Blog de e-park

Museos de motor por España

En nuestro país hay muchos apasionados del automovilismo. Si eres uno de ellos, te interesará saber que existe un buen número de museos de motor por España. Y no solo estos. También hay abundantes colecciones privadas que nada tienen que envidiar a los primeros y que, en muchos casos, puedes visitar igualmente.

Gracias a todas estas instalaciones, puedes conocer la historia del automóvil desde sus inicios. Pero también observar auténticas joyas del motor que actualmente son únicas y que pertenecen a una época en la que los coches se hacían prácticamente a capricho de quienes iban a ser sus propietarios.

Por tanto, vamos a proponerte un recorrido por nuestro país visitando los museos del motor más interesantes. Hay más, pero sus colecciones o bien son más pequeñas o bien albergan menos modelos exclusivos.

Un recorrido por los museos de motor por España para revivir la historia del automovilismo

Desde Gerona hasta Málaga pasando por Barcelona y desde Salamanca hasta Jaén pasando por Madrid, tienes muchos museos de motor por España que merece la pena ver. Y, como decíamos, también las colecciones particulares que, en muchos casos, nada tienen que envidiar a aquellos. Vamos a empezar, justamente, por Málaga.

Museo Automovilístico de Málaga

Posiblemente sea el más famoso de España. Sus responsables entienden el automóvil como una obra de arte (así reza su lema). Cuenta con más de cien vehículos pertenecientes a marcas tan prestigiosas como Rolls Royce, la desaparecida Hispano Suiza, Bentley, Jaguar, Packard Auburn, Ferrari o Mercedes Benz.

La exposición se organiza con arreglo a varios criterios. Así, «Dorados 20», «Belle Epoque», «Coches de Sueño», «Art Decó» o «coches populares». Se encuentra en pleno centro de Málaga, concretamente en la avenida de Sor Teresa Prat, 15, y la entrada cuesta solo 7,50 euros.

Lo encontrarás abierto de martes a domingo entre las 10 y las 19 horas. Y este último día, a las 12.30 horas, se realiza una visita guiada con arranque de todos los motores. Porque, como ves, los coches están listos para salir a la carretera.

Museo de Historia de la Automoción de Salamanca

Fue el primero que se abrió en España gracias a la colección Gómez Planche, que conforma el grueso de los vehículos expuestos. Estos son más de cien entre coches, motocicletas y vehículos de competición.

Pero también hallarás en él piezas y accesorios del mundo del motor. E igualmente, muchos documentos que muestran toda la historia del automovilismo. Entre estos, datos sobre los primeros experimentos mecánicos del siglo I antes de Cristo. Así mismo, de manera ocasional se exponen prototipos del futuro.

Encontrarás este museo en la plaza del Mercado Viejo de Salamanca. Abre de martes a domingo y la entrada te costará solo 4 euros.

Colección de Automóviles de Salvador Claret

Pese a tratarse de una colección privada, es más grande que los museos anteriores. Concretamente, alberga casi trescientos vehículos de todas las épocas. Destacan entre ellos los de fabricación española, pues hay presencia de Hispano Suiza, Pegaso, Bonet, Ricart u Orix. Y en cuanto a las motos, de Bultaco, Montesa o Derbi.

La exposición se acompaña de una amplia biblioteca sobre la historia del automovilismo. En esta puedes encontrar 15 000 catálogos de vehículos y 4.000 libros sobre el tema. El museo está en Sils, provincia de Gerona. Abre todo el año de jueves a domingo y la entrada te costará 5 euros.

Museo de la Automoción Roda Roda de Lérida

Sin salir de Cataluña encontrarás otro interesante museo, aunque más pequeño que los anteriores. Cuenta con más de treinta vehículos pertenecientes a distintas épocas. Algunos han sido donados por coleccionistas, pero el grueso lo compone la colección municipal, en la que destacan un autobús correo y un tractor.

La entrada es gratuita y lo hallarás abierto todo el año de martes a domingo. Además, el último sábado de cada mes, a las 12 horas, tienes visitas guiadas que lo hacen más interesante si cabe.

Museo Torre de Loizaga

En tu recorrido de los museos de motor por España no debes dejar de visitar este. Fundamentalmente, tienes que hacerlo porque alberga la mayor concentración de Rolls Royce de Europa. Son modelos fabricados entre 1910 y 1998 pertenecientes a la colección de automóviles de Miguel de la Vía.

La instalación se halla a 30 kilómetros de Bilbao y está abierta solamente los domingos y festivos. En cuanto a la entrada, te costará 7 euros.

Museo Fundación RACE

Este museo, ubicado en el Circuito del Jarama de Madrid, destaca por su selección. Y es que cuenta con joyas como un Mercedes Simplex de 1904, un Delahaye de 1899 y un Delaunay & Belleville de 1908. Así mismo, pone a tu disposición una amplia biblioteca sobre el automóvil con más de cuatro mil volúmenes.

Lo encontrarás abierto de lunes a viernes entre las 10 y las 14 horas, salvo en el mes de agosto, y la entrada es gratuita.

Museo de Coches Antiguos Hermanos del Val

Se trata de otra colección privada que merece la pena que visites. Se encuentra en Andújar, provincia de Jaén, y para verla tienes que concertar cita en la oficina de turismo de la localidad. Pero contiene joyas como un Fort Model T, un Chalmers 30 o un Oldsmobile Curved Dash. En total, son casi 60 automóviles, y también destacan algunos Peugeot y Bugatti.

Museo Eduardo Barreiros

La instalación está concebida como homenaje a la persona que le da nombre, que fue uno de los personajes más destacados de la automoción en España.

Pero en ella puedes encontrar verdaderos clásicos, tanto en camiones como en coches. Entre los primeros, un Barreiros Saeta 75, y entre los segundos, un Simca 900 GLE o un Dodge Dart de 1965. Y, junto a ellos, un autocar Barreiros y dos tractores, así como un destacado fondo de documentación. Solo podrás visitar la instalación con cita previa.

Museo de Melilla

Esta pequeña exposición te ofrece una treintena de coches. Pero, además, destaca por complementarlos con un sinfín de piezas antiguas. Entre ellas, surtidores de gasolina, matrículas históricas, motores, herramientas de taller e incluso carteles publicitarios de las carreteras.

Museo de Motos Basella

Este museo es uno de los más importantes en cuanto a motocicletas de España. Lo encontrarás en Basella (Lérida). Cuenta con casi doscientas, que abarcan desde 1902 (hay una preciosa Clement de ese año equipada todavía con luz de gas) hasta 2006. Las hay pertenecientes a marcas españolas como Bultaco, OSSA o Sanglas, pero también a extranjeras como Harley Davidson, Norton o Ducati.

Hallarás abierto el museo todos los días, excepto los miércoles, entre las 10 y las 18 horas. La entrada te costará 9 euros, aunque existe una reducida de 6. Merece la pena que lo visites.

Colección Hermanos Vilanova

Los orígenes de este museo son de lo más curioso. Todo comenzó cuando Josep y Salvador Vilanova, dedicados al textil, se hicieron con dos vehículos antiguos para saldar la deuda de un moroso.

Ello despertó su pasión y hoy el museo cuenta con más de cincuenta coches que abarcan desde clásicos de Packard o Hispano Suiza hasta modernos deportivos de Aston Martin o Ferrari. Y todos en perfecto estado. Tanto es así que los más antiguos suelen participar en carreras de automóviles clásicos.

Encontrarás esta colección en Caldas de Montbui (Barcelona), aunque tendrás que pedir cita previa para vistarla, ya que no está abierta al público.

Colección Ramón Magriñà

Es una de las más grandes y variadas de España porque cuenta con un total de 64 coches y 60 motocicletas. Pero también con 65 bicicletas, triciclos y hasta 2 motores de avión de la marca Hispano Suiza.

Entre los automóviles, hay 6 Rolls Royce que abarcan desde 1923 hasta 1950, 4 Hispano Suiza (uno de ellos, de 1916) y otras joyas del automovilismo. Como curiosidad, entre las bicicletas hay una Michaux de 1860.

Hallarás esta colección en Masllorenç, comarca del Bajo Penedés, en la provincia de Tarragona. Y, como sucede con otras, solo la podrás visitar con cita previa.

Museo de Coches de Época Marc Vidal

En la misma provincia de Tarragona, concretamente en la localidad de Ruidoms, tienes esta otra colección realmente interesante. En casi mil metros cuadrados combina coches y motos, con marcas como Rolls Royce, Hispano Suiza, Cadillac o Alpine. Así mismo, te brinda otros objetos como surtidores de combustible antiguos y carteles publicitarios de época.

También alberga exposiciones temporales y te ofrece bar y restaurante. Solo abre domingos y festivos entre las 10 y las 13 horas, pero sus visitas son guiadas.

En conclusión, estos son algunos de los lugares más recomendables para cualquier aficionado a la automoción. Si tú lo eres, te recomendamos que los visites todos.

No obstante, si quieres planificar un recorrido más amplio a través de los museos de motor por España, vamos a aconsejarte alguno más. Por ejemplo, la Colección de Vehículos Históricos Valle de Guadalest, en la provincia de Alicante; el Museo Alfercan, en Avilés (Asturias), que combina los coches clásicos con una colección de instrumentos musicales de todo el mundo, o el curioso Museo de Carruajes y Motocicletas Zamar, que encontrarás cerca de Cartagena (Murcia).

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.