Blog de e-park

Alemania. Un país por descubrir

En el centro de Europa se esconde una joya turística bajo el nombre de Alemania. El país alemán alberga una gran cantidad de lugares dignos de visitar, desde castillos medievales, pasando por los bellos pueblos nevados de los Alpes, hasta la ecléctica capital Berlín. Otro aspecto a tener en cuenta si quieres visitar Alemania es su clima fresco, perfecto para los que odian el calor. Prepárate para conocer los lugares más bellos de Alemania.

Los lugares más visitados

Una de las características del país es que cada ciudad tiene una naturaleza propia. Nada tiene que ver el encanto de Hamburgo con lo cosmopolita que es Berlín o los paisajes de película de los Alpes. A continuación, te presentamos los mejores lugares para visitar según los viajeros.

1. Reichstag o Parlamento Alemán en Berlín

Quizá sea uno de los emblemas más importante de Berlín. El Parlamento Alemán es obra del arquitecto Norman Foster. Se trata de uno de los edificios más visitados que, antes de ser Parlamento Alemán, fue la sede del Parlamento del Imperio Alemán y luego la sede de la República de Weimar. Uno de los principales encantos del edificio es la cúpula, la cual es transitable por los turistas.

2. Marienplatz (Múnich)

Quizá sea la plaza más emblemática de Múnich, pero no solo eso, también es una de las más visitadas de Alemania. Ahora es el centro de transportes de la ciudad de Múnich donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad, pero hace un par de siglos era el lugar donde los comerciantes vendían sus productos a los alemanes. También se puede visitar en la Marienplatz, el Glockenspiel, una torre de más de 80 metros que alberga un total de 43 campanas. En la misma plaza también se puede encontrar la catedral y el Museo del Juguete. Como ves, se trata de un lugar imprescindible si visitas Múnich.

3. Museo de Mercedes-Benz en Stuttgart-Untertürkheim

El tercer lugar más visitado de Alemania es radicalmente diferente a los demás. Se trata del museo de la marca Mercedes-Benz inaugurado en 2007. El museo cuenta con una superficie de 16 500 m2 donde se pueden visitar más de 160 coches de diferentes épocas.

4. Kölner Dom o La Catedral de Colonia

La Catedral de Colonia debía aparecer en esta lista, ya que quizá se trate de una de las catedrales más características del mundo. Se trata de uno de los exponentes más emblemáticos de la arquitectura gótica. En su interior se pueden visitar algunos tesoros, como una urna de oro en la cual se guardan los restos mortales de los Tres Reyes Magos. Pero si algo no te puedes perder son las vistas que ofrecen el mirador de la Torre Sur en el Museo del Tesoro. La torre tiene una altura de 157 metros.

5. Römerberg en Frankfurt

La plaza de Römerberg es uno de los principales atractivos de la ciudad vieja de Frankfurt. En ella se pueden observar las típicas casas con un acabado triangular y la Iglesia de San Nicolás. Otra atracción es el Rathaus Römer, una casa consistorial construida en 1405, donde fueron coronados diversos emperadores alemanes. Actualmente el Rathaus Römer es el Ayuntamiento de Frankfurt y no admite visitas guiadas. Si tienes la suerte de visitar la ciudad durante el periodo navideño, no puedes perderte el Mercado de Navidad, el cual se celebra desde hace más de siete siglos y es uno de los más importantes del país.

Las ciudades más emblemáticas de Alemania

Que Alemania es uno de los destinos turísticos más concurridos no es ninguna sorpresa. Sus ciudades, cada una con su historia y atracciones la convierten en única. A continuación, te presentamos las 5 ciudades que no te puedes perder en tu viaje a Alemania.

1. Berlín

El número uno de la lista no podía ser otro que la capital, Berlín. Actualmente, se trata de la ciudad más cosmopolita, cultural y ecléctica, pero esto no está reñido con ser una capital tranquila, la cual no destaca por tener mucho ruido, ni tránsito ni mucha contaminación. Lo que verdaderamente destaca de Berlín es su historia y su arquitectura.

Si visitas Berlín, no puedes olvidarte de visitar el famoso Muro de Berlín, el cual fue levantado por la República Democrática Alemana y no fue derribado hasta 1989. Como curiosidad, cabe destacar que el muro fue construido prácticamente en un día y con más de 160 kilómetros consiguió rodear la ciudad. Actualmente, uno de los mayores atractivos del muro son los grafitis presentes en él. Otros de los atractivos de la ciudad son: la puerta de Brandemburgo, la Isla de los Museos, la Catedral de Berlín y el Parlamento Alemán.

2. Múnich

Múnich, la capital de la zona de Baviera, es una de las ciudades alemanas con una mayor calidad de vida. La parte más turística de la ciudad se encuentra en su centro histórico. Destaca, como ya hemos mencionado anteriormente, la Marienplatz, uno de los lugares más emblemáticos y que no debes perderte.

La Iglesia de San Pedro es otro de los encantos de la ciudad, ya que se trata del templo católico más antiguo de Alemania. Desde su mirador, hay unas espectaculares vistas panorámicas del centro histórico. Si tienes suerte y pillas un día despejado se pueden incluso llegar a observar los Alpes.

Junto a la Iglesia de San Pedro se encuentra Viktualienmarkt, el mercado más importante y conocido de la ciudad de Múnich. En él podrás encontrar una gran variedad de fruta y verdura, comida gourmet, cerveza, etc. Tampoco puedes perderte la Catedral.

3. Hamburgo

Hamburgo es la ciudad portuaria por excelencia de Alemania. Es un destino turístico que ofrece muchos atractivos y lugares con encanto. Si visitas la ciudad, no te puedes perder el Ayuntamiento; además, las calles que le rodean tienen un encanto especial, sobre todo en Navidad. Otro imprescindible es el distrito Warehouse y sus diferentes canales.

Si eres de los valientes que visita la ciudad en una época diferente a la estival, lo más normal es que pases bastante frío, ya que es una ciudad húmeda con bajas temperaturas. El mejor remedio es pedirse un buen vaso de Glühwein, que no es otra cosa que vino caliente.

4. Colonia

Colonia es perfecta para hacer una escapada de fin de semana. Como ya hemos mencionado, uno de los principales atractivos de la ciudad y por lo cual es famosa es por su impresionante Catedral gótica. Junto al edificio religioso, el puente de hierro de Hohenzollern es otro de los emblemas de la ciudad. Este puente une la Colonia histórica con la Colonia medieval. Actualmente, como ya es costumbre en este tipo de puentes, está lleno de candados de enamorados que buscan conseguir un amor eterno. Si cruzas a la zona industrial obtendrás unas preciosas vistas panorámicas de la ciudad.

Si tienes suerte y ves un rayo de sol en tus días en Colonia, no olvides acercarte al Jardín del Rin, un parque donde hay gran ambiente en días soleados. Si eres amante de la historia, recuerda visitar el Museo Documental del Nacionalsocialismo. Es una exposición gráfica en la que se pueden observar todas las calamidades que vivió el pueblo alemán durante la época nazi.

5. Frankfurt

La última ciudad de la lista, pero no por ello menos importante, es Frankfurt. Los lugares con mayor encanto de la ciudad están situados en la ciudad vieja de Frankfurt: aquí se encuentra el Römer, un edificio de época medieval que ha servido como ayuntamiento durante más de seis siglos. Este edificio se encuentra en la plaza del Römerberg, una parada obligatoria de tu visita. Durante siglos ha sido el lugar elegido por los alemanes para hacer intercambios comerciales y también es el lugar que donde se coronaban los diferentes emperadores.

Los amantes de la literatura no pueden desaprovechar la oportunidad de visitar la casa del escritor y pensador Johan Wolfgang von Goethe, uno de los precursores del Romanticismo. Otros lugares que no te puedes perder son: el Museo Alemán de Cine, el Jardín de Palmeras y los rascacielos de Frankfurt.

Lugares imprescindibles

Por último, queremos recomendate tres de los principales encantos de Alemania que no se podían quedar fuera de este post. En primer lugar, el Castillo de Neuschwanstein, también conocido como La nueva piedra del cisne. Está situado en el estado de Baviera y es tal su importancia que actualmente lo visitan un millón y medio de turistas. En segundo lugar, si eres un amante de la naturaleza, no te puedes perder la Selva Negra, ni su ruta de los balnearios. Por último, el Oktoberfest. Si te da igual visitar el país alemán en cualquier época del año, hazlo en octubre. Además de hacer aún algo de buen tiempo, podrás disfrutar de la fiesta alemana por excelencia, el Oktoberfest, fiesta en la que la cerveza es la protagonista.

Ahora ya conoces todos los encantos de Alemania, así como las ciudades más importantes para sacarle el máximo provecho a tu viaje. No lo dudes, no esperes más, haz las maletas. ¡Alemania te está esperando!

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.