Blog de e-park

Todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un smartphone

En la actualidad la oferta de smartphones es increíblemente variada y, gracias al deseo de las grandes compañías por estar a la última, nosotros podemos disfrutar de dispositivos con excelentes características a precios muy competitivos. De hecho, debido a los grandes avances tanto en componentes como en diseños, que son cada vez más cuidados, se ha creado una cultura de estrenar smartphone una vez al año. La verdad es que si se elige correctamente, un teléfono inteligente te puede durar varios años, y esto es algo que también agradecerá tu bolsillo.

Según el tipo de persona que seas comprar un smartphone puede ser una tarea sencilla o difícil, pues existen un gaps en la tecnología actual y en el mundo digital, es decir, huecos de aprendizaje que no todo el mundo pretende cubrir a pesar de que en esta sociedad cada vez más se exige una mayor capacidad de adaptación.

Entonces si la persona que va a comprar un smartphone es alguien que no entiende nada de estos dispositivos es posible que se dedique a mirar los terminales más caros y se deje aconsejar por el dependiente de un establecimiento de telefonía. Aquí hay dos opciones:

  • El smartphone es de buena calidad y te dura más de dos años.
  • El smartphone tiene un buen acabado exterior, pero especificaciones descompensadas, la batería no dura lo que se necesita, está mal optimizado y se sobrecalienta en exceso… En definitiva, te ocurren una serie de problemas que pueden dejarte con un dispositivo obsoleto en cuestión de meses.

Pero si tú eres de los que quieren conseguir un smartphone duradero y que se ajuste al presupuesto que tienes disponible la tarea se puede complicar más, hasta el punto de sentirte desorientado entre la inmesa variedad de tamaños, colores, especificaciones y precios. Por eso, en este artículo te vamos a dar algunas pautas que sin duda te servirán para comprar el smartphone que más se adapte a tus necesidades.

¿Cuánto te quieres gastar?

Como se mencionó en la introducción la saturación de marcas y versiones de smartphones que hay en el mercado nos beneficia a los usuarios en el tema económico. Entonces para empezar solo tienes que pensar cuánto quieres gastarte.

Es posible que con un presupuesto de 200 ó 250 euros consigas un terminal que cumpla el resto de puntos de la lista, así que no creas que necesitas desembolsar una gran cantidad de dinero en tu próximo teléfono. Aunque claro, con un presupuesto mayor es posible que te sea más fácil cumplir algunos de los siguientes apartados.

Por ejemplo, desde hace un tiempo se produjo la irrupción de smartphones chinos en el mercado occidental, a unos precios irrisorios en comparación con los de grandes marcas con características similares. Si bien es cierto que la calidad de algunos no era la mejor y nos encontrábamos con terminales que no duraban más de tres meses, en estos días, optar por un terminal chino no es una idea descabellada si buscas bien.

Marcas como Xiaomi, Meizu o OnePlus cuentan ya con gran presencia a nivel internacional y sus productos se pueden encontrar tanto en sus tiendas online como en el market place más famoso de la actualidad, Amazon.

Piensa en lo que necesitas

Cuando piensas en comprar un Smartphone nuevo puedes buscar en webs, mirar folletos o visitar tiendas. El resultado es bombardeo de información: especificaciones, diseños, precios. Olvídate de todo eso y ya que has marcado tu presupuesto disponible piensa en lo más importante: ¿Para qué lo necesito?

Es la verdadera razón que determinará la correcta elección: ¿Lo vas a usar para trabajar? ¿Uso personal? ¿Para compartir contenido en redes sociales? ¿Para el pago online de ticket? ¿Para instalar todo tipo de apps móviles? ¿Para jugar a videojuegos exigentes?

Según lo que quieras necesitarás un terminal u otro. Si el uso que le vas a dar va a ser redes sociales, visitar páginas web y llamadas no precisas un teléfono muy exigente. En cambio, si quieres jugar a los últimos videojuegos, grabar vídeos en full Hd o conseguir las mejores fotografías sí que optarás por un terminal más potente.

El tamaño correcto de la pantalla

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior, porque si lo quieres para leer documentos, ver imágenes, reproducir vídeos o películas, claramente lo harás mejor con una pantalla de entre 5,5 y 6 pulgadas. La desventaja es que ocupará más espacio para guardarlo y será más difícil tenerlo en la mano.

Esto se puede solucionar eligiendo uno de entre 4,5 y 5 pulgadas, ya que es cómodo tanto para la mano como para ver contenido. Prácticamente todas las plataformas de vídeo cuentan con vídeos en full HD (1920×1080), así que no sería mala idea apostar por esta resolución.

También es importante contar con un buen panel Super AMOLED para disfrutar de buenos ángulos de visión y de su alto contraste. En cambio, si optas por un panel IPS por su gran nitidez, ten en cuenta que al necesitar una retroalimentación fuerte consumen más energía y que, además, este tipo de paneles ocupan más espacio lo que se traducirá en un aumento del grosor del smartphone.

El sistema operativo 

Esto puede determinar el precio, pues si por ejemplo te decantas por Apple el precio no suele bajar de los 600 euros, pero iOS es un buen sistema operativo y cuenta con la mejor tienda de aplicaciones.

Entre Windows Phone o Android en la actualidad el segundo ofrece más personalización, muchas más aplicaciones con actualizaciones constantes por parte de sus desarrolladores. De esta manera Android es seguro la mejor para smartphones de menos de 600 euros.

Almacenamiento

La mejor elección en este aspecto es una memoria interna de al menos 16 gigas, lo que puede suponer un incremento de 50 euros del presupuesto, pero vale la  pena, ya que cada vez las aplicaciones ocupan más espacio y es posible que te quedes sin espacio pronto. Ten en cuenta que no todas las aplicaciones pueden pasarse a una tarjeta SD. No ser cuidadoso al elegir el almacenamiento interno puede darte una mala sorpresa y limitar el uso de tu smartphone.

Cuidado con la batería

Uno de los grandes problemas de los actuales smartphones es la escasa duración de sus baterías.  En raras ocasiones nuestros terminales cuentan con una autonomía mayor a dos días de actividad y esto es siendo optimistas, pues la media se encuentra en un día.

Las baterías de litio van desgastándose con el tiempo, lo que supone que en un par de años pueda perder un 20% de la carga que pueda almacenar y con el tiempo esta pérdida se va disparando. Esto es un problema de fácil solución´, pues puedes cambiarle la batería y tu smartphone volverá a contar con la autonomía del primer día.

Cámara

Los terminales más asequibles con mejor cámara del mercado son los de en LG, Samsung o los  Xperia de Sony. Si bien es cierto que contar con un sensor de Sony puede ser una mayor garantía de calidad, existen otros muy buenos en el mercado.

En esta era de las redes sociales en que compartimos fotos sin cesar, puede ser interesante elegir una cámara de 13 megapíxeles. Las empresas chinas están llevando a cabo una gran labor en este campo y puedess encontrar terminales con muy buenas cámaras a precios bastante asequibles.  

Pruébalo

Un consejo que puede parecer lógico, pero últimamente con las comprar online esta práctica esta quedándose obsoleta. En internet se pueden encontrar cientos de análisis de nuevos dispositivos en las que te explican al detalle todas las características con las que cuentan como hardware, tamaño o peso. Por no hablar de la cantidad de video análisis o reviews que existen en el que puedes ver como una persona lo utiliza y habla de sus ventajas y desventajas, compara con modelos de otras marcas y recomienda o no su uso según la utilidad que se le vaya a dar.

Aunque toda esta información nos ayuda mucho a la hora de decidir comprar un smartphone, sigue siendo interesante comprobarlo uno mismo en una tienda física: poder ver su peso, su tamaño, moverte por su menú… Recuerda que vas a gastarte una cantidad importante de dinero, es algo que quieres que salga bien; si tienes la oportunidad de probarlo, pruébalo. 

Estos son los factores que creemos determinantes, pero pueden existir muchos más pues para algunas personas es muy importante el diseño, los exquisitos acabados y los materiales empleados en la fabricación.

Según las expectativas que tengas, pueden conseguir un smartphone a la última o simplemente un teléfono equilibrado, de buena calidad y a un precio más que competente.

Como conclusión, debes pensar en un smartphone  como un cúmulo de una serie de características o ventajas, unas más importantes que otras para ti según el uso que le quieras dar. Esperamos haberte sido de ayuda en esta tarea que puede darte más de un dolor de cabeza si no eres capaz de superar los gaps en tecnología y organizar la información con la que continuamente nos bombardean los medios de comunicación actuales. 

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.