para ser disfrutados. No dejes que esa mezcla de sensaciones te distraiga la atención saltes desde donde saltes.

8. Lleida

Se trata de otro de los lugares que no podrían faltar en esta lista. Un lugar al que pertenece Orgnayá o el sitio ideal sobre el que hacer una caída libre. Las vistas de l´Alt Urgell en el Pirineo de Lleida, Sant LLorenc de Morunys y Oliana de nuevo bien valen un salto.

9. Piedrahita en Ávila.

Dicen que los cielos son los más azules, aunque eso sea una sensación que responda al propio paisaje. Cebreros, Bernardo o Piedralaves son lugares realmente especiales para saltar.

10. Empuriabrava.

Podrás saltar sobre el cielo de la Costa Brava para apreciar desde el aire uno de los lugares españoles, junto con Sevilla, considerados en las listas más consultadas y expertas como los mejores del mundo para saltar. En este caso la costa, rodeada del parque natural de los Aiguamolis de l´Empordá, es la encargada de esta belleza inconmensurable. Tanta que esa belleza es la razón por la que esta zona se conoce como la tierra del cielo y es la favorita de paracaidistas del mundo entero.

Para saber lo que se siente saltando en paracaídas hay que saltar

Está claro que para saber exactamente lo que se siente a través de todas las sensaciones que te hemos descrito, hay que saltar. Eso sí, en cualquiera de los sitios que aparecen en el listado de los mejores lugares en España para hacer que ese salto sea toda una experiencia única. Una experiencia en la que no dejaremos ningún fleco suelto, ni siquiera el escenario.

Dicho esto, no es menos cierto que existen dos tipos de personas a la hora de saltar: los que se quieren iniciar en un deporte y los que quieren vivir una experiencia única. Ambos casos tienen un denominador común: todos tienen que saltar por primera vez y, como suele ser habitual, esa primera vez será la más inolvidable.

Elegir una empresa seria y con todas las garantías será esencial para que ese salto sea eso: inolvidable y no otra cosa. Informarse, cotillear opiniones y decidirse por cualquiera de los mejores lugares será cuestión de minutos. Para los indecisos, varios sitios desde los que saltar, ¿por qué no?

La sensación de caer libremente a más de 3000 metros de altura es una de las experiencias más trepidantes que puedan existir mientras se disfruta de vistas que por regla general están reservadas a las aves. Una experiencia que es recomendable que comience con un tándem y en un lugar certificado.

Finalmente y aunque el tiempo de caída libre y de vuelo con paracaídas tenga mucho que ver con la altura del salto, ¡ojo con lo que eliges! Recuerda que si un minuto te parece poco, tal vez saber que en ese minuto puedes alcanzar una velocidad superior a los 200 km/h tal vez te dibuje mejor la situación que a priori puede saber a poco.

Unos datos además que ponen de manifiesto que es mejor quedarse corto que largo en esto de las experiencias extremas. Comenzar por lo asequible no restará en absoluto espectacularidad a tu salto en paracaídas, todo lo contrario: hará que lo disfrutes mucho mejor. Que disfrutes cada instante, cada vista, cada detalle. ¡Buen salto!

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.