Blog de e-park

Tenerife, la isla donde todo el año es primavera

Durante el invierno, ¿quién no ha soñado alguna vez con hacer una escapada a un lugar cálido y acogedor donde poder librarse del frío por unos días? Tenerife es una preciosa isla volcánica situada en el archipiélago de las Canarias que te ofrece una alternativa a las bajas temperaturas de la península en los meses más fríos del año, por lo que resulta un lugar ideal para ir de vacaciones en esa época. Con una temperatura anual media que ronda los 23 grados, no en vano se la conoce como “la isla de la eterna primavera”.

Esta fascinante isla es la mayor en extensión de todas las Canarias y alberga una gran multitud de lugares increíbles para visitar. Asimismo, no solamente destaca por sus paisajes espectaculares, sino que la amabilidad de sus habitantes, su cultura y el estilo de vida relajado que llevan te cautivarán.

Ventajas de realizar tu viaje en invierno

Existen multitud de beneficios para ti si viajas a Tenerife durante los meses de invierno. El primero de todos, como hemos apuntado antes, es su clima suave y cálido, con temperaturas muy agradables —no hace ni demasiado calor ni demasiado frío—.

Otro beneficio es el relacionado con tu bolsillo: la temporada invernal siempre es más económica para viajar. Además, los precios del lugar son muy asequibles y harán que puedas disfrutar de todas las actividades que quieras sin preocuparte demasiado por tu presupuesto.

En relación con las actividades, además, encontrarás una gran oferta que no te decepcionará: tanto si te gusta el mar como la montaña, has llegado al lugar indicado. Tenerife cuenta con un amplio abanico de excursiones, deportes y otras actividades que podrás hacer.

Y es que la naturaleza tinerfeña es espectacular, ya que en ella se mezclan una gran variedad de especies de fauna y flora gracias a su diversidad paisajística: desde cactus y plantas típicos de los lugares más áridos hasta entornos boscosos tropicales, pasando por zonas volcánicas, sendas de montaña, campos de plátanos, playas rocosas y de arena, podrás observar un sinfín de paisajes distintos. Tampoco te dejarán indiferente sus animales, desde cangrejos hasta lagartos sorprendentes, pasando por pájaros y peces de muchas especies variadas.

Otra gran ventaja es su localización, muy próxima a la península: con un viaje relativamente corto en avión se puede llegar fácilmente al lugar, que está muy bien conectado con el resto de España.

Finalmente, cabe destacar, entre otros muchos factores, el estilo de vida que llevan los isleños. No solamente se come de maravilla (su oferta gastronómica es totalmente variada y exquisita, y presenta especialidades típicas de la región que le aportan un toque singular y único), sino que también te sorprenderás por la tranquilidad que se respira. Las distancias son más cortas que en la península, la gente vive más relajada, y en invierno, además, la isla está menos concurrida, por lo que tu tranquilidad está totalmente asegurada.

¿Qué puedes hacer en Tenerife?

Excursiones

Hay un largo sinfín de excursiones que puedes programar. En algunas dominan los paisajes montañeros y en otras las playas, por lo que si te gustan ambas opciones gozarás de una combinación de paisajes ideal. Y, si solamente quieres centrarte en una, podrás escoger sin problemas, sin olvidar que también tienes la opción de visitar entrañables y pintorescas poblaciones.

Excursiones para disfrutar de los paisajes de montaña.

Entre este tipo de salidas destaca la que puedes hacer al Parque Nacional del Teide, donde se erige uno de los volcanes más altos del planeta. El Teide te ofrece unas vistas espectaculares de Tenerife y sus sendas te harán recorrer algunos de los paisajes volcánicos más fascinantes, tan típicos de la región.

Asimismo, puedes hacer otros recorridos muy interesantes: desde el descenso del caserío de Marca por un barranco que te dejará boquiabierto hasta recorrer el sendero de curvas repletas de laurisilva que te llevará a las cumbres de Anaga, pasando por el ascenso al Monte del Agua.

Excursiones por las playas.

Si prefieres centrarte en la belleza costera que inunda este sitio, puedes visitar la encantadora playa de la Tejita en el Médano, que es su mayor playa natural, o desplazarte hasta el rincón salvaje de la Punta de Teno, con sus rocas y recovecos que forman un panorama costero espectacular.

Asimismo, puedes visitar los acantilados de Los Gigantes, unas impresionantes formaciones rocosas que se erigen desde el mar. La visita la puedes hacer tanto a pie como en barco, en kayak o en moto de agua. El espectáculo vale mucho la pena desde todas las perspectivas: desde abajo, por su espectacular altura, y desde arriba, por las magníficas vistas que ofrecen.

Visitas a ciudades.

Si te gustan las visitas urbanas, no puedes dejar de visitar algunas de las metrópolis tinerfeñas más populares, como Puerto de la Cruz. Situada en el norte de la isla, en el valle de la Orotava, fue el primer lugar donde se instalaron los turistas. Su elevación geográfica hace que se aprecien unas vistas maravillosas del mar y las playas de arena negra que la bañan. Además, cuenta con varias instalaciones culturales, monumentos y jardines históricos.

Garachico es otra pintoresca ciudad que merece la pena visitar: era la antigua capital y alberga numerosos restos de su importante pasado. Podrás observar esos restos en distintos elementos de la urbe, como su majestuoso castillo, su pomposa plaza y sus calles.

Finalmente, la capital tinerfeña, Santa Cruz de Tenerife, también es una urbe que posee un gran interés para los visitantes. Además de contar con todos los servicios necesarios e imaginables para tu estancia en Canarias, goza de hermosas playas, roques y barrancos. Asimismo, en ella se extiende una parte del Parque Rural de Anaga, un bello espacio natural que está protegido.

Actividades

La oferta de actividades de Tenerife para los meses de invierno es muy completa. Además de disfrutar de la riquísima oferta gastronómica de la región (sus grandes estrellas son las papas con mojo picón y el pescado), puedes practicar actividades deportivas varias. Por ejemplo, puedes alquilar una moto de agua, un kayak o una lancha para explorar el entorno marítimo de un modo distinto.

Asimismo, las costas también son un entorno idóneo para la práctica del buceo y el submarinismo. El fondo marino isleño presenta una riqueza y una diversidad sorprendentes, por lo que seguro que encuentras paisajes que nunca habías observado incluso si eres un experto en estas actividades.

Otra interesante actividad deportiva para practicar en la isla es el parapente: desde las alturas, la panorámica que se presenta a tus pies es fascinante. Su relieve se dibuja con todas sus formas abruptas y suaves, con un cautivador aire volcánico. El sur y el norte te ofrecen los contrastes de paisajes más destacados, por lo que te recomendamos un ascenso a lo más alto en esas zonas.

Asimismo, el entorno es ideal para realizar senderismo, puesto que cuenta con gran variedad de sendas de montaña y de parques naturales enmarcados en paisajes singulares que te dejarán con la boca abierta.

Finalmente, tu estancia puede complementarse con otras actividades de ocio, como una visita al parque acuático Siam Park (elegido por los visitantes como el mejor del mundo entero), ambientado con construcciones tailandesas y con, entre otras atracciones, la ola artificial más alta de todo el globo, con una altura de 4 metros. Otra posibilidad que tienes a tu disposición es salir de fiesta, con una gran oferta de bares y locales nocturnos para pasarlo en grande.

Otros consejos

Para acabar, te presentamos una serie de consejos que pueden ser útil para tu viaje y que te permitirán sacarle el máximo partido.

¿Cómo moverte por Tenerife?

Una de las cosas que más se preguntan quienes planean su recorrido y viaje por la isla de Tenerife es cuál es la mejor opción para moverse de un lugar a otro durante su estancia. Pues bien, una de las opciones más populares y recomendadas por su funcionalidad y comodidad es alquilar un coche.

El alquiler de coches en la isla es muy común, ya que es fácil y práctico conducir por ella, además de necesario algunas veces (hay rincones que no están conectados con el transporte público o que poseen poca frecuencia de transportes). Asimismo, no suele costar demasiado caro y te permitirá llevar en tu maletero lo indispensable para disfrutar de los paisajes tinerfeños: desde botas y palos para caminar hasta bañador y toalla para la playa.

¿Qué llevar a Tenerife?

Así pues, otro consejo para tu viaje radica en el equipamiento que debes llevar: no te olvides la crema solar, tu sombrero ni tu traje y calzado de baño, pero tampoco tu equipamiento deportivo si quieres disfrutar de la gran oferta de actividades del lugar (camisetas, pantalones y zapatillas deportivas). Por las noches puede refrescar un poco con los vientos que normalmente soplan y dotan a las Canarias de un clima tan particular, por lo que te aconsejamos que lleves una chaqueta o suéter por si acaso.

No lo pienses más: Tenerife te está esperando, repleta de lugares maravillosos por descubrir y de tesoros que ofrecerte, empezando por su cálido clima y su eterna primavera.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.