Blog de e-park

Viajar con mascotas en el coche

Viajar con mascotas en coche puede ser una actividad bastante rutinaria. No solo hablamos de irte de vacaciones, sino que también, ir en automóvil puede ser simplemente ir al veterinario o ir de excursión. Por tanto, puede ser que viajes en automóvil con tu mascota a menudo.

Si es tu caso, queremos informarte sobre cómo hacer tu travesía más cómoda, además de qué tienes que hacer para que cumplas las leyes y los reglamentos que están vigentes en España.

Si tu estilo de vida va a suponer que ir con tu mascota en el coche sea habitual, te contamos todo lo que tienes que saber: la documentación, la malla separadora, los cinturones, los arnés y mucho más. ¡Presta atención!

¿Qué dicen las leyes españolas con respecto a ir en coche con animales?

Hay numerosas y diferentes maneras de ir con tu perro, gato o en su caso, otras mascotas en coche. Sin embargo, hay muchos factores relevantes que debes tomar en consideración. Por ejemplo, la comodidad tanto de los pasajeros que te acompañen en el viaje como la comodidad de la mascota, al igual que la seguridad a tener en cuenta en caso de que haya un accidente.

Lo primero que debes tener siempre en cuenta es que nunca deberás transportar un animal que esté suelto en tu vehículo. La razón principal es que el animal puede provocar distracciones, al igual que daños a los viajeros. Del mismo modo, puede llegar incluso a interferir en tu conducción lo cual, como sabes, implica muchos riesgos.

– El Reglamento General de Circulación y la Ley de Seguridad vial

Ni la normativa del Reglamento General de Circulación ni la Ley de Seguridad vial especifican de una forma clara la manera en la que debes transportar a tu mascota en España dentro de tu coche. Sin embargo, lo que sí realiza es una lista a tener en cuenta sobre las características más elementales de la conducción con animales.

En primer lugar, el conductor deberá tener en todo momento una libertad total de movimientos, así como un campo de visión que sea suficiente y la posibilidad de tener una atención permanente a la conducción. Asimismo, queda constancia en la legislación que debes mantener una colocación adecuada de los animales y de los objetos transportados.

– La documentación que necesitas tener según la legislación para hacer un viaje con animales

Además de tener que cumplir con todas las indicaciones que te acabamos de señalar, un elemento fundamental a la hora de viajar en coche con tu mascota es que lleves contigo la cartilla sanitaria.

También, será necesario que lleves una placa censal del Ayuntamiento al que correspondas según dónde vivas y por último, el chip identificativo.

Si además de todo ello, tu mascota es un perro que está considerado como potencialmente peligroso, a su vez deberás disponer de la licencia que corresponda y de un seguro de responsabilidad civil, el cual cubre los posibles daños que pueda haber.

La comodidad al viajar en coche con tu mascota

– La malla separadora dentro del coche

Un primer elemento que podrá hacer más cómodo tu viaje es la malla separadora. Dicha malla consiste en uno de los sistemas que se han hecho últimamente más populares, ya que deja cierta libertad de movimiento al animal.

Sin embargo, un factor en contra es que no permite que aisles a tu mascota de la manera correcta. De hecho, es posible que en caso de que haya un accidente, el animal pueda finalmente acceder a los asientos delanteros. El resultado de todo ello es que este sistema no cumple con la normativa vigente.

– Los cinturones para mascotas en los viajes

Otra de las opciones que dispones para los viajes en coche con tus mascotas es un cinturón. Es bastante cómodo, ya que va siempre sujeto a un arnés, por lo que resulta además mucho más seguro que el anterior.

Lo que nunca deberás utilizar es un collar. Esto se debe a que ante un choque, el perro o la mascota que tengas podría ahorcarse, incluso aunque a primera vista no te lo parezca.

El problema que puede tener el cinturón con arnés es que en caso de que tengas un accidente grave, el perro podría chocarse de manera muy fuerte con algunas zonas del automóvil. También, aunque esto es menos probable, el sistema de retención podría romperse. Sobre este sistema, ya solo cabe añadir que sí se cumple con la normativa.

– El arnés que tiene un doble enganche

Si quieres apostar por una comodidad aún mayor en tu viaje con tu mascota, te recomendamos el arnés con doble enganche. Además, es mucho más seguro que el cinturón con arnés que te hemos mencionado en el apartado anterior, por lo que sobra decir que también cumple con la normativa.

La ventaja principal es que básicamente cuenta con un espacio disponible en el cual puedes atar al perro de forma directa, gracias al cinturón de seguridad que tiene el vehículo. El único inconveniente que sí debemos señalar es que queda limitado el movimiento de la mascota, por lo que puede aumentar el estrés en el viaje y volverse más incómodo en este aspecto.

– El trasportín plegable

Un trasportín plegable es otra opción por la que puedes optar para transportar a tu mascota en el vehículo. Puedes colocarlo tanto en los asientos de atrás como en la zona inferior de los asientos que están en la parte de atrás, es decir, en los pies.

La desventaja es que tan solo podrán usarlo mascotas de cierto tamaño. Ya que en caso contrario, la mascota podría sufrir lesiones si hay un choque contra otro vehículo u otro impacto en general. Sobre todo, esto puede ocurrir si el animal no está bien sujeto. Lo que sí es importante saber es que cumple con la normativa.

– El trasportín rígido

En sentido contrario al apartado anterior, ahora queremos mostrarte el trasportín rígido. Al igual que el plegable es una opción bastante buena para transportar a tu mascota en el coche, solo que además consiste en un método más seguro.

En caso de que te choques, el animal recibiría el menor daño que sea posible y además, una de las principales ventajas es que no afectaría a los conductores. Es posible que lo coloques en los asientos de atrás, en el maletero abierto o en la zona inferior de los asientos en la parte de atrás.

No solo cumple con la normativa sino que además es uno de los aparatos más seguros del mercado. En la actualidad, también los puedes encontrar de aluminio si los prefieres así.

– Las rejas divisorias

Otro método de retención que podemos utilizar son las rejas divisorias. Debemos destacar que estas deben ser concretas para tu modelo de coche y no del tipo universal. La razón es que las de tipo universal podrían no aguantar una colisión. En caso de que uses las específicas para tu vehículo, estas cumplen con la normativa.

Otros consejos para viajar con tu perro en coche

Es fundamental que tengas en cuenta más aspectos además de los anteriormente mencionados. Principalmente, debes tomar en consideración también que el animal no padezca ningún tipo de estrés o malestar.

Te recomendamos que si puedes, lo acostumbres desde pequeño a viajar, incluso cuando se encuentra en el período de socialización en el caso de los perros. Así, evitarás que adquiera el miedo.

A su vez, puedes presentar el coche a tu mascota y asociarlo de manera positiva, ya sea utilizando golosinas, caricias o palabras amables. Del mismo modo, si el sistema que vas a utilizar es el trasportín, debes acostumbrarlo desde casa. Deja dentro del mismo juguetes y golosinas para que le pierda el miedo a entrar.

Otro aspecto recomendable es dejar que tu mascota entre por su propio pie, no forzarlo. Puedes utilizar la misma técnica de las golosinas y premios en los asientos. No obstante, recuerda no darle demasiada agua, pues podría vomitar. Debes acostumbrar a tu mascota a los viajes de manera progresiva.

Recuerda que dejar que tu mascota saque la cabeza por la ventana es muy peligroso y que está prohibido llevarla en los asientos delanteros. Asimismo, debes parar cada dos o tres horas para que orine, beba y camine. Si le da miedo entrar en el coche, trata de utilizar una rampa y sobre todo, permanece relajado para que no se altere.

El estrés y los vómitos

Si tu mascota sufre demasiado estrés cuando viajáis, evita darle fármacos que contengan acepromacina. Es un relajante muscular que le generará mucha ansiedad, ya que no se podrá mover.

En su lugar, acude al veterinario para que le aporte ansiolíticos que permitan evitar el estrés. Estos deben probarse antes del viaje para saber que funcionan. También, puedes darle antieméticos.

Llevar a tus mascotas en coche no tiene por qué ser una experiencia desagradable. Si sigues los consejos que te hemos dado, puede que llevarlas a los viajes acabe convirtiéndose en una rutina de lo más agradable. Lo único que te recomendamos como último aspecto es que confíes en tu intuición para elegir cómo hacerlo, pues tú conoces mejor que nadie a tu mascota, ¡siempre un excelente acompañante!

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.