Blog de e-park

Largos trayectos en coche con niños

Viajar es una experiencia con la que también educas a tus hijos, puesto que un viaje representa la oportunidad de descubrir otros destinos, sus costumbres y tradiciones. Una de las ventajas del coche como medio de transporte en la realización del viaje es que tienes la oportunidad de concretar el horario de salida que mejor se ajusta a las necesidades familiares o, incluso, de improvisar si surge algún imprevisto. Sin duda, viajar con niños es una experiencia inolvidable.

Planificación del viaje

El viaje comienza incluso antes de haber iniciado la ruta, es decir, el inicio de esta escapada comienza con la planificación de los detalles. Por ejemplo, es recomendable que estudies el mapa y analices cuál es el mejor itinerario para recorrer la distancia que separa el lugar de salida del destino de llegada.

Si tienes amigos o familiares que ya han viajado previamente a ese lugar puedes pedir opinión al respecto. Para incrementar tu actitud proactiva en la organización de este viaje es recomendable que te ocupes de todo aquello que puedes controlar de manera anticipada. De este modo, también incrementas la resiliencia familiar para hacer frente a los posibles imprevistos que pueden surgir durante el camino.

Comodidad

Desde el punto de vista de la moda infantil, la elección del conjunto depende del contexto, es decir, de la actividad a realizar en esa jornada. Cuando se trata de realizar un viaje largo en coche, conviene seleccionar prendas que cumplen por encima de todo con el criterio de la comodidad no solo en el diseño, sino también, en la textura.

Conviene elegir prendas que se adaptan al niño con total naturalidad. Existe una relación de causa y efecto entre el tipo de ropa y la experiencia del viaje. Las prendas incómodas también multiplican la incomodidad en el viaje.

Este no es el mejor momento para que el niño estrene ropa nueva, sino para que utilice algunas de esas prendas de su fondo de armario con las que se siente totalmente confortable. La ropa no es un aspecto secundario, sino totalmente prioritario.

Empatía

Es muy importante que tengas empatía con tu hijo para observar las características de este viaje desde su punto de vista y no solo desde el tuyo. Por ejemplo, la percepción del tiempo es totalmente diferente en un niño o en un adulto. Por ello, si un viaje ya es largo de por sí en tiempo, esa sensación todavía es más pesada para el niño si no se parte de una planificación previa.

Por ello, conviene reforzar el entretenimiento durante el viaje a través de alguna propuesta sencilla de ocio que se ajusta al contexto específico del medio de transporte. Por ejemplo, prepara una selección de canciones infantiles. Temas musicales que se conviertan en la banda sonora de ese viaje a través de la ilusión y la motivación que producen estas melodías.

La literatura también es uno de los pasatiempos que más gusta a los niños como muestra el aprendizaje en torno a una historia con personajes divertidos. Puedes sorprender a tus hijos con una propuesta de audiocuentos para escuchar en el coche, siendo esta idea una de las mejores sugerencias de acompañamiento durante el trayecto.

Este tipo de actividad produce más beneficios. Por ejemplo, es una técnica de promoción de la lectura con la que alimentas en tus hijos la curiosidad por los libros. A través de un audiocuento, los niños pueden incrementar su imaginación durante su viaje en coche.

Puedes seleccionar un catálogo de cuentos de siempre como inspiración para esa escapada. Durante el viaje, también puedes comentar aspectos improvisados sobre los detalles del paisaje que se observa a través de la ventana. Y, además, así como el cuento es uno de los medios de entretenimiento para viajar en coche, también puedes contar tus propias historias. Algunos juegos también son sencillos para disfrutar en este momento, por ejemplo, las adivinanzas. La dinámica de este ejercicio es muy sencilla y, además, también incrementa el ingenio y la capacidad de concentración.

Tal vez tú recuerdes algunos de tus viajes en coche cuando eras un niño. Esos recuerdos pueden ayudarte a tener más empatía con tu hijo. Y también pueden darte ideas de entretenimiento. ¿Cuáles son los cuentos preferidos del niño? ¿Y esas canciones que le hacen soñar? Este puede ser un buen momento para dar protagonismo a estas preferencias.

Paradas y descanso

Para que todos los miembros del vehículo puedan descansar durante el trayecto, por supuesto, también el conductor, es fundamental realizar paradas de forma frecuente. Por ejemplo, una parada cada dos horas. En este momento, los niños cambian de posición, juegan y descubren el entorno.

Nunca tengas prisa por llegar al lugar de destino. Disfruta del proceso como un momento para vivir más que como un viaje. Esta es una experiencia de familia. Es decir, es una oportunidad para compartir tiempo de conversación.

Cada parada se convierte en un premio tras la distancia recorrida previamente en el coche. Por ello, conviene vivir ese momento con la motivación de estar más cerca de la meta pero disfrutando del presente. Para hacer un balance general del tiempo del viaje conviene sumar también las paradas previstas.

Comparte los planes del viaje

Para motivar a tus hijos durante esa escapada, también puedes compartir con ellos algunos de los planes que van a disfrutar en el lugar de destino. Por ello, al programar la agenda de actividades de ocio y tiempo libre es fundamental dar un protagonismo especial a los niños. Al compartir con ellos esta información, su atención se centra no solo en el trayecto, sino también en esa propuesta de diversión.

A través de tus palabras, recreas la esencia misma de ese viaje. Por ello, comparte todos los detalles positivos para mostrar las ventajas que tiene viajar. Transmite ilusión no solo a través de tus palabras, sino también, por medio de tu tono de voz.

Horario del viaje

Al elegir el ciclo temporal del viaje es recomendable adaptarlo a las necesidades propias del niño. Por ejemplo, si viajas durante la noche, la ventaja de ello es que es que el niño irá descansando durante buena parte del trayecto. Una de las ventajas de viajar de noche es que las carreteras tienen menos tráfico en ese momento. Sin embargo, puede ocurrir que quien conduce prefiera viajar de día si no se siente cómodo conduciendo en la oscuridad. Es decir, aunque conviene dar un protagonismo especial a los niños durante el viaje, es fundamental que el propio conductor también se cuide a sí mismo y escuche sus necesidades.

También puedes concretar el horario de día teniendo en cuenta en qué horas suele descansar el niño. Cuando se trata de viajes que coinciden con periodos de operación salida, fechas en las que aumenta el número de desplazamientos en carretera, es fundamental que estés constantemente informado por medio de fuentes de autoridad como la DGT.

Sigue cualquier indicación dada al respecto. Más allá del horario específico de organización del viaje, es fundamental que el conductor descanse muy bien antes de ponerse a conducir el coche.

Mentalización

Como padre o madre, es fundamental que visualices ese viaje con motivación, es decir, imagina la escena de la escapada en coche mientras notas cómo todo fluye en un contexto de armonía, bienestar y diversión. Organizar los preparativos de un viaje en coche con niños puede ser una tarea estresante cuando partes del cansancio de las largas horas de trabajo y la conciliación laboral. Por ello, para que la impaciencia no arruine tu estado de ánimo durante esta escapada, es recomendable que ejercites el arte de la paciencia a través de una disposición positiva para el viaje.

Los ejercicios de visualización previos a la fecha de salida pueden ser especialmente nutritivos para alimentar tu estado de ánimo con la motivación. Además, también puedes incrementar tu presencia consciente en el ahora por medio del control de la respiración.

Además, intenta terminar con asuntos pendientes de resolver con carácter de urgencia antes de iniciar ese viaje para comenzar la escapada sin la sensación de peso emocional que produce la experiencia de los asuntos pendientes que te esperan hasta tu regreso. Ocuparte de estas tareas te ayudará a disfrutar de verdad de este viaje en familia.

Consejos contra el mareo

Cuando a partir de experiencias previas de viaje en coche o en autobús has observado que el niño suele marearse en carretera, es recomendable que previamente a esta escapada consultes la situación con el pediatra del niño para que te pueda orientar sobre posibles fórmulas de prevención.

Sistema de retención infantil

Es importante hacer uso de un sistema de silla infantil que esté homologado. A su vez, el dispositivo debe estar colocado correctamente. Para elegir el mejor producto es recomendable que solicites asesoramiento personalizado al profesional que te atiende en el punto de venta.

Por tanto, viajar con niños es una experiencia familiar que adquiere unas características concretas en un viaje largo. Estos consejos pueden ayudarte a planificar esa escapada con motivación. Además, planifica también los detalles de alimentación en torno al viaje.

Aquesta pàgina web utilitza cookies per millorar els serveis oferts. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús i instal·lació. Per a més informació faci clic aquí.