Blog de e-park

¿Conoces los mejores lugares de España para practicar la escalada?

España es un lugar perfecto para disfrutar de la escalada. Nuestro territorio, con zonas montañosas variadas y atractivas, se presenta con frecuencia como un escenario ideal para los amantes de este deporte de aventuras que se realiza en permanente contacto con la naturaleza.

Si te gusta el montañismo, o si lo has practicado alguna vez, eres consciente de lo estimulante que resulta cumplir un objetivo deportivo de este tipo. Resulta maravilloso alcanzar una cima tras el esfuerzo, la constancia y el compromiso que conlleva y, una vez en ella, disfrutar de esos minutos de tranquilidad, plenitud y belleza paisajística en perfecta comunión con el entorno.

Queremos aprovechar este artículo para ofrecerte una guía práctica de destinos nacionales en los que disfrutar del montañismo. Vamos, pues, a verlos y comentarlos sin demora.

Albarracín

Situado en la poco conocida, pero bellísima, provincia de Teruel, es un escenario inmejorable para realizar escalada de diferentes niveles. Ofrece multitud de bloques y vías de distintas complejidades, así como un entorno natural extraordinario y un estupendo ambiente de escaladores.

Dado que se trata de un enclave de alto valor ecológico; es decir, una zona protegida, es preciso conocer y cumplir diferentes reglas y normativas que puedes consultar en la web del Gobierno de Aragón.

Es el mejor sitio, sin duda, para realizar escalada Boulder, un tipo de ascenso sobre roca que se realiza sin cuerda y sin las habituales medidas de sujeción. Se lleva a cabo en paredes de un máximo de 8 metros de altura y sus practicantes suelen emplear un tipo de colchón portátil. Los Pinares de Rodeno son el enclave perfecto para desarrollar esta actividad.

Sierra de Gredos

Al sur de la comunidad autónoma de Castilla y León se alza el Circo de Gredos, que destaca sobre las enormes cumbres de esta sierra. Entre lagunas y vegetación autóctona encontrarás paredes de alta exigencia, idóneas para los escaladores más veteranos. Durante la época invernal se suelen formar pequeñas cascadas y, entre febrero y marzo, los itinerarios de hielo, nieve y mixtos que ofrece son muy atractivos, especialmente en el Cuchillar de las Navajas y el Casquerazo.

Si estás buscando un nivel de dificultad menor La Galana es una estupenda alternativa. Además, Almanzor y Los Galayos también son zonas favoritas entre estos deportistas. Esta última reúne una serie de agujas graníticas que son excepcionales para los amantes de la escalada clásica.

Pirineos aragoneses

La frontera natural entre España y Francia adquiere, en la parte aragonesa, rango de escenario de montaña incomparable. Es un lugar top entre las preferencias de los escaladores más diversos, muy especialmente el Valle de Ansó, situado en Huesca, y la comarca de Sobrarbe.

Otro emplazamiento emblemático son los Mallos de Riglos, un verdadero paraíso para los alpinistas, a los que ofrece paredes de hasta 300 metros de altura. Su belleza monumental es otro de sus atributos, pero lo que de verdad emociona a los escaladores son sus formaciones geológicas de conglomerado. Tiene paredes verticales redondeadas espectaculares, e incluye abundantes panzas y desplomes, por lo que suele exigir una escalada atlética. También es un escenario variado, pues ofrece vías clásicas y modernas, según la zona de acceso.

El origen de este escenario natural, según cuenta una leyenda, corresponde a una bruja gigantesca que vivía en la aldea llamada Foz de Escalete, la cual ocupaba el lugar en el que ahora se encuentran estas torres naturales. Cansada de que los aldeanos se asustaran de ella, levantó estas rocas y se escondió para siempre. Así que, quién sabe, quizás salga a tu encuentro mientras estás escalando.

Picos de Europa

Este parque natural asturiano, sobradamente conocido, proporciona a los escaladores atractivos retos gracias a sus formaciones de piedra caliza. La presencia de vías de escalada es inagotable, por lo que nunca terminarás de descubrirlo al completo.

Sin embargo, la cima más famosa y atractiva es el Naranjo de Bulnes, el cual se puede coronar desde distintos recorridos y, por eso mismo, es accesible para escaladores de diferentes niveles. Con una altitud de más de 2500 metros, alberga en su cara oeste una pared vertical de 550 metros que resulta deliciosa para los más atrevidos.

La Pedriza

Este destino es otro de los más conocidos de la península Ibérica entre los escaladores en general. Localizado en la Sierra de Madrid, es un fantástico lugar para empezar a practicar y familiarizarse con los fundamentos técnicos y las primeras exigencias de la escalada. Sin embargo, eso no significa que solo resulte atractivo para los alpinistas inexpertos: también cuenta con vías exigentes y complicadas que no todos, de entre los más veteranos, son capaces de superar.

El acceso a esta montaña se realiza desde Manzanares el Real, al norte de la comunidad madrileña. En La Pedriza se ubica la principal escuela de adherencia de España, con más de 2000 vías. Además, cuenta con fisuras, regletas, romos y, de vez en cuando, desplomes.

Cala Varques

Desplazarse hasta la isla de Mallorca para practicar la escalada no parece, en un primer momento, demasiado lógico. Pero lo cierto es que este lugar, una de las playas más bonitas de las Islas Baleares, cuenta con una peculiaridad extraordinaria: si escalas y te caes, las aguas transparentes del mar Mediterráneo te acogen en su seno.

Esta realidad, junto al ambiente natural tan diferente en el que los escaladores se desenvuelven, se convierte en el gancho principal de este lugar. Con cantos pulidos y vías de diferentes exigencias, adecuadas para todo tipo de gente. Aunque te recomendamos que evites acudir en verano, ya que es un lugar con tanto encanto que quizás tengas que hacer cola en estas fechas.

Otro factor de riesgo a considerar es la presencia de ganado suelto por la zona. En cualquier caso, una vez que estás sobre la roca la experiencia te resultará absolutamente memorable.

Montserrat

En la comunidad autónoma de Cataluña, a muy poca distancia de Barcelona, se encuentran los macizos de Montserrat, que cuentan con más de 5000 vías distintas. Es posible, ante tantas alternativas, disfrutar con cualquier tipología de escalada y, en general, existen alternativas para todo tipo de niveles y experiencias.

A nivel técnico, la combinación de roca y paredes que la caracteriza exige un gran dominio de la colocación de pies, pues mantener el equilibrio es una de las dificultades principales. También la fuerza de dedos es un factor determinante en la mayoría de las escaladas monserratinas.

Para muchos, Monserrat Norte es la parte más atractiva, porque se encuentra más fresquita y ofrece estupendas paredes de gran calidad para practicar la escalada deportiva.

El Chorro

En la provincia de Málaga se encuentra el llamativo Parque de las Nieves, uno de los lugares nacionales más populares entre los escaladores. Ofrece más de 1000 vías multinivel, repartidas en múltiples sectores con grandes diferencias entre sus formaciones rocosas. En su fisonomía te encontrarás desplomes exigentes, fisuras paralelas que precisan un gran dominio técnico, regletas, placas y otras dificultades.

Como consecuencia del estupendo clima anual que ofrece, numerosos escaladores de todo el mundo lo eligen entre sus preferencias y acuden hasta El Chorro periódicamente. Entre sus posibilidades existen vías largas y de autoprotección, en función de las expectativas personales.

Montanejos

También en el Levante valenciano es posible encontrar un lugar excelente para escaladores: Montanejos, situado en la provincia de Castellón. Estamos hablando de un destino para todos los públicos de escalada, con una llamativa variedad de rocas y muchas vías (1300) que no exigen grandes desplazamientos para empezar a disfrutarlas. Asimismo, cuenta con vías deportivas multinivel, perfectamente acondicionadas.

Inicialmente era un escenario de alta dificultad, aunque en las últimas guías se ha reducido esta complejidad. Entre sus rasgos diferenciales figura la presencia de un buen número de fuentes termales que tienen virtudes medicinales, con aguas que brotan a 25 ºC y en las que resulta imposible resistirse a darse un chapuzón en casi cualquier época del año.

Margalef y Siurana

En la provincia de Tarragona se encuentran estos dos emplazamientos sumamente interesantes. El parque natural de la Serra de Montserrat -que acoge la escuela de Margalef- cuenta con más de 400 vías, con una altura promedio de 25 metros, que dan respuesta a los deseos de escaladores con todo tipo de nivel.

Asimismo, Siurana es un pequeño pueblo ubicado entre acantilados en el parque natural de Montsant y alberga un verdadero reto de escalada en roca caliza que no para de crecer en popularidad.

En conclusión

Como has visto, las opciones de escalada en España son muchas y diversas. Se encuentran distribuidas en numerosas regiones de España, desde Aragón hasta Andalucía, pasando por Asturias, Castilla, Valencia o Madrid.

Además de proporcionar vibrantes experiencias deportivas dirigidas a escaladores de todos los niveles, visitar estos lugares supone disfrutar de unos escenarios naturales inmejorables, así como beneficiarse de la tradicional vocación turística que nuestro país siempre ha demostrado.

Cuando se trata de viajar, el servicio, la amabilidad y la solicitud de los profesionales españoles no desmerecen a los de ningún otro del mundo. Así que no lo dudes, prepara tus cosas y decide cuál de estas cimas vas a coronar este fin de semana.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.