Blog de e-park

El proyecto SUNBATT. Una segunda vida para las baterías de los vehículos eléctricos

Es indudable que la expansión de los vehículos eléctricos y de los híbridos, en especial de los coches híbridos enchufables, traerá consigo importantes novedades en nuestra forma de vida. Entre otras ventajas, los vehículos eléctricos nos prometen una reducción drástica de las emisiones de gases tóxicos, menor contaminación acústica en las ciudades y un mayor ahorro en el consumo energético.

Además, también podrás notar la proliferación de estos automóviles con el aumento de postes de recarga en más de un aparcamiento privado de tu propia ciudad, e incluso en estaciones habilitadas para tal fin.

A pesar de sus grandes ventajas, hay un aspecto que preocupa a fabricantes y gobiernos, por lo que también deberías tenerlo muy presente: la contaminación de las baterías eléctricas.

Como bien sabes, los vehículos eléctricos hacen uso de baterías especiales que han de ser recargadas para el funcionamiento del automóvil. Al igual que ocurre con la batería de tu smartphone, los estudios revelan que la batería eléctrica de estos coches llega a perder hasta un 20 % de su capacidad en unos diez años. Por lo tanto, teniendo esto en cuenta, es muy probable que sea necesaria más de una batería eléctrica por matrícula a lo largo de toda la vida útil de un automóvil.

Así que para mitigar los efectos negativos de la acumulación de baterías desechadas, Endesa y SEAT están colaborando en la investigación de una posible solución que abra las puertas a una nueva vida para estas baterías antes de ser recicladas -lo cual, dicho sea de paso, es ecológico pero bastante costoso a todos los niveles-.

Qué es SUNBATT

Este es un proyecto de investigación tan ambicioso como lógico nacido al amparo de encontrar soluciones viables y eficientes al problema de las baterías eléctricas que se desecharán tras su vida útil en el seno de los vehículos eléctricos.

Puedes apreciar la magnitud de este proyecto si piensas que sus promotores son Endesa y SEAT y que en él colaboran el Centre d’Investigació de Recursos i Consums Energètics, el Institut de Recerca en Energia de Cataluya y la Universidad Politécnica de Cataluña.

Estas empresas e instituciones públicas están uniendo sus esfuerzos para contribuir al mantenimiento del medio ambiente abriendo la posibilidad a nuevas líneas de negocio gracias a la reutilización de unas baterías que, tras diez años de uso en vehículos eléctricos, aún seguirían conservando hasta el 80 % de su capacidad.

Un macrolaboratorio

Físicamente, SUNBATT es un laboratorio compuesto por un contenedor de quince metros cuadrados en el cual se encuentran interconectadas cuatro baterías eléctricas desechadas o de segunda vida -es decir, que ya no sirven para un vehículo eléctrico-, y cuyo comportamiento está siendo monitorizado para explorar todas las posibilidades de uso que aún siguen ofreciendo.

Funcionamiento de SUNBATT

Como te decíamos, SUNBATT está situado en un living-lab compuesto por un sencillo contenedor de quince metros cuadrados cuyo interior alberga cuatro baterías de vehículos eléctricos que han sido desechadas después de perder parte de su capacidad. Estas cuatro baterías eléctricas están interconectadas entre sí mediante una microgrid, o micro red, y a otros elementos.

Dichos elementos no son más que la red de distribución eléctrica, tres puntos de carga para los vehículos eléctricos y una serie de placas solares de 14 kW encargadas de “generar” energía o, mejor dicho, de captar la energía solar para que pueda ser reutilizada para el consumo humano. Como puedes imaginar, la energía captada por estas placas solares se almacenaría en las baterías eléctricas, que a su vez ofrecerían esta energía a través de la red de distribución para el consumo humano. Este consumo aún está en fase experimental, pero se están estudiando diversas posibilidades, tal y como veremos más adelante.

Un exquisito control informático

Todo el proceso descrito es estudiado y analizado pormenorizadamente por un ordenador ubicado detrás de los puntos de recarga del contenedor en el que están las baterías eléctricas. La función de este ordenador es, básicamente, la toma de decisiones y la monitorización del funcionamiento de la instalación. Lo mejor de todo es que los algoritmos del ordenador tienen capacidad de aprendizaje, por lo que los datos que recopila le sirven, a su vez, para optimizar constantemente su rendimiento.

Entre lo que tiene que decidir este ordenador se encuentra la dirección del flujo de energía. O dicho de otro modo, en función de diversos parámetros, los algoritmos inteligentes de este software deciden si el consumo eléctrico puede ser abastecido por las propias baterías de SUNBATT o directamente de la red eléctrica o incluso de las placas solares. Entre los factores que tiene en cuenta para la toma de decisiones están la previsión meteorológica, la predicción del consumo diario e incluso los precios de la energía en función del momento del día. Basándose en todo ello, SUNBATT elegirá qué fuente de energía es mejor emplear cada vez.

Carga a la carta

Por ejemplo, si pones a recargar tu vehículo eléctrico por la noche teniendo contratado un servicio eléctrico en el que a esas horas te salga más barata la energía, SUNBATT determinará si es mejor emplear la corriente de la red eléctrica. Por otro lado, si el software prevé que la luz solar de un determinado día va a ser insuficiente, decidirá hacer uso de las otras dos fuentes.

Para que te hagas una idea todavía más acertada sobre la entidad de este proyecto, SUNBATT dispone de otros dos sistemas informáticos capaces de monitorizar todos los procesos del proyecto emitiendo informes analizando la reducción de emisiones de dióxido de carbono e incluso la masa forestal salvaguardada gracias a su acción. Por otra parte, también se monitoriza la gestión y el consumo de energía, así como el propio estado de las baterías.

Objetivos de SUNBATT

Como puedes ver, el objetivo primordial de este proyecto de investigación es el ahorro energético y el consumo eficiente. Además, alargando la vida útil de estas baterías se contribuye más todavía a la viabilidad ecológica de los ya de por sí ecológicos vehículos eléctricos.

¿Imaginas instalar en tu hogar un aparato que te ayuda a recuperar la inversión en poco tiempo? Pues básicamente eso es lo que promete SUNBATT, sobre todo para quienes dispongan de vehículos eléctricos y para quienes vivan en zonas donde la red eléctrica no llegue. De este modo, gracias a la energía almacenada por las baterías, la autonomía y confort de esas viviendas aisladas será mucho mayor.

Por otro lado, si el producto final nos ofreciera los datos de monitorización que es capaz de ofrecer en la actualidad, basados en el ahorro de emisiones y de deforestación, así como de la factura de la luz, ello contribuiría a la concienciación medioambiental de los usuarios.

Grandes esperanzas sobre nuevos modelos de baterías

Finalmente, de las conclusiones a las que se llegue con el proyecto podrían extraerse nuevos modelos de fabricación de las baterías para su optimización como baterías de coches y como baterías que tendrán un segundo uso. Ello nos garantizaría un mejor aprovechamiento de las mismas y un probable abaratamiento en los costes de producción de los aparatos surgidos a raíz de SUNBATT.

Por lo tanto, podríamos resumir los objetivos de SUNBATT en:

  • Demostrar la viabilidad de una segunda vida de las baterías de los vehículos eléctricos.
  • Analizar el comportamiento de la reutilización de estas baterías.
  • Calcular el ahorro energético que supondría esta reutilización.
  • Minimizar el impacto medioambiental de los automóviles eléctricos.
  • Estudiar nuevos modelos de negocio basados en este proyecto.

Posibles usos de las baterías del proyecto SUNBATT

Tal y como te comentábamos, el abanico de posibles usos que gracias a este proyecto se les podrá dar a las baterías desechadas es amplio. La posibilidad de que la energía pueda ser volcada a la red eléctrica del hogar o almacenada en las propias baterías eléctricas es todo un aliciente para apostar por la viabilidad de este proyecto.

Así, SUNBATT nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una energía limpia procedente de recursos renovables como el sol, además de barata y eficiente. Ya no tendrías que estar pendiente del sol, ni asustado por la factura de la luz a fin de mes gracias a la inteligencia de SUNBATT.

Sin duda alguna, su carácter ecológico y la capacidad de ahorro de la que nos proveería son sus principales bazas. No obstante, existe un punto más a su favor, el cual no es más que su potencial para dotar de energía limpia a aquellos lugares donde la red eléctrica no llega o es insuficiente.

Además, también supondría el complemento ideal para quienes quieren tener su propio coche eléctrico pero que, al no disponer en su localidad de postes de recarga, se ven privados de cumplir sus deseos. Disponiendo de un aparato basado en la tecnología de SUNBATT estarás más cerca de tus sueños.

En definitiva, SUNBATT es otro proyecto que nos invita a pensar en un futuro más sostenible. Gracias a las ventajas que nos ofrece podrás ahorrar dinero en tu consumo energético al mismo tiempo que te garantiza un suministro eléctrico limpio para tu hogar y para tu vehículo. Tal vez un futuro mejor es posible, y puede que ese futuro esté más cerca de lo que puedas pensar.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.