Blog de e-park

Las capitales de la moda en el mundo

Si nos centramos en la moda, es innegable afirmar que algunas ciudades se han ganado el trono de capital y han adquirido un papel fundamental en la industria durante las últimas décadas. De estas urbes sale la mayor parte de la influencia que la moda genera alrededor del mundo. A continuación, te mostramos las ciudades más influyentes denominadas capitales de la moda en el mundo.

¿Qué es una capital de la moda?

Se denomina como capital de la moda a aquella ciudad que tiene un gran poder de influencia en todo lo relacionado con el sector. Es una urbe que marca las tendencias que se dan en la moda internacional y se convierte en un núcleo central para la industria, ya sea para marcar actividades como el diseño, la venta, el establecimiento de tendencias o la producción de todos los productos relacionados con la moda.

Asimismo, también son influyentes en la realización de eventos de moda y de ferias que generan grandes resultados económicos. En dichos eventos, personas influyentes y diseñadores vanguardistas presentan sus colecciones innovadoras, difundiendo por toda la ciudad un impresionante street style que sirve de inspiración para miles de fashionistas de todo el mundo.

Los 4 grandes pilares de la moda

París, Milán, Londres y Nueva York son las cuatro ciudades consideradas como los pilares de la industria de la moda. Esto ha sido posible gracias a la inversión y la posterior producción de este sector en estas ciudades, convirtiendo a la moda no solo en un aspecto económicamente significativo para los países a los que pertenecen, sino que también la moda les ha otorgado un aspecto integral que ha conformado sus identidades y perfiles internacionales.

1. Nueva York. Es sin duda una de las ciudades más destacada en cuanto a moda, ¿quién no se ha imaginado en su cabeza alguna vez la Gran Manzana? No es de extrañar que Nueva York tenga entre sus principales identificativos la moda, ya que en ella se encuentran diseñadores tan representativos como Marc Jacobs, Michael Kors, Calvin Klein o Vera Wang. En esta ciudad no importa el frío ni el calor, lo importante es siempre ir a la última, por eso no es de extrañar ver a mujeres paseando sin medias cuando las temperaturas son propias del polo norte.

Y su distrito de la moda, The Garment District, es solo un ejemplo de esta pasión. No sorprende que en cuatro calles que lo forman se concentre el mayor número de negocios de moda por metro cuadrado de todo el planeta. Asimismo, cabe destacar que Nueva York fue la primera ciudad que organizó la Semana de la Moda, un evento muy significativo para este sector y en el que participan los diseñadores más importantes.

2. París. Junto con Nueva York, es una de las capitales de la moda del mundo más conocidas. En París surgieron grandes firmas internacionales como son Coco Chanel, Yves Saint Laurent o Dior, entre otros muchos diseñadores que han revolucionado el panorama mundial.

Una de sus principales identidades es la alta costura, un concepto ligado al glamour, a la joyería más selecta, a los trajes hechos a medida y a los complementos más llamativos. Fue Yves Sant Laurent quien revolucionó París y la industria de la moda, allá por los años 60 cuando surgió el pret-à-porter, cuya idea se basaba en producir en masa modelos de alta costura.

Hoy en día se ha convertido a la ciudad de la elegancia y la exclusividad. Los diseñadores de alta costura acuden desde todas las partes del mundo a su Semana de la Moda.

3. Milán. Ya en el Renacimiento las mujeres italianas marcaban tendencia, como, por ejemplo, Caterina de Medici, que inspiraba a otras mujeres por toda Italia. Desde el siglo XI, Milán ha competido con otras ciudades de su mismo país, como son Roma y Florencia, por conseguir el trono de la moda italiana. Fue en 1958 cuando tuvo lugar su primera Semana de la Moda.

Milán es uno de los iconos de las tendencias y es la moda uno de sus principales atractivos turísticos. Su centro comercial es uno de los más importantes de Italia y los tejidos de seda natural que se fabrican en esta ciudad son los más codiciados.

4. Londres. Durante los años 60 en Londres se vivía la época que marcaría un icono en la moda británica. Desde entonces, Londres ha ido expandiendo horizontes creando su propio estilo y moda. El ‘punk’ fue uno de los movimientos que surgieron de las calles londinenses. Barrios como Camden o Portobello se encuentran inundados de mercadillos que difunden street style por toda la ciudad.

Esta ciudad se caracteriza por tener la habilidad de combinar lo nuevo con lo clásico de manera perfecta y ha servido de inspiración para grandes marcas de moda como pueden ser Stella McCartney y Jimmy Choo.

Las nuevas ciudades más influyentes en el mundo de la moda

Sin embargo, con el paso de los años, diferentes ciudades del mundo han comenzado a ganar cierto espacio dentro de la industria, posicionándose también como capitales de moda. Esto es un aspecto positivo para el sector, ya que le ayuda a ampliar sus propuestas y a presentar nuevas ideas, que sean originales, frescas y plurales, acabando así con el status quo establecido hoy en día por la industria. Por lo tanto, son varias las ciudades que se presentan como una competencia cada vez más prometedora.

– Barcelona. Se estima que, en la última década, Barcelona incluso ha llegado a arrebatarle el puesto a Londres y a Milán en varias ocasiones. Y, aunque no cuenta con una semana de la moda, es un lugar de referencia, no solo para visitantes que buscan nuevas tendencias y estilos, sino también para marcas de moda de todo el mundo que buscan un lugar en el mercado de la moda español.

Por otro lado, Barcelona se sitúa entre las ciudades del mundo más concienciadas con la sostenibilidad, por lo que ha querido trasladar este hecho al sector de la moda con la celebración del evento Re/-Barcelona Sustainable Fashion Global Event, que tiene como objetivo convertirse en el foro de discusión de iniciativas de moda sostenible en creación, producción, venta y uso.

– Berlín. La capital alemana es una ciudad cada vez más importante para la industria en los últimos años. Es la ciudad europea que tiene más escuelas de diseño de moda y dispone del Berlin Fashion Week, una plataforma que ayuda a impulsar a las nuevas promesas. Berlín no solo sigue las tendencias, sino que las crea y participa activamente aportando nuevos diseños e innovación en moda.

– Los Ángeles. Moschino, Tommy Hilfiger o Saint Laurent son algunas de las importantes firmas que ha establecido sus instalaciones en Los Ángeles. Además, han presentado sus colecciones en ciudades de Estados Unidos, dejándose seducir por su clima, sus hermosas playas y por sus boutiques de lujo. Esta metrópoli tiene su Distrito de la Moda, que cuenta con numerosas calles llenas de tiendas.

– Tokio. Una de las ciudades más extravagantes del mundo de la moda. Su estilo Funky punk, donde todo es posible, incluso encontrar samuráis modernos. Es la metrópoli en la que se cruzan los colores, estilos y formas. Los japoneses mezclan multitud de tejidos y patrones, por lo que su innovación es constante. Colorido y ecléctico, así se podría definir el estilo japonés, que combina varias influencias, desde el anime, hasta la barbie o la subcultura gótica. El diseñador vanguardista Rei Kawakubo es uno de los mayores ejemplos, y gracias a su marca Comme Des Garçons, ha logrado posicionar a Tokio en el ojo de la industria.

– Copenhage. Aunque la moda de Copenhage no es tan conocida mundialmente, su estética minimalista y el uso de paletas de colores apagados, se han convertido en uno los iconos actuales de moda de esta ciudad. La elegancia y sofisticación de los diseños daneses, hacen que esta ciudad tenga cada vez más peso en la industria de la moda.

– Shangai. China es conocida por ser uno de los países con la economía más emergente y que más está creciendo, por lo que su sector de la moda está unido al desarrollo económico del territorio. Son numerosos los diseñadores internacionales que apuestan por el gigante asiático, por lo que han decidido estar presentes de forma activa en el país. Diseñadores como Victoria Beckham o Diane Von Fustemberg, ya han formado parte de la Semana de la Moda que se celebra en Shanghai, presentando cada temporada sus colecciones y participando junto a las firmas más importantes del país.

– San Petersburgo. En Rusia, la presencia en modelaje, periodismo, fotografía y estilismo incluido es bastante destacada, sobre todo en los últimos años. Esto ha ayudado a impulsar y promover multitud de marcas rusas como Ruban o Vika Gazinskaya, dándoles protagonismo por todo el mundo.

En definitiva, aunque son 4 las principales capitales de la moda en el mundo, ya hay numerosas ciudades de todo el globo que están ganando fuerza y terreno en la industria de la moda, posicionándose como ciudades de referencia en este sector. Algo muy enriquecedor y que aporta originalidad, nuevas ideas, frescura y sobre todo carácter plural.

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.