Blog de e-park

¿Utilizamos bien los emoticonos?

Si perteneces a la generación de los millenials, los emoticonos ya forman parte de tu ADN. Pero eso no significa que los estés usando correctamente. A menudo abrimos el Whatsapp y enviamos emojis indiscriminadamente sin preguntarnos cuál es su verdadero uso o significado. Muchos responden a cuestiones culturales o del idioma de un determinado país que te resultarán ajenas. Otros, simplemente, fueron concebidos con distintos propósitos a los que les puedas suponer. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • La cara con dientes: puede que uses la carita apretando los dientes para mostrar enfado o impaciencia a tus contactos. Originalmente, trata de expresar una gran felicidad, difícil de contener. De ahí esa inmensa sonrisa que no se puede ocultar.
  • ¿El beso o el silbido? Si usas este emoticono con el primero de los sentidos, estás en lo cierto. No obstante, muchas personas lo utilizan a modo de silbido.
  • Los ojos cerrados con una gota en medio de la cara: No, esa gota no significa que estés resfriado. ¿Conoces la expresión dormir a moco tendido? En realidad, este icono quiere representar un rostro somnoliento.
  • El llanto: puedes llorar de pena y también de alegría. Hay dos formas de representar el llanto. La primera expresa un arrebato incontrolable de dolor. La segunda, lágrimas de júbilo, que no es lo mismo que llorar de risa, aunque su uso está aceptado como tal.
  • La cara azul con la boca abierta: si utilizas este emoticono para mostrar sorpresa, estás muy equivocado. Su sentido original es el de manifestar que estás asustado o tienes miedo.
  • El gato con la boca abierta: y lo mismo ocurre cuando al emoticono le añades unas orejas y bigotes. Lo que indica es que el gato está atemorizado.
  • La boca abierta: entonces, buscarás la manera de hacer ver que estás sorprendido. Pues este emoji tampoco te puede ayudar, ya que su significado es el de silencio.
  • La boca abierta con los ojos cruzados: En cambio, este icono sí se puede calificar de sorpresa, aunque algunas personas lo asocian a la muerte por las aspas en los ojos.
  • Los brazos levantados: La cosa se complica cuando el emoji muestra un gesto con las manos. Es una cuestión cultural, ya que en países como Brasil, Alemania o Turquía se expresa el OK con las manos a la altura de la cabeza, mientras que en otros puede significar un insulto.
  • Las palmas hacia delante: lejos de que te pueda parecer un símbolo de religiosidad, las manos hacia arriba expresan celebración.
  • Las manos juntas: por el contrario, si usas este icono para representar un acuerdo con un choque de palmas, estás muy equivocado. Este emoticono sí tiene un significado religioso o de súplica.
  • El monstruo rojo: otro de los emojis con gran componente cultural es el del ogro japonés. Nada que ver con una criatura endiablada, sino que es parte del arte del país nipón.

Como ves, el uso que das a los emoticonos no siempre es el más adecuado o para el que fueron pensados en un principio. Y eso se debe, en gran medida, a las diversidades culturales de los diferentes países. Al tratarse de un lenguaje universal, se somete a la interpretación de cada comunidad. Eso sí, debes tener especial cuidado cuando envíes alguno de ellos a tus amigos extranjeros, ya que puede que no capten el verdadero sentido que le pretendes dar. De ahí la importancia de conocer sus significados reales para no meter la pata en un momento dado.

Whatsapp y la historia de los emoticonos

En la actualidad, hay más de 2.600 emoticonos disponibles en tu dispositivo móvil Android o iOS. Este número se vio recientemente incrementado por las variaciones en los tonos de piel de las figuras representadas, así como por el constante añadido de nuevos iconos. No obstante, todo empezó con un único símbolo. El nacimiento de los emoticonos se produjo en Japón, como ya puedes imaginar por el término emoji que denomina a este lenguaje, a finales de la década de 1990.

La operadora móvil nipona NTT incorporó un corazón entre las opciones de sus terminales Pocket Bell en 1995, y esto dio alas al diseñador de interfaces Shigetaka Kurita para ampliar la oferta con 176 nuevos caracteres de 12 píxeles. Se basó inicialmente en aspectos de la cultura japonesa.

Más adelante, el consorcio Unicode se hizo cargo de este lenguaje para generar un estándar internacional, que empezó a popularizarse mundialmente con la llegada de Whatsapp. Ahora, esta entidad sin ánimo de lucro recoge las peticiones de grupos de diferentes países que desean incluir también sus propuestas en los teclados de las principales aplicaciones de mensajería instantánea que utilizas a diario. Y la lista se va ampliando cada cierto tiempo.

El idioma emoji, uso y popularidad

En la actualidad, el emoji es el primer idioma global que se desarrolla con éxito. En parte, según los expertos, porque el rostro humano tiende a imitar y hacer suyos los gestos que recibe en sus smartphones. En el mundo hay más de 5.000 millones de usuarios de teléfonos móviles. Y mil millones de ellos utilizan el Whatsapp cada día. Si eres una de estas personas, independientemente de cuál sea tu lengua madre, utilizas los mismos emoticonos que un habitante de las antípodas. Y esto eleva el número de usuarios de este particular lenguaje icónico por encima del idioma con más hablantes del mundo, que es el chino con más de 900 millones de usuarios.

Pero, como ya se ha dicho, cada país tiene sus costumbres. Y el uso que se hace de los emoticonos está estrechamente relacionado con la cultura y otros factores propios de una determinada región. En este sentido, ya existen estudios que tratan de establecer esas relaciones, así como evaluar qué símbolos son los más utilizados por unos países en comparación con otros.

Entre estos análisis, se encuentran datos como que los franceses son quienes más utilizan los emojis. Si te parece que en España se abusa de ellos, los galos los usan en un 20 % de sus mensajes. Les siguen Rusia (11 %) y Estados Unidos (9 %), mientras que en nuestro país nos quedamos con algo más del 3 %.

En cuanto a los caracteres más populares, el emoticono favorito de los españoles es el del beso, seguido de la cara que llora de risa, el corazón rojo, la expresión con corazones en los ojos y la cara sonriente. ¿Están estos emojis en la lista de los más recientes en el teclado de tu smartphone? En general, las manifestaciones de cariño y diversión son las características principales de las conversaciones de Whatsapp mediante este lenguaje en España.

Pero incluso existen variaciones según la comunidad autónoma en la que se produzcan estas comunicaciones, estableciendo un detallado mapa regional de los emoticonos. Y según este patrón, se podría decir que los asturianos son más de llorar a mares, mientras los catalanes aplauden, los madrileños están asustados y los andaluces son los que más sonríen.

Entre tantos emoticonos como puedes encontrar en tu teléfono móvil, seguramente completes tus conversaciones con unas pocas decenas de ellos. De hecho, hay emojis que jamás te plantearás siquiera utilizar. No en vano, existen una serie de iconos de escasa popularidad ya que o bien no se pueden aplicar en tu entorno o bien muestran ideas que están obsoletas. Es el ejemplo de las caras rojas japonesas o el disquete de ordenador. Y lo mismo sucede con las gemelas con orejas de conejo, con un componente cultural nipón asociado a la sensualidad. Se trata, en definitiva, de emojis que apenas aportan significado a tus conversaciones, más allá del sentido que les puedas dar a unos o a otros, al margen de aquel por el que fueron creados.

Los emoticonos españoles

Ya te hemos contado que el consorcio Unicode abre las puertas a nuevas incorporaciones. Y entre ellas también hay algunas procedentes de España. Y no, la flamenca del Whatsapp, en realidad, no es una flamenca. Simplemente es una mujer bailando. Por españolas nos referimos a propuestas como la reciente inclusión de la paella. Surgió como una campaña publicitaria para promocionar una marca de arroz valenciano que fue más lejos hasta que, finalmente, se aceptó como emoji en 2016.

Le siguieron nuevas iniciativas populares, como la recogida de firmas para que el servicio de mensajería instantánea más usado en el mundo incluya el típico porrón de vino en su teclado de símbolos.

El futuro de los emojis

En definitiva, el idioma de los emoticonos está más vivo que nunca y en constante crecimiento. De hecho, el consorcio que los regula ya ha anunciado una lista de más de un centenar de nuevos emojis para 2018. Entre ellos, se esperan iconos de superhéroe y supervillano, caras de líder, fiesta o mareo, hombres y mujeres pelirrojos, un pie, un diente, la bandera pirata y hasta una langosta. Además, Unicode quiere que puedas voltear los símbolos para que apunten hacia el lado que tú quieras en un futuro próximo.

Por otra parte, desde Apple han decidido dar una vuelta de tuerca a los emoticonos con sus nuevos terminales móviles iPhone. Y lo han hecho a través de lo que denominan Animojis, de modo que puedas dar vida a uno de estos emojis solo con ponerte frente a la cámara para que el dispositivo reconozca tus gestos y los transmita como una animación.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.