Blog de e-park

Descubre todo lo que ofrece Dubai

¿Tienes en mente un viaje inolvidable o directamente es Dubai tu viaje soñado? Razones no te faltarán en un destino que si por algo se caracteriza es por sus contrastes. Modernidad y todo lo opuesto, las luces y la oscuridad, el desierto y el mar, los grandes centros comerciales y los mercadillos, las calles adoquinadas y las grandes avenidas. Así es Dubai: una ciudad que nunca duerme porque la vida no le permite conciliar el sueño, ¿podrás dormir tú?

Prepara las maletas porque una vez compruebes todo lo que te ofrece la ciudad que cuenta con el mayor número de Récords Ginness, solo querrás subirte en el avión para ver con tus propios ojos cómo es la ciudad del lujo y los rascacielos, de los alardes arquitectónicos y, en definitiva, de la belleza convertida en edificios, paseos o incluso islas.

Qué ver en Dubai, la ciudad de los contrastes

Da igual el tiempo de qué dispongas, da igual si es toda una eternidad: en Dubai siempre hay qué visitar, qué hacer. Como te decimos es una ciudad llena de vida, de constantes proyectos en marcha. La ciudad emiratí no está dispuesta a perder el ritmo en esto de la innovación. No osbtante, toma nota de los lugares indispensables qué visitar y que deben estar en tu orden de prioridades.

1. Burj Khalifa o el edificio más alto del mundo

Se trata del edificio más alto del mundo. Una marca que ostenta gracias a sus 828 metros. Una marca a la que sumar un edificio en cifras que no dejan indiferente a nadie como la participación en su construcción de un total de 1200 personas o las 30 nacionalidades diferentes de esas personas. Los 1500 millones de euros que costó su construcción o los 57 ascensores que hay en su interior. Un edificio lleno de curiosidades que deberás visitar para hacerte las más bellas fotos que hayas podido soñar.

A modo de curiosidad debes saber que antes se conocía como Burj Dubai o que se tardaron 6 años en su construcción. Dos miradores y sus restaurantes lo convierten en el lugar de obligada visita de turistas. ¿Preparado para la puesta de sol más bella que jamás hayas visto? Si es así, tendrás que subir hasta la planta 155.

2. Burj Al Arab o el único 7 estrellas del mundo

No importa si puedes alojarte en él, porque lo que sí podrás es tomarte un té al menos. Estar en el hotel más lujoso del mundo bien vale lo que cuesta ese té. En este sentido debes saber que para poder visitar el hotel debes tener una reserva en alguno de sus bares o de sus restaurantes. De otra manera no podrás visitar las impresionantes instalaciones, sus tiendas o pasear por sus bellos jardines.

Para ello es interesante también que la reserva mínima cuesta alrededor de unos 300 dirhams. Claro, que lo suyo ya que se está dispuesto a ir es reservar una degustación en el Sky Bar del piso 27. Tomar algo a 200 metros de altura es una experiencia inolvidable.

3. Palmerah Jumeira

¿Quién no conoce porque ha visto alguna imagen o porque ha oído hablar de esta palmera? Tal vez aunque la hayas visto en alguna revista o en la televisión, no sabes que está ubicada en la costa dubaití. La famosa palmera en realidad es un conjunto de islas artificiales que conforman un tronco y 17 ramas.

Además de un reclamo turístico, la zona alberga una zona residencial y hotelera dónde alojarte o en su defecto que visitar sin excusas. Ver la palmera desde el aire no tiene precio. En Dubai encontrarás numerosas empresas que harán realidad este auténtico sueño si no te dan miedo las alturas.

4. Fuente de Dubai

Se trata de otro de los grandes reclamos de la ciudad. La fuente, con 275 metros de longitud, está iluminada gracias a 6600 focos. Los responsables de los espectáculos de luces que también deberás captar con tu cámara para no olvidar esos chorros de agua que llegan a alcanzar los 150 metros de altura.

5. Dubai Creck y la cita con la historia

Se trata de un puerto histórico. De hecho, a primeros del siglo pasado era el lugar portuario de más importancia de los Emiratos Árabes. Algo que viene de atrás por ser el centro neurálgico comercial de los barcos procedentes y con destino a la India y a otros puntos de África. No podrás visitar Dubai y volver sin haber visto los típicos dhows.

Debes saber que se trata de una ría de unos 10 kilómetros de largo y que divide la ciudad. Se trata de cualquier manera de un lugar en el que pasear, comer o cenar y en el que también ver bellos atardeceres. Cenar a bordo de cualquier barco turístico es también un planazo en Dubai.

6. Al Bastakiya

Como en todas las ciudades árabes Dubai cuenta con un centro histórico pintoresco y lleno de tipismos. En este caso es Al Bastakiya, al sur de Dubai Creek.

Se trata de una de las zonas más antiguas en la que visitar museos, galerías de arte, restaurantes, monumentos emblemáticos, o simplemente en la que recorrer las calles dubaitíes dónde respirar el verdadero espíritu de la ciudad que apostó por la modernidad. Es la zona en la que descubrir el pasado de esta ciudad. Un pasado, por cierto, sorprendente.

7. La Mezquita Jumeirah

Se trata del centro religioso más antiguo de Dubai. Nada más que la magnitud de la edificación bien merece la visita. Cuenta con una impresionante arquitectura y con una particularidad: podrás acceder aunque no seas musulmán. Eso sí, no olvides que no podrás entrar con pantalones por encima de la rodilla, con mangas cortas o en el caso de las mujeres con la cabeza sin cubrir.

8. Dubai Mall

Ir a Dubai y no visitar su gran centro comercial debería estar prohibido. No lo está porque nadie escapa a esta atractiva visita. Las primeras marcas y las firmas conocidas por todos están presentes en este gran centro comercial. De nuevo cifras que sorprenden: en este caso, las 1200 tiendas y las 14000 plazas de párking.

Atento también a la planta baja. En ella hallarás el “Zoco del Oro”. Joyas a precios irresistibles y un ambiente que llamará tu atención tengas o no intención de hacer compras. Pasear por él o tomar un té es todo un plan en este lugar. Una acurario y una pista de hielo, son otros de los pretextos por los que hacer esta visita.

9. The World

Se trata de uno de los más ambiciosos proyectos en Dubai con una superficie que supera los 9.000.000 metros cuadrados, divididos en 300 islas dispuestas en un mapamundi artificial. Podrás verlo desde el aire. No te lo pierdas de ninguna de las maneras.

10. Aquaventure Water Park

Un parque acuático sí, pero ¡qué parque! Toboganes que suben en lugar de bajar, tubos que atraviesan acuarios. De nuevo el típico alarde dubaití pero convertido en parque acuático. Una perfecta parada entre visita y visita en el que además de refrescarse, disfrutar está garantizado.

Dubai, el lugar donde siempre habrá algo qué hacer

Además de estas visitas recomendadas, los safáris por el desierto, incluso haciendo noche, los paseos en barco o incluso esquiar en Ski Dubai son otros de los planes que debes llevar anotados en tu cuaderno de viaje.

No obstante, no debes olvidar que las playas de Dubai son otro de los grandes reclamos de la ciudad. Arenas blancas y aguas transparentes son las causantes de tal circunstancia. Al Mamzar Beach Park, Jumeirah Beach Park, Umm Suqeim Beach y Open Beach son las playas más populares. Prácticamente todas ellas están muy próximas a hoteles y cuentan con infraestructuras para pasar jornadadas en las que no te faltará de nada. Es por esto que no necesitarás pagar por acceder a las playas de los hoteles cuando estas, públicas todas, reúnen todos los requisitos para ser excelentes.

Los bares panorámicos, los beach clubs, el Museo de Dubai o Heritage House son otras visitas obligadas. En este último caso, tendrás la oportunidad de conocer por dentro una casa tradicional emiratí.

Finalmente y a modo de consejos prácticos una vez repasadas todas las lindezas que te ofrece Dubai, no debes preocuparte por el idioma. Aunque el primer idioma como es lógico es el árabe, no tendrás demasiados problemas para hacerte entender. Te darás cuenta de prácticamente todos los habitantes hablan inglés. Por lo demás, es un país seguro que visitar. Otra de las ventajas que ofrece el país emiratí.

Si ya estás haciendo la maleta, cosa que no nos extraña después de haber descubierto todo lo que te ofrece Dubai, solo debes tener en cuenta que el clima es árido y subtropical. Llueve eventualmente y se registran altas temperaturas. Echa en esa maleta ropa de algodón y lino, protector solar, gafas de sol, algún sombrero y algún pañuelo. Comprueba que llevas la documentación necesaria y prepárate para ver con tus propios ojos la espectacularidad convertida en ciudad. ¡Buen viaje!

Esta página web utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.