Blog de e-park

¿Los vehículos eléctricos solares son caros? Pretenden crear uno por solo 12.000 euros

Cuando circulas por las abarrotadas autovías en verano, las siempre bulliciosas avenidas de las grandes ciudades o, incluso, las cada vez más ocupadas montañas, te preguntas cuándo va a llegar el momento de que tanta contaminación acumulada llegue a un punto de no retorno. Esa misma pregunta se la hacen, desde ya hace algún tiempo, los fabricantes y diseñadores de automóviles que invierten en innovación y desarrollo buscando potenciar el uso de vehículos eléctricos. Ellos son conscientes de que los combustibles fósiles no durarán para siempre y la ciudadanía reclama cada vez más otras alternativas que mejoren no solo su entorno natural, sino también su día a día, y reduzcan los niveles de contaminación acústica y ambiental en sus vidas. En este sentido, las últimas innovaciones y tal vez las más sorprendente son los vehículos eléctricos solares, los cuales, lejos de lo que pudiera parecer, pueden venderse por precios realmente competitivos, que irían desde los 12.000 euros.

Estos vehículos solares, como el resto de eléctricos, funcionan con una batería eléctrica y se pueden enchufar a postes de recarga, pero también incorporan placas fotovoltaicas para que se recarguen gracias a la energía del astro rey. ¿Sueles dejar el coche en un parking al sol y, cuando vuelves, maldices que parezca un infierno? Pues bien, con estos coches podrás consolarte pensando que, en todo ese tiempo, el coche no ha estado solo acumulando energía, sino que también se ha recargado de forma totalmente limpia, segura y ecológica. Además, a ello has de añadir que, como es habitual en los eléctricos, también se van recargando mientras conduces y aprovechan la energía creada en aceleraciones, frenadas…

El precio: un atractivo que puede ser decisivo

Hay una tendencia a pensar, corroborada tal vez por los primeros modelos e intereses iniciales de las grandes marcas, que los vehículos eléctricos son caros y solo están al alcance de una élite. Pero esto, cada día que pasa, se desmonta con mayor celeridad. Por ejemplo, una startup alemana, Sono Motors, está desarrollando un vehículo eléctrico solar, mediante el crowdfunding, que estaría a la venta por tan solo 12.000 euros. Incluso, por menos que muchos coches tradicionales. Y aquí va otro mito que se cae. No es para nada lento, sino que puede alcanzar los 140 km/h gracias a que tiene un motor de 50 kW (68 CV).

Este Sono Sion tiene dos formas de alimentarse o recargarse: mediante energía solar o enchufándolo a los postes de recarga. En esta segunda opción, podrás optar por una batería de 14.4 kWh y alimentación de 3.7 kW y hasta 22 kW, con lo que conseguirás una carga del 80 % en solo 30 minutos y mediante la que podrás recorrer unos 120 km. Pero, si prefieres más autonomía, también puedes instalar una batería de 30 kWh, que alargará tu autonomía hasta los 250 km. Eso sí, por un precio algo mayor.

Más modesta es, de momento, su capacidad de recarga mediante los paneles solares de 7,5 metros cuadrados. Los fabricantes anuncian que se puede recargar con ellos hasta 30 km al día, pero parece una valoración excesivamente optimista. Sí es totalmente real que, a pesar de tratarse de un compacto de apenas 4,1 m de largo, puede albergar a 6 personas (3 delante y 3 detrás), aprovechando el hueco que deja la ausencia del túnel central de trasmisión.

Otra cuestión que puede echar atrás a los posibles compradores es dónde llevar a reparar el vehículo en caso de avería. Debes saber que estas son mucho menos frecuentes en los eléctricos que en los tradicionales, ya que, entre otras cosas, no llevan filtros, aceites y otros elementos que has de ir cargando y generan corrosión y suciedad. Pero, por lo que pueda pasar, desde esta empresa alemana, quieren llegar a acuerdos con pequeños talleres independientes para que puedan acceder de forma gratuita a sus manuales de reparación, así que podrás llevar tu Sion a un taller cercano a tu casa, sin problemas.

De momento, todo es un proyecto en construcción, pero es una muestra de que hay muchas alternativas y opciones para lograr unas carreteras más eficientes y respetuosas con el entorno y tal vez tan solo necesitan que la gente y algún que otro gobierno o inversor confíe en estos vehículos.

Las grandes firmas se van sumando cada vez más

Si el Sion es un proyecto a medio plazo, la revolución que está generando la empresa estadounidense Tesla ha llevado a otras marcas más tradicionales a reaccionar y apostar, ya de forma seria, por los vehículos eléctricos e, incluso, algún que otro eléctrico solar. Así, la alemana Mercedes, siguiendo la estela de su competidora natural Volkswagen, plantea poner en el mercado unos 9 modelos eléctricos e, incluso, ha lanzado ya una firma filial de coches eléctricos conocida como EQ. El primero de ellos podría llegar al mercado ya en 2018, un todoterreno que destacará por una impresionante autonomía de hasta 500 km.

Por otra parte, otras formas de competencia llegan desde países asiáticos como China. Así, Karma Automotive ha lanzado su modelo Revero, que logra cargar sus baterías con paneles solares. Eso sí, la autonomía en modo eléctrico de este híbrido de gasolina y electricidad se limita a los 80 kilómetros, aunque, entre sus ventajas, se encuentra que se trata de un deportivo con un diseño realmente atractivo. En la misma línea, Toyota lanzó en verano de 2016 su Prius, que incorpora placas solares en su techo.

Aunque uno de los que más éxito ha tenido hasta el momento es el Nissan Leaf. Se lanzó en 2010 y pronto fue el vehículo completamente eléctrico más vendido de la historia con unas 160.000 unidades en 4 años. Este vehículo, como otros del sector, además de por sus innovaciones en cuanto a su forma de recarga (entre las que destacan también las placas solares), es todo un ejemplo por lo que supone adquirir un vehículo con la última tecnología. ¿Recuerdas cuando David Hasselhoff llamaba a su coche fantástico? Pues ahora tú te podrás poner en contacto con coches como este mediante tu móvil u ordenador y controlar características como la recarga, el aire acondicionado, la selección de música o el trayecto para tu viaje… El futuro, como puedes ver, ya está aquí y solo falta que te sumes a él dando alguna oportunidad a este tipo de vehículos y automóviles.

En España también se desarrollan coches solares

Pero tal vez no has de irte tan lejos para encontrar buenas iniciativas en lo que a vehículos solares se refiere. A principios de 2016 la cooperativa malagueña Evovelo presentó su Mö, un vehículo cerrado de forma ovalada y biplaza que pretende circular por los diferentes países europeos. Este curioso medio de transporte puede alcanzar los 50 km/h y funciona tanto gracias a su motor como con pedales.

Además, está construido con madera y otros materiales biodegradables y cuenta con un panel solar en el techo y 3 ruedas. Otra ventaja es que, para conducirlo, no hace falta sacarse el carnet de conducir, no pagarás impuestos de circulación y no tendrás que contratar de forma obligatoria un seguro. No lleva tampoco matrícula y, además, se puede comprar mediante un pago online y tú mismo te encargas de ensamblarlo, al más puro estilo Ikea. Pero no te asustes, ya que los propios fabricantes aseguran que será una operación muy sencilla. Desde Evovelo matizan con insistencia que el Mö no es un automóvil, sino un “vehículo eléctrico ligero”, por lo que tampoco podrás optar a una subvención del Estado para comprar el vehículo o cambiarlo. De hecho, estaría más en la línea de un ciclomotor urbano, como el Renault Twizzi, que cada vez se ve más por nuestras ciudades y es una gran solución a los atascos, los problemas de aparcamiento y la contaminación de todo tipo.

Otro punto a su favor es que cumple con todas las medidas de seguridad que te puedas imaginar. Tiene zonas de deformación para impactos, cinturones, ABS… Respecto al precio, este será mucho menor que el de un vehículo convencional, pues rondará los 4.500 euros, aunque, para los primeros clientes, habrá descuentos que lo dejarían en poco más de 3.000 euros.

El futuro está en tus manos

Las alternativas a la hora de renovar o adquirir simplemente un nuevo vehículo son cada vez mayores. Esto te abre a un mundo en el que tienes mucha más libertad y puedes elegir el tipo de vehículo según tus necesidades en cada momento. Ahora, más que nunca, es posible combinar un coche convencional para largas distancias con otro eléctrico para el día a día en nuestras ciudades. Pero, gracias a las autonomías y los precios que se van consiguiendo, así como a la aportación extra de la inclusión de la energía solar, es más que posible contar ya con vehículos propulsados de forma eléctrica o, al menos, híbrida, para cubrir el cien por cien de nuestras necesidades. Autonomías como los 500 km prometidos por Mercedes o similares de Tesla lo permiten. Y precios asequibles, como los 12.000 euros del Sono Sion, son unos caramelos difíciles de ignorar.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.