Blog de e-park

¿Qué es mejor la tecnología Web App o la App Híbrida?

En la actualidad, cualquier proyecto no solo necesita de una página web convencional, sino que se ha puesto de moda, incluso se puede decir que actualmente es necesario, la creación de una aplicación o app para que el nuevo proyecto se expanda y se pueda visualizar correctamente tanto en páginas web como en tabletas y smartphones.

En el plano técnico de las aplicaciones o app existen tres grupos diferenciados: aplicaciones nativas, aplicaciones híbridas y aplicaciones web, conocidas también como Web App. Aunque la idea de este artículo es la de conocer las ventajas e inconvenientes de la tecnología Web App y de la App Híbrida, es importante, para todos aquellos que no lo sepan, empezar comentando qué es una aplicación y qué es una aplicación nativa.

¿Qué es una APP?

Desde la introducción de los smartphones en la vida de los usuarios, el término app se ha familiarizado hasta el punto de ser una palabra tan utilizada como puede ser Internet, el pago online, ticket o tecnología, por ejemplo. Una aplicación o una app no es otra cosa que un pequeño software que es instalado en los dispositivos móviles o en las tabletas y que nos permiten conseguir una mejor optimización, visualización y rendimiento que si accediésemos mediante los navegadores.

Actualmente hay infinidad de aplicaciones operativas tanto para Android como para iOS. A ellas, se accede mediante Google Play Store o APP Store, dos de las tiendas de apps móviles más conocidas del mercado que nos permiten la correcta descarga de las aplicaciones para que posteriormente podamos acceder a ellas y realizar distintas funciones. En la actualidad, existen aplicaciones de todo tipo que usamos constantemente: apps de noticias (elconfidencial.es), de juegos (Pokemon Go), de redes sociales (Twitter, Facebook, Google+, LinkedIn), de comida rápida (McDonald’s) o también hay aplicaciones para comprar y/o vender cosas de segunda mano (Wallapop).

¿Qué es una aplicación nativa?

Una aplicación nativa se entiende como un pequeño software que se desarrolla implícitamente para un sistema operativo en concreto, como puede ser Android o iOS. El lenguaje de programación utilizado por una aplicación nativa irá desde el elegido por Apple (Objective-C) al de Android (Java), respectivamente.

Las aplicaciones nativas tienen ciertas ventajas, porque tienen un funcionamiento más fluido que si la conexión se realiza mediante el navegador. Además, todas las aplicaciones una vez instaladas tienen una conexión directa con las herramientas del móvil, como puede ser la cámara o el GPS, por lo que el uso de aplicaciones nativas es necesario cuando se quiere realizar funciones más profundas, tanto online como offline.

La mayor desventaja de la creación de una aplicación nativa está encaminada en el apartado económico. Si alguien quiere realizar un proyecto y quiere que su aplicación sea nativa, tiene que saber de antemano que el desarrollador tiene que ser muy bueno y específico, ya que debe de conocer muy bien el lenguaje de programación del sistema operativo. Si la aplicación es de Apple, el desarrollador tiene que saber cuál es el lenguaje utilizado en iOS.

¿Qué es una Web App?

En ocasiones el móvil está abarrotado de aplicaciones innecesarias y, además, no hay espacio suficiente para instalar nada más entre imágenes, vídeos o archivos temporales. Por lo tanto, ¿qué mejor que una aplicación web y no tener que instalar nada en el terminal? De eso se trata una Web App que, con solo tener que acceder al navegador e introducir la URL correctamente, podremos visualizar correctamente el contenido. 

A diferencia de una aplicación nativa, una Web App no es una aplicación en sí, es decir, no necesita descargarse el pequeño software por ninguna tienda de aplicaciones como puede ser Google Play Store o APP Store. Por ejemplo, una aplicación que todo móvil descarga es la herramienta de mensajería WhatsApp. Es una aplicación necesaria hoy en día, por todo lo que ahorra en llamadas y/o mensajes y que todo usuario tiene en su móvil. Sin embargo, dicha aplicación no se puede visualizar por el móvil sin una aplicación (si se puede visualizar por el PC por un navegador) y otras aplicaciones como Twitter o Facebook si tienen su adaptación como Web App.

Se puede decir que una Web App es una página web optimizada y adaptable a los dispositivos móviles. Es decir, es una página que se puede abrir por el navegador, ya sea Chrome o Safari, y se va a ver igual independientemente sea un ordenador, una tableta o un móvil y no importa de qué sistema operativo se trate. Esta adaptación se consigue gracias a los lenguajes de programación HTML5 y CSS3, respectivamente.  

Ventajas e inconvenientes

Ventajas: una aplicación web nos proporciona (a nosotros los usuarios) infinidad de ventajas, entre ellas que es independiente a la plataforma. Además, el usuario no necesita acudir a ninguna tienda de aplicaciones para descargar nada, solo tiene que incluir la URL correctamente en el navegador instalado en el dispositivo móvil, Chrome por ejemplo, y podrá visualizar correctamente la aplicación. Al no necesitar instalación, el almacenamiento del móvil lo agradecerá, sobre todo por evitar las continuas actualizaciones que jubilan al móvil a los 24 meses.

Otras de sus ventajas es que el código base con el que se crea la aplicación web es reutilizable en múltiples plataformas, su desarrollo es más sencillo y económico que el de una aplicación nativa y que no necesita de ninguna aprobación externa para publicarse, es decir, no necesitan ser visibles por ningún intermediario como puede ser la APP Store.

Inconvenientes: salvo excepciones, no es posible utilizar funciones del dispositivo como por ejemplo la cámara o el GPS, herramientas a las que sí tiene acceso las aplicaciones nativas o las aplicaciones híbridas. Por lo tanto, la aplicación web va encaminada más a proyectos menos ambiciosos y donde no es necesario realizar funciones de alto calibre. Además, y al contrario de las aplicaciones nativas o híbridas, necesita de la conexión a Internet, excepto cuando la app se guarde temporalmente con HTML5.

¿Qué es una App híbrida?

Si las aplicaciones web o Web App no necesitaban de una aplicación para visualizarse, sino que se realizaba mediante el propio navegador, las aplicaciones híbridas son construidas por los desarrolladores con el propio navegador web del dispositivo. Se utilizan lo que se conoce como frameworks, diseñado para apoyar el desarrollo de sitios web dinámicos y que es desarrollado bajo los lenguajes de programación HTML, CSS y JavaScript.

La App híbrida se encuentra a caballo entre la aplicación nativa y la aplicación web. Se desarrolla de la misma forma que lo hacen las aplicaciones web, es decir, mediante los lenguajes HTML5, JavaScript y CSS3. Además, se puede acceder sin restricciones a las herramientas del móvil como a la cámara o al GPS, al igual que en las aplicaciones nativas.

Si es verdad que las aplicaciones híbridas no han conseguido aún la experiencia que un usuario puede conseguir a través de las nativas, pero están cerca de conseguirlo. Un ejemplo claro es la aplicación de Instagram. Permite utilizar ciertas funcionalidades o herramientas del móvil, como puede ser la cámara para hacer fotografías (aplicación nativa), a la misma vez que permite visualizar imágenes y ver perfiles (aplicación web).  

A día de hoy, no ha llegado al nivel de una aplicación nativa, pero es una opción bastante económica, sobre todo para proyectos no tan exigentes. Además, se trata de una opción interesante para llegar al mayor número de usuarios en distintas plataformas, ya que permite llegar al usuario tanto por la web como por la aplicación.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas: A diferencia de la aplicación web, la aplicación híbrida se encuentra a caballo entre las nativas y las webs, rescatando lo bueno de ambas aplicaciones. Sus ventajas radican desde el acceso a parte del hardware del dispositivo, pasando por la instalación nativa pero construida con lenguajes como JavaScript, HTML y CSS, al igual que las aplicaciones web.

Otra de sus ventajas es que se puede utilizar el mismo código base para múltiples plataformas y, además, que se puede distribuir por las tiendas de aplicaciones de iOS y Android, una ventaja respecto a las aplicaciones web.  

Inconvenientes: posiblemente el mayor inconveniente es que una aplicación híbrida no llega a ser una aplicación nativa, por lo que el usuario tendrá la sensación de que se trata más de una aplicación web con un antifaz de aplicación nativa.

¿Cuál es la mejor elección?

Dejando a un lado las aplicaciones nativas, ya que en este artículo solo se hacía mella en las aplicaciones web o web app y en las aplicaciones híbridas, decantarse por uno u otro es una elección que va a depender de diferentes factores: económico, aprovechar funcionalidades, público, diseño y/o actualizaciones.

El factor económico es de los más importantes, por no decir el que más. Si el proyecto es solo para dar a conocer un producto, nos deberíamos decantar por la aplicación web como la mejor opción. Si se requiere algo más de profundidad, pues la aplicación híbrida. Grosso modo, la dimensión del proyecto va a depender de la exigencia del proyecto y de lo que necesitemos tanto ahora como a largo plazo.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.